Cultura

Romanticismo sin clichés

Anna Roig presenta la novela “Sofía en el mar”, la apuesta de la editorial Harper Collins para leer este verano

El amor es un tema que nunca pasará de moda para Anna Roig, la escritora mexicana que se aventura por primera vez a la narrativa de ficción de la mano de “Sofía en el mar”, su primera novela con la que explora una historia romántica que dista mucho de ser una clásica trama rosa y melosa.

Con el respaldo editorial de Harper Collins, Anna Roig ofrece las circunstancias de “Sofía” y “Aleksy”, dos jóvenes que sin conocerse y cada uno pasando por complejidades en sus respectivas vidas, se cruzan en el camino de la manera más sorpresiva, sin que exista contacto físico como tal, sino a través de la escritura, los sueños y la independencia, ambos protagonistas coincidirán en un punto para dar un vuelco total a su existencia.

“Lo que la trama propone como lectura es darte un tiempo para ti, de encontrar paz, tranquilidad, de algo bonito, intenté que Sofía como personaje y mujer trasmitiera esa fuerza que tenemos de no depender de nadie ni nada más para ser feliz. Ella es una persona plena, completa, de lado se impulsa el empoderamiento de la mujer”, explica Anna Roig al detallar esa inquietud de su personaje por dejar su lugar de origen y encontrar su lugar en el mundo.

De la poesía a la novela

Anna Roig, quien ha forjado una sólida carrera desde la trinchera de la poesía con su blog “Tinta en sepia”, explica ese paso decisivo que la animó a debutar en la novela manteniéndose fiel a esa pasión por el romanticismo, pero desde una mirada más realista, en donde los personajes no son ni villanos ni víctimas, pero sí tienen los claroscuros que cualquier otra persona en la vida real experimenta en su entorno cotidiano tanto en el amor, como en la familia y lo personal.

“Quería algo diferente, hay otras historias románticas muy buenas, ‘Sofía en el mar’ es romántica pero no es rosa, habla del amor, de muchos sentimientos, de esa magia que existe cuando encuentras a la persona adecuada (…). Quería personajes muy bien definidos, que fueran como personas normales que sonríen, se frustran; antes era más marcado, los personajes o eran los buenos como víctimas a las que siempre les pasaba todo lo malo y los malos eran malísimos, ahora creo que hay evolución de los personajes hacia una realidad más cercana a nosotros”.

Brincar de la poesía a la novela ha sido para Anna Roig una experiencia bastante nutritiva, en la que ha podido establecer un diálogo entre ambos terrenos literarios: por una parte, aprovechar esa capacidad de síntesis y brevedad de la poesía, y por otra arista, el permitirse explorar historias más largas de estructuras más complejas ante la cantidad de personas y situaciones cambiantes.

“La novela fue un reto maravilloso, tomé un pequeño curso sobre creatividad, de cómo se estructura una novela. Escribirla y poderme explayar en todos esos temas, fue enriquecedor. De alguna forma se me ha facilitado, cuando hay algo fuerte emocionalmente y no puede salir en un poema, eso lo guardo para mi siguiente novela”.

SABER MÁS
Sinopsis

Dos jóvenes se conocen por casualidad y de inmediato se da una atracción instintiva entre ellos que crece rápido hasta que caen rendidos ante un amor apasionado. Sin embargo, así como insospechable fue su encuentro, sucede un accidente que los pondrá a prueba.

Sofía es una chica mexicana que vive en un encantador pueblo costero cerca de Barcelona, trabaja con niños en un centro de rehabilitación y en sus ratos libres ayuda a sus padres en el negocio familiar. Aleksy es un brillante y guapo pediatra polaco que va a Barcelona a estudiar.

Sigue navegando