Viernes, 21 de Enero 2022

Eduardo López Moreno: un mundo de miradas

El fotógrafo presenta en el MUSA la exposición “Las miradas del mundo”

Por: El Informador

Eduardo López Moreno. Las fotos que presenta fueron capturadas en sitios que visitó como parte de la labor que realiza en ONU-Hábitat. ESPECIAL

Eduardo López Moreno. Las fotos que presenta fueron capturadas en sitios que visitó como parte de la labor que realiza en ONU-Hábitat. ESPECIAL

Realizada en colaboración con la Fundación Universidad de Guadalajara en los Estados Unidos y el apoyo del Legado Grodman, la exposición “Las miradas del mundo”, del fotógrafo Eduardo López Moreno, se exhibe desde el pasado viernes 10 de diciembre en el Museo de las Artes (MUSA) de la UdeG; se trata de un conjunto de obras seleccionadas por el curador español Jorge Pozuelo en el que la gente es protagonista central de las historias que proyectan estas imágenes que permanecerán en el recinto museístico hasta el 13 de febrero próximo.

En este sentido, las fotografías fueron capturadas en sitios que el artista ha tenido oportunidad de visitar como parte de la labor que lleva a cabo en ONU-Hábitat, como director de Investigación y Construcción de Capacidades en la oficina sede de Nairobi, Kenia, entre los que se incluyen otras naciones africanas pero, asimismo, países como Canadá, Estados Unidos, India, México o Bolivia.

Miradas distintas

Así, esta muestra consta de “casi las mismas imágenes” que la que se exhibió hace unas semanas en el Centro de las Artes de San Luis Potosí; la UdeG decidió apoyar esta exposición -dice el artista- desde “un punto de vista más itinerante, con fotos que datan de hace seis o siete años, elegidas por un curador al que se contrató para ese fin”.

El título de la exposición, en estos términos, “es una intermediación, desde una perspectiva de miradas”, explica López Moreno en entrevista con EL INFORMADOR, “son la captura de una perspectiva social, un posicionamiento político mío sobre lo que es o debería ser la fotografía; por otro lado, con la intención de retratar gente que está viendo a la cámara, como un sujeto que interroga un poco a quienes le ven. Una mirada que sería un llamado a la consciencia”.

Cualquiera de estas imágenes, explica el fotógrafo, “pretende ser un mensaje en el que, quien lo ve, sienta que ve un espacio más vasto, que puede imaginar y no ver sólo la memoria o historia del lugar sino, de alguna forma, reconstituir el futuro de esa persona; el objetivo es plantear todas estas nuevas narrativas que pueden ser contrastadas entre la gente pero que nos plantean una realidad distinta”.

Narrativas visuales

Dedicado a la investigación en ONU-Hábitat, López Moreno detalla que “habituado a trabajar en medio de cifras y conceptos, me parece que la fotografía complementaba esa visión, donde la realidad casi se torna inenarrable o por lo menos difícil de presentar; la foto muestra compuertas claras que permiten que apreciemos qué somos y qué intentamos ser”.

Con todo, el fotógrafo es claro al decir que “aunque pudiera parecerlo, no me interesa presentar la pobreza, la marginalización o la exclusión per se, sino la idea de que las personas siempre están haciendo algo para salir de ella. Muchas de las fotos en el mundo, hoy día, presentan narrativas visuales simples, contrastantes, son recursos estilísticos que -desde mi punto de vista- están desprovistos de una construcción contextual. Mis fotos buscan, justamente, construir ese puente, que sería que en lugar de mostrar diferencias intentar exhibir lo que nos une”.

Posibilidades de contacto

Es ahí donde, detalla el artista, “las calles, algunos espacios públicos, actividades de recreación, fiestas religiosas o manifestaciones políticas, independientemente de si eres noruego o keniano, en el momento que ocurren se tiene la misma mirada, la de la reivindicación, la lucha, el deseo del cambio. Es eso lo que la fotografía pretende capturar. Mis fotografías son intencionalidad”.

Dicha intencionalidad, comenta López Moreno, “busca decir, por medio de una fotografía, que en lugar de ser desiertos, fronteras, islas o muros, expresar que en realidad somos vínculos, amarras, posibilidades de contacto o de reconstituir una humanidad más unida. No creo haberlo conseguido totalmente, pero es un poco esa la filosofía que anima que salga a la calle a tomar fotos”.

Temas

Lee También