Entretenimiento

La magia musical de Cristina Santiagos

La cantante está marcando su lugar en el mundo musical; por lo pronto, firmó por siete canciones para musicalizar telenovelas en Televisa; entre ellas “Y mañana será otro día...mejor”. 

La cantante chilena Cristina Santiagos se encuentra en la Ciudad de México para echar raíces musicales en nuestro país. Originaria de Santiago de Chile, tiene la firme intención de querer radicar en la ciudad para seguir desarrollando su carrera, pero sabe que todo va de poco a poco. Por lo pronto estará seis meses por acá, en lo que es su segunda visita y los frutos ya se han dado, siete de sus canciones forman parte de la musicalización de la telenovela de Televisa, “Y mañana será otro día... mejor” que protagonizan Angélica Vale y Diego Olivera.

Las canciones que se eligieron pertenecen a sus dos discos, “Sin parches en la herida” y “Cassette”, el más reciente que publicó en el mes de abril y cuyo productor en México es Oskar Gritten, de quien está muy agradecida la cantautora por apoyarla para darse a conocer en el país. La artista chilena comenzó a cantar desde los cinco años, sin embargo, fue hasta el 2011 que decidió dedicarse a la música de manera profesional.

“Mi segundo disco ‘Cassette’ lo dividí en dos partes, porque la primera la grabé en Chile, al principio iba a ser un EP y en la segunda parte se me dio la oportunidad de hacerla en México y aquí se completó el disco. ‘El lado B’ ya pronto lo voy a lanzar”. Sobre que su música aparezca en una telenovela, Cristina lo atribuye a una cuestión de energía.

“Fue algo que yo quise hace tiempo, yo logré sonar en series chilenas y me dije, ¿después de esto qué más? Y recordé que en un país muy lejano al mío (México) hay una empresa que hacía muchas teleseries que yo vi cuando era niña y pensé que podría sonar en Televisa. Las cosas se dieron y contacté con un musicalizador que le mostró mis temas al productor y le encantaron”.

Define su sonido

Sobre “Cassette” todas las canciones son de Cristina, menos una que se hizo en colaboración. “A mí me mueven las emociones, yo soy súper sensible y  emotiva, mi motor de creación son las emociones vivas y básicamente el amor, porque cuando lo tienes, de ahí se desprende la rabia, la pena o el mismo desamor. El disco son mis experiencias personales y de otras personas”.

El primer álbum, destaca Cristina, era más orgánico y ahora encontró en este nuevo disco una evolución donde arriesgó más en lo estilos y los sonidos, con sintetizadores y hasta acordeón; la base es el pop, pero se permitió experimentar más con su música. La placa está disponible en plataformas digitales.

Sigue navegando