Lunes, 26 de Febrero 2024
null
Jalisco

Bajan verificaciones de autos; aumentan días contaminados

Del 1 de enero al 8 de febrero sólo se registraron dos días en los que la ciudad tuvo una calidad del aire dentro de la norma 
 

RubíBobadilla

En octubre y noviembre del año pasado, tras la implementación del “Escuadrón Verde”, que llevaba a cabo operativos itinerantes en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) para sancionar a los conductores que no verificaron sus automóviles, el número de ciudadanos que cumplieron con dicha obligación se incrementó.

Por ejemplo, mientras en agosto se realizaron 62 mil 916 verificaciones, en octubre, ya con la puesta en marcha del “Escuadrón Verde”, pasaron a 92 mil 909. 

Este ritmo se mantuvo durante noviembre y bajó en el último mes de 2023.

La falta de control de emisiones contaminantes provenientes de vehículos en malas condiciones mecánicas ha incidido para que, en las últimas cinco semanas, la calidad del aire esté fuera de norma en la ciudad. 

Entre el 1 de enero y el pasado 8 de febrero, únicamente se tuvieron dos días (22 de enero y 3 de febrero) en los que se reportaron menos de 100 puntos IMECA, lo que pone en riesgo la salud de adultos mayores, menores y personas con enfermedades respiratorias. 

Para Eduard Fernández, quien es director ejecutivo del Comité Internacional de Inspección de Vehículos Motorizados, el sistema de Verificación Responsable de Jalisco es un programa bien diseñado, que por una parte cuenta con todos los candados para evitar actos de corrupción, y por el otro, está sustentado en tecnología internacional para su correcta implementación. 

Por ello, consideró que para que la ciudadanía se convenza de que esta medida trae beneficios, las autoridades estatales deben apostar por su promoción. 

“La Organización Mundial de la Salud estima que por temas de contaminación medioambiental hay alrededor de siete millones de muertes prematuras al año: esto es enorme. De éstas, hablamos de que millones de los fallecimientos son por contaminación de calle, es decir, el tránsito vehicular tiene un impacto importante, y ahí está la necesidad, el reto, de poder explicar este impacto en la ciudadanía, que si bien la revisión vehicular es una actividad obligatoria, y que a nadie le gusta tener una obligación, el beneficio está en percibir una mejora en la calidad del aire y el medio ambiente”, remató Fernández.

El dato

92,909 verificaciones se registraron en octubre de 2023, cuando se puso en marcha el “Escuadrón Verde” para sancionar a los automovilistas que no cumplieron con la obligación. Sin embargo, a partir de diciembre se redujeron los operativos itinerantes y la cifra de las pruebas bajó.

El Centro de Verificación de avenida Mariano Otero en noviembre pasado, cuando había filas de automovilistas cumpliendo con la ley. EL INFORMADOR/A. Navarro

La mayor parte de 2023 tuvo días con mala calidad del aire

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), en 2023 la mayor parte del año la Zona Metropolitana de Guadajara tuvo una calidad del aire fuera de la norma.  

Según datos de la plataforma Monitoreo de Indicadores del Desarrollo de Jalisco (MIDE), con base en cifras de la Semadet, a diciembre de 2023 se tuvieron 255 días fuera de la norma. Según establece la plataforma, sólo hubo 110 días en los que la calidad del aire se encontró entre las categorías de buena y regular, al reportar entre 0 y 100 puntos IMECA para todos los contaminantes. 

Para Beatriz Cárdenas, directora de Calidad del Aire del World Resources Institute (WRI), la finalidad de los programas de verificación vehicular es contribuir a proteger la salud de la población a través de la mejora de la calidad del aire que respiran las personas. 

Por ello, dijo, las autoridades deben asegurarse “de que todos los vehículos que circulan emitan el mínimo de contaminantes”, procurando realizar las pruebas en los centros de verificación vehicular. 

Señaló, hay estudios que muestran que existe una relación directa entre la vulnerabilidad de los grupos poblacionales y su exposición a los contaminantes, por lo cual las autoridades deben impulsar la promoción de sus programas de revisión vehicular y ofrecer facilidades de pago.  

“Un vehículo que no está en las mejores condiciones no sólo emite contaminantes a la atmósfera por el escape, sino que muchos se filtran dentro de la cabina, exponiendo a los pasajeros”, finalizó la especialista. 

Por su parte, el director ejecutivo del Comité Internacional de Inspección de Vehículos Motorizados, Eduard Fernández, indicó que ha quedado demostrado en distintas zonas del mundo que la verificación vehicular es una de las medidas más eficaces para luchar contra la contaminación ambiental. 

“Desde la distancia lo estamos siguiendo porque tenemos muchas esperanzas en él, creemos que será en el futuro, una vez que se aplique de manera efectiva, una medida exitosa que beneficie a la mejora de la calidad del aire”, señaló.

Al finalizar 2023 y los primeros días de 2024 fue notable la mala calidad del aire en la ciudad. EL INFORMADOR/Archivo

Urge generar conciencia social 

Eduard Fernández, director ejecutivo del Comité Internacional de Inspección de Vehículos Motorizados, explicó que, para que una ciudad pueda tener mejoras medioambientales que impacten en una calidad del aire saludable, es necesario que la sociedad, como es el caso de Jalisco, deje de considerar la verificación como una obligación y comience a verla como una oportunidad de ser parte para mejorar el entorno. 

Dijo que es necesario que se castigue socialmente a toda aquella persona que no ha verificado, como ocurre, por ejemplo, con quien desperdicia agua o quien tira basura en la calle, porque todos respiramos el aire que contamina todo vehículo en malas condiciones. 

Insistió en que la medida es económica en comparación con el gasto de reparar el vehículo con frecuencia, o llenar el tanque porque el combustible no rinde, pues al aprobar la verificación se garantiza que el vehículo se encuentra en buenas condiciones mecánicas. 

“Hay que considerar esta actividad con una base solidaria, donde participen todas y todos, para evitar males mayores y evitar la toma de decisiones drásticas”, señaló.

Ejemplo de la efectividad de la verificación

Eduard Fernández, director ejecutivo del Comité Internacional de Inspección de Vehículos Motorizados, explicó que la verificación vehicular es uno de los programas clave de las poblaciones desarrolladas para mejorar la calidad del aire, sobre todo si se toma en cuenta a aquellas que cuentan con un parque vehicular considerable, como en el caso de Jalisco, donde se estima, hay un vehículo automotor por cada dos personas. 

En este sentido, indicó, existen distintas ciudades que han puesto el ejemplo de que se trata de una medida efectiva para disminuir la contaminación, siendo la Unión Europea uno de dichos ejemplos. 

Fernández explicó que se hizo obligatoria la medida a principios de la década de los años 80 como una medida de prevención. 

Dijo que, desde 1990 hasta 2019, un año antes de la pandemia ocasionada por el COVID-19, se logró disminuir la contaminación en el aire en un 85%. Es decir, si por ejemplo, en 1990 había 100 puntos de contaminantes del aire, para 2019 se registró sólo el 15%. 

Lo anterior, señaló, es un puntaje bastante favorable, si se considera además que Europa tiene una alta problemática respecto de la combustión ocasionada por vehículos de diésel, cuya flota es alta. 

“Esto sin duda ha mejorado la calidad del aire en los últimos años, es constante y es enorme para casi todos los gases contaminantes relacionados con el transporte, y aquí la revisión vehicular tiene un papel fundamental porque los autos pueden estar en estupendas condiciones el día que reciben en su primera placa de matrícula, pero si esto no se mantiene en el tiempo, el vehículo se va a degradar, y el usuario muchas veces no es consciente de ello”, lamentó. 

La estrategia de multar a quienes no cumplen con la verificación de sus coches presionó a cumplir con el trámite, pero es necesario que la población acepte que es un acto que beneficia a todos. EL INFORMADOR/Archivo

TELÓN DE FONDO

Los Ángeles mejora su calidad del aire con verificación 

La ciudad de Los Ángeles, California, en Estados Unidos, se constituyó como una de las ciudades con la peor calidad del aire a nivel mundial, de acuerdo con la revista City Manager; sin embargo, señala que, a partir de 1959, comenzó con la implementación de leyes y acciones que han favorecido a que hoy tenga un mejor manejo del control de emisiones contaminantes, como, por ejemplo, las revisiones automotrices. 

A finales de la década de los 80 e inicio de 1990, impulsó el Programa de Control de Smog, del Bureau of Automitive Repair (el cual avala el programa de verificación implementado en Jalisco) mediante el cual, se inspeccionan los vehículos para garantizar que se encuentran en buen funcionamiento, e identificar a aquellos autos que generan emisiones excesivas para que puedan ser reparados o dados de baja, según corresponda. 

Gracias a esta medida, como parte de un programa general, Los Ángeles ha logrado mejorar la calidad de su aire. Por ejemplo, para 2014, un estudio de la Universidad del Sur de California muestra que los residentes de Los Ángeles reportaron estar más sanos en relación a lo que estaban 20 años atrás, gracias a la reducción del dióxido de nitrógeno en 33% y del 47% en “otras partículas finas” que generan la contaminación, en comparación con finales de los años 90. 

Tan solo en 2021 la ciudad de Los Ángeles logró reducir 6% sus niveles de partículas contaminantes en comparación con 2020. La meta, según el Departamento de Estado de Estados Unidos, es reducir las emisiones de gases de “efecto invernadero” en 80% para 2050.