Internacional

El Estado Islámico cometió ataques de Kabul, según agencia yihadista

Amaq informó que los dos atentados terroristas dejaron un total de 150 muertos y heridos

Un terrorista suicida y varios combatientes del grupo Estado Islámico (EI) perpetraron hoy los dos ataques con explosivos en Kabul, con decenas de muertos y heridos, aseguró la agencia de noticias Amaq, vinculada a los yihadistas.

La agencia detalló en una breve noticia publicada en la red social Telegram que un terrorista suicida hizo explotar su cinturón de explosivos en un complejo de fieles chiíes en el distrito 6 de Kabul.

Agregó que el atacante consiguió introducirse en ese complejo después de matar al guardia del mismo con disparos.

Posteriormente, "combatientes del Estado Islámico hicieron explotar un coche bomba aparcado cerca del complejo", tras la llegada de las fuerzas de seguridad y periodistas de los canales de televisión y agencias de noticias al lugar de los hechos.

Según Amaq, las dos acciones terroristas dejaron un total de 150 muertos y heridos y destacó que entre las víctimas hay chiíes, miembros de las fuerzas de seguridad y periodistas.

Anteriormente, el portavoz adjunto del Ministerio de Interior afgano, Nasrat Rahimi, había indicado que 20 personas fallecieron y 70 resultaron heridas en un doble atentado en el barrio de Dasht-e-Barchi, en el oeste de Kabul.

De acuerdo con la versión oficial, un insurgente detonó los explosivos que portaba entre un grupo de atletas que se habían reunido en un club deportivo en ese barrio chií de la capital afgana.

Dos horas después se produjo un segundo atentado con coche bomba, cuya explosión afectó a los equipos de emergencia y periodistas que habían acudido al lugar de los hechos.

Mujeeb Khilwatgar, director de la organización en apoyo a la libertad de prensa en Afganistán NAI, confirmó en un comunicado la muerte de dos informadores del canal de televisión privado afgano Tolo y añadió que otros cuatro resultaron heridos, todos ellos miembros de cadenas locales.

El EI suele atacar a la comunidad chií de Afganistán y esta no es la primera vez que periodistas se encuentran entre las víctimas.

JM

Sigue navegando