Miércoles, 22 de Enero 2020

Comenzará a operar el OPD de museos y galerías

La Secretaría de Cultura Jalisco consolida la creación del Organismo Público Descentralizado; en entrevista, la titular de la SC, Giovana Jaspersen, detalla los planes y beneficios de este proyecto
 

Por: El Informador

Giovana Jaspersen. La titular de la SC charla sobre los planes que se desarrollarán con la puesta en marcha del OPD. EL INFORMADOR/G. Gallo

Giovana Jaspersen. La titular de la SC charla sobre los planes que se desarrollarán con la puesta en marcha del OPD. EL INFORMADOR/G. Gallo

Este 2020 la Secretaría de Cultura Jalisco (SC) consolidará la creación del Organismo Público Descentralizado (OPD) llamado Museos, Exposiciones y Galerías de Jalisco, con un presupuesto asignado de 78 millones 981 mil 200 pesos. La titular de la SC, Giovana Jaspersen, comentó algunos de los beneficios de esta creación: “Sacarlos de la estructura de la secretaría permite que tengan cabezas institucionales, antes no podía suceder porque debajo de una jefatura de departamento no podía haber una dirección”. El organigrama está por definirse. 

Con diferente etiquetado en el presupuesto, durante el primer año de la administración (2019) se trabajó en la actualización de los espacios que conforman la OPD (con cerca de 21 inmuebles a su cargo). El presupuesto se utilizó en acondicionamientos y mantenimiento (impermeabilización, pintura, resane, iluminación): “Había ciertas condiciones que teníamos que dar, antes de colocar una colección o de pensar en un guion”. Otro tema a incidir son que sean lugares más autosustentables (no se reflejan los ingresos de taquilla —en los que tienen— en su mantenimiento y servicios) y mejorar los guiones museográficos. 

Jaspersen comentó que en el tema de asistencia se necesita una mejor recolección de las estadísticas, para “que conozcamos también a nuestros visitantes: los museos han sido históricamente (en el país) un sitio para inflar cifras si no se tiene un control de visitantes. Si no conocemos el perfil del visitante no se puede tener un desarrollo de proyectos concretos. Al ver las supuestas estadísticas y contrastado con la realidad no había correspondencia”. Igualmente, se pretende que los diferentes espacios atraigan a mayor número de visitantes, no solo locales, pues museos como el Museo de las Artes Populares o el Museo Regional de la Cerámica tienen “vocaciones muy distintas y podrían ser muy atractivas para el turismo… Diversificar la agenda permite activar noches de pernocta en turismo y actividades en las vacaciones”. 

Alcance internacional 

El grueso del equipo que trabajará estos temas se concentrará en el OPD, y de ahí se buscará ramificar proyectos específicos, puesto que “sí se necesita un filtro en relación a los temas de derechos humanos, igualdad, enfoque de género, equidad, justicia, etc. Son áreas muy especializadas: quien desarrolla los contenidos del Museo Regional de la Cerámica es un perfil totalmente distinto a quien trabaja los contenidos de una exposición de piezas prehispánicas. Lo que se busca es tener equipos concretos para los proyectos”.

Desde el OPD se pretende también acondicionar los espacios para ser sedes de las itinerantes exposiciones internacionales que llegan a México. Además del Museo Cabañas, hay otros espacios que podrían entrar en esta dinámica: “Esperamos estar en condiciones de conservación y climatización en el Edificio Arroniz, sobre todo en la planta baja. Depende del tipo de exposiciones internacionales. Quisiéramos que los distintos perfiles lo tuvieran: el Museo de las Artes Populares debería de estar en capacidad de recibir exposiciones internacionales relacionadas con su temática. Lo mismo con el Trompo Mágico o el Planetario”. 

“Los grandes museos son también centros comunitarios”

A propósito del Planetario Lunaria, Jaspersen comentó: “Uno de los grandes retos del Planetario es vincularse con su contexto inmediato, con las personas que habitan y que no son especialistas en ciencias, pero son los vecinos. Los grandes museos son también centros comunitarios".

En las actividades del aniversario (realizadas en diciembre pasado) coincidió una reunión de vecinos en el Planetario. También hubo una proyección al aire libre con cerca de 400 personas”. En el Trompo Mágico también hubo un campamento de niños en las áreas verdes, para pernoctar.

“Son actividades que salen un poco de lo convencional del museo estático con visitas como nos enseñaron que debían de ser. Romper con eso permite generar otros lazos de identidad y participación: un niño que acampa en las áreas verdes de un museo especialmente diseñado para él, es un niño que no olvidará eso. Es una experiencia concreta para ellos. Del mismo modo si los vecinos van a ver proyecciones al aire libre es mucho más sencillo enlazarlos con el tema concreto del espacio, además del uso del espacio que les pertenece. Este tipo de actividades buscamos que sucedan en todos los espacios. Son los primeros voceros de los museos: el vecino que tiene algo personal que lo hila al espacio”. 

JL
 

Temas

Lee También