Ideas

Trithemius talleres literarios

Es tiempo de volver a clase, las vacaciones terminan, un nuevo ciclo de aprendizajes da inicio. Para los más pequeños habrá otro año escolar, ¿y para los que ya dejaron la escuela? Siempre hay opciones para los que quieren aprender, y he aquí una opción para los que aman los libros: Trithemius Talleres Literarios.

Trithemius es una comunidad a donde llegan quienes aman la literatura, en donde lectores y escritores aprenden en libertad y alegría, donde equivocarse no genere crítica sino enseñanzas. Lo que los une es el mismo sueño, sueñan con los libros como portadores de sentido, como posibles semillas para el nacimiento de una nueva sociedad. Yolanda Ramírez Michel dirige esta comunidad de idealistas y no descansa en compartir la utopía ya sea organizando presentaciones de libros, talleres o eventos en torno a la literatura.

El nombre de Trithemius perteneció a un monje alemán de inicios del Renacimiento que, con muchos esfuerzos, superada su pobreza y el maltrato de su padrastro, llegó a convertirse, muy joven, en abad de Sponheim. El joven Trithemius organizó a los monjes, y consiguió tener la biblioteca más grande de la época. Lo consultaban emperadores y papas. Creía en la magia de la palabra, sabía que los libros son naves espaciales que viajan a través del tiempo y el espacio; y que las palabras escritas son como ángeles que llevan sus mensajes a distancias y tiempos distantes. Estaba adelantado a su época. Hoy comprendemos que hablaba de la magia de la escritura y los libros.

Para los que quieran conocer un poco más acerca de Trithemius Talleres Literarios, he aquí su Credo:

“Creemos en un espacio libre de crítica destructiva, un espacio donde los errores sean amigos de nuestra superación, y los amigos ayuden a corregir los errores.

Creemos en que no existe una sola manera de hacer las cosas, sino muchas, tantas como seres humanos, y que la genialidad no es sino encontrar esa manera personal de acercarnos a nuestros dones.

Los talleres literarios impartidos por Yolanda Ramírez Michel despiertan el amor por las letras.

Creemos en el poder inmenso de la palabra, que es portadora de hechizos, con ella podemos hacer que alguien sonría o llore, que alguien perdone u odie. Creemos que la palabra debe ser sanada, reconciliada con su esplendor, devuelta la consciencia de su poder.

Creemos que con la palabra es posible construir el cielo en la tierra, aunque hasta ahora se haya enfocado el mundo más en la construcción del infierno sobra la tierra, creemos que es hora de invertir el peso en la balanza, ya tocan siglos de luz.

Creemos que los libros son hijos de los autores, y con el paso del tiempo se vuelven los mejores maestros de esos mismos autores. Creemos que un libro es inmortal y lleva nuestros pensamientos a otros continentes, a otros tiempos, a otros mundos, por eso debemos cuidar mucho lo que escribimos, porque se queda como semilla de baobab creciendo, dando frutos ácidos, amargos, o dulces. Creemos en los frutos dulces.

Creemos que todos pueden ser escritores si así lo deciden, siempre y cuando encuentren placer en la atención esmerada de sus palabras, en el estudio profundo de la ciencia del lenguaje, en la constante enmienda de los errores en pro de la claridad y la belleza, y… ¡en leer más que en escribir!, leer a los que han escrito renglones gloriosos es como tener a nuestra disposición al Gran Maestro de la orden de los que escriben.

Creemos que un maestro es un amigo, pero también que es alguien a quien deberás respetar y agradecer siempre por aquello que te ha enseñado.

Creemos en la excelencia, la propia, entendida no como superar a otros, sino como superarte a ti mismo y dar lo mejor de ti, hasta el extremo en donde esté tu excelencia.

Creemos que escribir sana, primeramente, al escritor, no escribimos para la fama, escribimos para sublimar la vida, escribimos porque escribir nos da vida.

Creemos que la lectura es como la democracia, es para todos, pero no todos se animan a experimentarla.
Creemos en que el arte es el mejor antídoto contra la barbarie, y no solo lo creemos, lo aplicamos esforzadamente, porque creemos que la sociedad necesita nuestra fe.”

www.trithemius.mx

Sigue navegando