Domingo, 05 de Abril 2020

Cuarentena entre libros

Sigue estas recomendaciones literarias para que la formación educativa siga nutriéndose desde tu casa
 

Por: El Informador

Cuarentena entre libros

Cuarentena entre libros

Con las clases suspendidas como medida preventiva frente a la pandemia, los niños y adolescentes están en casa, pero no de vacaciones. La formación educativa puede seguir de distintas maneras, y una de ellas es la lectura. Experta en docencia y literatura (con énfasis en la divulgación y promoción de la lectura), la profesora Teresa Orozco nos platicó algunas recomendaciones para estos días en que debemos permanecer en casa: “Una propuesta para trabajar lectura literaria debe tener como propósito la formación de lectores eficientes y críticos a través un encuentro lúdico y placentero con los libros y la literatura… El concepto de lectura literaria se relaciona con la forma en que nos vamos relacionando con la literatura como objeto, con todos los recursos (el personaje, el narrador, tiempo, espacio, etcétera)”.

La propuesta es trabajar estos conceptos con libros, en particular libros para niños. Muchos de los libros para la infancia son ilustrados (también llamados libro-álbum o álbum solamente): “Una relación entre texto escrito y el texto visual, con la construcción de sentido a partir de la interrelación de los dos códigos. En el libro álbum lo que dice la ilustración complementa lo que dice el texto para crear el significado”.

Con formación normalista y especialidad en letras, Teresa afirmó que “Es muy importante tener este tipo de libros en casa”, incluso sin importar si hay niños o no, pues para Teresa este método de acercarse a la lectura es útil para todos: “Aunque sean adultos en muchas ocasiones no se han acercado a un libro por decisión propia. No tiene que ver con que sepa o no leer, o que lea mucho o poco: es la relación del ser humano y la literatura. En lo que ayudan el libro-álbum es que independientemente de la edad se acercan al libro y se crea un vínculo que llega hasta lo afectivo”. Una vez que se forma ese vínculo, la capacidad y comprensión lectora crecen.

A continuación, Teresa Orozco nos comparte el nombre de sus editoriales predilectas, especialmente pensando en libros para público joven.

¿Cómo interesarse más en un libro?

Un término literario es el de intertexto: cuando un texto de ficción remite a otra narrativa, muchas veces clásicos. Independientemente del nombre que se utilice, hay libros que recurren a esta herramienta literaria para cautivar a sus lectores: “Los niños encuentran explicaciones, se asumen como descubridores: en las ilustraciones hay tips o claves que remiten a otros textos, a cuentos clásicos. Hacen que el niño se interese más allá de la asociación de palabras o de letras, pero sí en el contenido literario”.

Tratar de descubrir las referencias es una manera de acercarse a la lectura de una forma lúdica, a contracorriente con el estigma que de los libros: “Mucha gente ve un libro y piensa que tienen que ver nada más con la escuela, que es aburrido y les van a hacer un examen. Pero tiene que ver con muchas cosas, como con encontrar respuestas dentro de nuestra experiencia”.

“Trucas”, del ilustrador Juan Gedovius

El Fondo de Cultura Económica (con sus colecciones para niños y adolescentes), Zorro Rojo, Cidcli, El Naranjo, Tecolote, Serres y Travesía (sello de Océano).

Sobre la editorial del gobierno mexicano, Orozco comentó: “El FCE tiene una colección para niños muy buena, con autores nacionales e internacionales, los mejores del mundo. Además muy baratos”. De su extenso catálogo la profesora recomendó “Trucas”, del ilustrador mexicano Juan Gedovius.

“Malko y papá”, de gusti

De Travesía, Teresa destacó al autor argentino Gusti, con varias publicaciones (entre sus libros está “Mallko y papá”, sobre su experiencia al criar a un hijo con Síndrome de Down). 

“Las vocales malditas”, de Óscar de la Borbolla

Al igual que en el libro recomendado de Fernando del Paso con la misma estrategia del juego de palabras, ya para jóvenes de secundaria o preparatoria, se puede hacer con el libro de “Las vocales malditas”, de Óscar de la Borbolla.

“El punto”, de Peter Reynolds

Un libro de Serres es “El punto”, de Peter Reynolds: “Es muy bonito el acercamiento que hace con la misión de educar, no en el sentido de adoctrinar, sino de encontrar y apoyar a que los niños saquen lo mejor que tienen”.

“Encuentra en cada cara lo que tiene de rara”, de Fernando del Paso

En Cidcli se publicó un libro infantil de Fernando del Paso: “Encuentra en cada cara lo que tiene de rara”. “Este texto trata sobre encontrar el ritmo en las palabras, se trabaja muy bien con niños de primaria y kínder”.

TOMA NOTA

Más por leer

• “El libro en el libro en el libro”, de Jörg Müller.
• “Johanna en el tren”, de Kathrin Schärer.
• “Selma”, de Jutta Bauer.
• “Voces en el parque”, de Anthony Brown.
•“Eloísa y los bichos”, de Jairo Buitrago.

En redes sociales (como en su Twitter: @TeresaOrozco) la profesora también comparte diversos recursos para promover la lectura en casa y en el aula.

JL

Coronavirus

Temas

Lee También