Sábado, 19 de Septiembre 2020

“Anomalía”, una revolución por la educación

En el libro su autor, Diego Alcalá, reflexiona sobre el sistema educativo en México desde su visión de estudiante

Por: El Informador

"Anomalía", de Diego Alcalá, está disponible en Amazon. EL INFORMADOR/E.Esparza

La visión crítica del entorno es necesaria en tiempos de cambio, en momentos donde los hábitos comunes ahora están en evolución, derivados de problemáticas mundiales como la pandemia ocasionada por el COVID-19, entre otras cuestiones sociales y económicas, por eso es que es importante que más jóvenes como Diego Alcalá, tomen conciencia del contexto en el que se desarrollan.

El joven y autodidacta presentó el pasado miércoles 12 de agosto su primer libro “Anomalía”, en el cual hace una reflexión y profunda crítica al sistema educativo en México, desde su visión de estudiante. Acompañado de amigos, familiares y profesores, Diego compartió que en dicho modelo de estudios hay muchos vicios y cuestiones que no aportan al desarrollo de nuevas generaciones como la de él y como las que vienen en camino.

Durante la charla, lo acompañaron quienes fueron sus profesores, Laura Quintero, quien hizo el prólogo del libro y Álex Luebs, quien al interior del texto hace la presentación del autor. Además, Diego, hizo un agradecimiento especial a su madre Verónica Moreno por incentivarlo a desarrollar este proyecto que puede adquirirse en Amazon Store México y Amazon USA.

Diego, criticó a las instituciones privadas, a las que califica como negocios rapaces que en lo particular para él son “guarderías caras”. Explicó que el modelo educativo viene de un sistema opresor que ha ocasionado que incluso haya gente de más de 40 años que no sabe aun lo que quiere para su vida.

Fue cuestionado sobre qué fue lo más rescatable que encontró mientras estudiaba y recalcó que solo la buena intención de los padres de familia por acercar a sus hijos a la educación, de la cual también reflexiona no se ahonda como debiera el desarrollo artístico, en un apartado del libro pone cómo perspectiva qué pasaría si las escuelas tuvieran como eje central a las artes.

Enfatizó también que “Anomalía” no tiene las respuestas para dar con un sistema educativo ideal, por el contrario, abre el diálogo a más preguntas, incluso más complicadas, para que padres, alumnos y maestros se cuestionen sobre dónde están parados.

“No me jacto de ser experto ni en pedagogía, ni en escolaridad, ni en arte, simplemente busco dejar más preguntas. No soy el indicado, ni el elegido, pero creo que tenemos que alcanzar esa masa crítica necesaria para hacer una revolución con la educación”.
 

Temas

Lee También