Jueves, 28 de Mayo 2020

Espacios culturales independientes son golpeados por la pandemia

Dueños y directores de espacios escénicos de la ZMG señalan la desatención que ha tenido el Estado con respecto a estos recintos; proponen la creación de un fondo de apoyo

Por: El Informador

Juan Méndez. El director de Foro Periplo hizo un estimado de las afectaciones que ha vivido este recinto por la pandemia. EL INFORMADOR/A. Camacho

Juan Méndez. El director de Foro Periplo hizo un estimado de las afectaciones que ha vivido este recinto por la pandemia. EL INFORMADOR/A. Camacho

Recientemente se llevó acabo la tercera y última mesa de diálogo del ciclo de conferencias orquestadas por Cultura UDG para brindar un espacio de reflexión que aporte soluciones para el gremio de las artes escénicas. Para esta charla se contó con la participación de: Mauricio Cedeño (Teatro María Teresa), Olga Valencia (El Venero), Moisés Orozco (Foro del Tercer Grupo) y Juan Méndez (Foro Periplo); dicha mesa fue moderada por Sergio Ramírez. En esta charla se abordó el tema de los espacios culturales independientes, los cuales han sido fuertemente golpeados por la pandemia causada por el COVID-19.

La mesa de diálogo inició con la intervención de Cedeño, quien contó su experiencia ante un teatro que justo antes de inaugurar fue golpeado por la pandemia: “Después de ser restaurado este espacio que es patrimonio de la humanidad, y después de préstamos bancarios y una suma de esfuerzos, la inauguración del mismo ha tenido que ser pospuesta indefinidamente”. Comentó que su situación con el Teatro María Teresa es particular, pues no puede acceder a apoyos económicos institucionales porque no tiene ni un día de operación.

Juan Méndez contó que ante la pandemia no solo se afectó la programación del Foro Periplo, sino las presentaciones de la compañía de circo, y dos festivales internacionales que tuvieron que suspenderse. Ante esta situación, Méndez estima que alrededor de 85 artistas se vieron afectados directamente por este cierre.

Por su parte, Moisés Orozco compartió que su principal preocupación es buscar soluciones para los trabajadores: profesores, técnicos y personal de seguridad e intendencia que se quedaron sin trabajo desde el inicio de la pandemia.

Durante su intervención, Olga Valencia comentó que “un espacio no puede vivir sin el público”, y rememoró la historia desde la creación del foro El Venero, y las principales actividades culturales que ahí se han presentado. También, aclaró que como grupo artístico no han parado actividades, a pesar de que el foro permanece cerrado actualmente.

Sergio Ramírez agregó que a pesar de que los espacios culturales independientes puedan consolidarse como empresas autosustentables, esta pandemia puso en evidencia la vulnerabilidad de dichos recintos. Al respecto, Moisés Orozco hizo un señalamiento de la desatención que el Estado y  la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC) han hecho con respecto a los recintos culturales independientes, y llamó a la creación de un fondo de apoyo ante esta situación, pues son apenas una decena de recintos en la ciudad que podrían verse beneficiados.

Así mismo, Olga Valencia realizó un llamado a que las políticas públicas consideren a estos espacios privados como generadores de cultura, pues rara vez las instituciones gubernamentales toman en cuenta a estos recintos para la realización de festivales.

Ante el planteamiento de que estos espacios volverán a operar a partir de agosto y con un 30 por ciento de su capacidad, Juan Méndez reflexiona sobre lo que eso implica para los lugares con aforos de 120 personas, pues tras cinco meses de parar operaciones, podrán volver con un aforo de sólo 30 personas y tras hacer una gran inversión para cumplir con los protocolos de sanitización.

Finalmente, Mauricio Cedeño se preguntó cómo generar la confianza para que el usuario regrese a estos espacios y propuso realizar una campaña para regresar algo a los artistas que han hecho que esta pandemia sea más llevadera para las personas que se quedaron en casa.

Temas

Lee También