Martes, 16 de Agosto 2022
null
Jalisco

Dos de cada 10 camiones reprueban la verificación

Las malas cifras ocurren en medio de un proceso de renovación del transporte público que realiza el Gobierno estatal desde hace dos años

El Informador

De un total de cinco mil 768 camiones y autobuses que han acudido a verificar, mil 374 han reprobado: dos de cada 10 (con corte al 9 de junio), según la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet).

Lo anterior, en medio de un proceso de renovación del transporte público colectivo que lleva a cabo el Gobierno estatal desde hace dos años. 

En abril pasado, el secretario de Transporte, Diego Monraz, informó que al inicio de la actual administración se detectaron mil 465 unidades que operaban fuera de norma. De ese total, se renovaron mil 048. 

Para este año se tienen etiquetados 197 millones de pesos para avanzar con el programa. 

Miguel Magaña, jefe del Departamento de Ciencias Ambientales de la UdeG, aseguró que es necesario contar con un transporte colectivo eficiente que desincentive el uso del automóvil. 

Si se disminuye el consumo de gasolina, acentuó, se podría bajar “una rayita o dos a la contaminación atmosférica, por el transporte colectivo y la opción para gastar menos gasolina. Es necesario tener un motor bien afinado, es ahí donde la sociedad tiene que participar”. 

Señaló que la gente ve que los camiones son más bien chimeneas. “Obviamente se da esa desatención social de no participar en la verificación, pues es el resultado de un desorden que se genera en una fallida administración pública que tiene que ver con la gestión de la contaminación de la atmósfera”.

Las personas que verifiquen de acuerdo con la fecha que les corresponde, obtendrán descuentos en algunos procesos administrativos durante 2023. EL INFORMADOR/A. Camacho

Verificación vehicular, lejos de cumplir meta de recaudación

En este año, el Gobierno estatal proyecta recaudar 769 millones 425 mil pesos a través del programa de Verificación Responsable. Sin embargo, de acuerdo con las pruebas que se han realizado a la fecha y los ingresos obtenidos por las mismas, la meta se encuentra lejos. 

En el primer semestre de este año, con corte al 9 de junio, se han realizado 164 mil 597 pruebas, lo que significa una recaudación de alrededor de 82.2 millones de pesos, considerando sólo 500 pesos que cuesta cada prueba. 

Aunque el programa continúa con carácter de obligatorio, las autoridades cancelaron iniciar este mes con las multas por no verificar. 

Parte de los recursos ya recaudados a través de este programa y que se dirigirán al Fondo Ambiental, se encuentran detenidos, pues se proyecta que serán gastados hasta el próximo año.

Este medio publicó que desde agosto pasado, el Fondo estatal ha recibido sólo 21.9 millones de pesos. 

Con los recursos que se capten al cierre de año, los cuales se estiman en 110 millones de pesos, el Gobierno estatal proyecta destinarlos a la modernización de la red de monitoreo de calidad del aire, la creación de un programa de renovación y chatarrización, fortalecimiento del programa de conservación de la biodiversidad y un programa integral de resiliencia hídrica en las ciudades medias. 

Miguel Magaña Virgen, académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG), recordó que los monitores atmosféricos que tiene la ciudad, son muy viejos. “Tienen más de 30 años y no dan los indicadores reales del problema de la contaminación”. 

TELÓN DE FONDO

Presentan quejas por emisiones a la atmósfera

En lo que va de la actual administración, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) ha recibido mil 199 quejas ciudadanas, de las cuales 182 son por emisiones a la atmósfera. 

El año con más denuncias populares por estas últimas fue en 2020, cuando se recibieron 56. En lo que va de este año se han realizado siete denuncias. La principal queja que recibe la Proepa es por manejo inadecuado de residuos a la atmósfera. 

Por ello, Miguel Magaña Virgen, jefe del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Guadalajara (UdeG), declara que es necesario avanzar en todos los frentes, pues el programa de verificación vehicular no resolverá por sí solo el problema de contaminación atmosférica que se presenta en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG). 

Menciona que hay una cantidad importante de fuentes fijas, emisiones contaminantes de empresas e industrias que no están reguladas y que están generando contaminantes. 

“Sí en menor cantidad con respecto a la que generan los vehículos, pero en superior peligrosidad”, menciona el especialista.

A estos, dice, se suman los problemas que se tienen en los rellenos sanitarios, así como la deforestación que se presenta en la ciudad. Lo lamentable, agrega, es que “la constancia de la administración actual es no hacer caso a las opiniones técnicas”. 

Magaña Virgen recuerda que en cualquier parte de la República en donde se está aplicando este programa, no está dando resultados. “En la Ciudad de México tampoco funciona con el objetivo de disminuir la contaminación atmosférica”. 

El programa no ha logrado captar los recursos proyectados para fortalecer el Fondo Ambiental, a pesar de que la revisión es obligatoria. EL INFORMADOR/Archivo

Se reduce afluencia de autos tras suspensión de multas

En julio del año pasado, la calle Magisterio donde se encuentra el Centro de Verificación 001 se veía llena de carros. La fila era de 30 autos y la espera de hasta hora y media. Hoy, los autos son menos.

En un ejercicio de este medio, se contaron sólo ocho vehículos en media hora, los cuales eran atendidos casi al instante.

Luego de que el gobernador anunciara la suspensión de multas por no verificar, la cantidad de pruebas realizadas comenzó a reducir, según confirmaron trabajadores del lugar.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), encargada del Programa de Verificación Responsable, desde enero la cantidad de pruebas fueron en aumento y llegaron a su máximo en mayo, cuando se realizaron 46 mil 700 pruebas.

Sin embargo, el Gobierno de Jalisco informó el 28 de mayo que no aplicará multas por no verificar los vehículos, pues todavía tiene que ajustarse en varios frentes. En lo que va de este mes se han realizado 33 mil 360 pruebas.

“No hay multas hasta que no funcione de manera completa e integral todo nuestro sistema”, confirmó el gobernador.

Se pretendía multar a partir de julio, ahora las multas por no llevar a cabo este trámite comenzarán hasta enero de 2023.

Además, debe garantizarse que el sistema de citas, que ha reportado diversas fallas, cuente con un calendario semaforizado que permita al ciudadano agendar de manera eficiente.

Pruebas realizadas
Mes Número de pruebas
Enero 25,387
Febrero 23,585
Marzo 29,080
Abril 37,493
Mayo  46,700
Junio (hasta el día 26)  33,360

Beneficios del programa 

Las personas que verifiquen su vehículo de acuerdo con la fecha que le corresponde por el número de placa, obtendrá descuentos en algunos procesos administrativos durante 2023:

10% de descuento en el refrendo vehicular.

20% de descuento en cambio de placas foráneas como placas de Jalisco.

“Estos incentivos son acumulables a otros descuentos como aquellos que se hacen a personas con discapacidad, adultos mayores o pagos tempranos”, se puntualiza en la página del programa. 

CLAVES

Analizan ampliar concesión

Iniciativa. El Congreso de Jalisco analiza una iniciativa para ampliar de 15 a 19 años el contrato del proveedor del software y tecnología que se utiliza en el programa de verificación vehicular, para la medición y control de las emisiones vehiculares. 

Inversión. En el documento de la iniciativa enviada la semana pasada al Legislativo por el gobernador, se puntualiza que inicialmente la implementación e instalación de la tecnología se ha realizado bajo un esquema de rentabilidad y retorno de inversiones en un plazo de 15 años. 

Suspensión. La pandemia como un caso fortuito para la población y los involucrados en el programa, ocasionó la suspensión de términos administrativos en los tres niveles de gobierno.

Ajuste. Esta situación modificó las previsiones y las expectativas del programa de verificación vehicular, siendo ahora necesario un ajuste en los tiempos inicialmente programados.

Certificado. De acuerdo con lo establecido en la Ley de Ingresos 2022, los propietarios de vehículos deben pagar 500 pesos por la expedición del certificado que haga constar el cumplimiento de la verificación de emisiones contaminantes a la atmósfera de cada vehículo, conforme con el calendario del programa. 

Plazo. El vehículo que obtenga un resultado de verificación que no sea aprobatorio, contará con un plazo de treinta días naturales posteriores al período de verificación que corresponda a su terminación de placa, de acuerdo con el calendario establecido en el programa, para realizar una segunda verificación la cual queda incluida en la tarifa (del primer pago).

Cobro. Se cobra 550 pesos por la realización de la verificación de cada vehículo fuera del plazo que marca el calendario. 

Certificado. Se cobra 100 pesos por la reexpedición del certificado de verificación. Los ingresos se destinarán al Fondo Estatal de Protección al Ambiente. 

Este mes disminuyó el tiempo de espera en los centros de verificación. EL INFORMADOR/A. Camacho

LA VOZ DEL EXPERTO

Se mantiene la deuda en el transporte público

Miguel Magaña Virgen, jefe del Departamento de Ciencias Ambientales del CUCBA

Una de las acciones que se requiere para combatir el problema de contaminación que se presenta en la ZMG es contar con un transporte colectivo eficiente que desincentive el uso del automóvil, declara Miguel Magaña Virgen, jefe del Departamento de Ciencias Ambientales, de la Universidad de Guadalajara (UdeG). 

Comenta que a la fecha no se ha logrado disminuir la cantidad de vehículos que circulan en la ciudad, pues desde que entró en operación la primera línea el tren Ligero y hasta el funcionamiento de la L3, los autos han aumentado. 

El ambientalista subraya que si se disminuye el consumo de gasolina se podría bajar “una rayita o dos a la contaminación atmosférica, por el transporte colectivo y la opción para gastar menos gasolina. Es necesario tener un motor bien afinado, en perfectas condiciones y es ahí donde la sociedad tiene que participar”. 

El problema, reconoce, es que la gente ve que los camiones son “más bien chimeneas, pues obviamente se da esa desatención social de no participar en la verificación. Es el resultado de un desorden que se genera en una fallida administración pública que tiene que ver con la gestión de la contaminación de la atmósfera”. 

A esto se suma el que la sociedad ve el programa de verificación con fines recaudatorios. “Es un programa cuyo interés y objetivo principal y fundamental es recaudar recursos, ya sea para asuntos de carácter público o para otra condición. Y esta otra condición lo confirma desde que el programa se inicia, pues hubo una oferta para los empresarios y para mucha gente que quisiera invertir en las áreas de verificación”. 

Añade que si no se cobran actualmente las multas por no verificar, es porque el programa no está funcionando. “Se están arriesgando a los amparos, de los cuales ya hay porque es evidente que es un programa con intereses particulares”. 

Sigue #DebateInformador

¿Ya verificó su automóvil?

Participa en Twitter en el debate del día @informador