Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 21 de Noviembre 2018
null
Deportes

Triunfo histórico del Tri pone a soñar a México

La Selección tuvo un debut sin precedentes en el Mundial de Rusia al derrotar por 1-0 a la campeona Alemania; un hito para los aztecas
 

Gabriel Tamayo

Un gol de Hirving Lozano poco después de la media hora de juego fue suficiente para enloquecer a México y sellar el primer triunfo de la historia del Tricolor en Copa del Mundo ante Alemania, tras vencer 1-0 a los germanos, actuales campeones mundiales.

El equipo nacional se presentó en el estadio estelar del Mundial de Rusia 2018, el Luzhniki de Moscú, ante más de 45 mil aficionados mexicanos que hicieron sentir a la escuadra de Juan Carlos Osorio como en casa.

El colombiano plantó un equipo sobrio y con algunas sorpresas, como la presencia en el cuadro titular de Jesús Gallardo, quien trabajó como lateral izquierdo, para que Miguel Layún, habitual en la zona de carrilero, apareciera por derecha en el medio campo. Ahí, en la cintura de la cancha, Osorio ganó la partida táctica, pues Héctor Herrera y Andrés Guardado se impusieron a su símil alemán con buena recuperación y rápida salida a un inspirado Carlos Vela, quien fue el conductor de un equipo voraz y sagaz en el contragolpe.

Con un primer tiempo notable, México encontró el gol de la victoria a los 35 minutos luego de al menos un par de fallas del ataque nacional. En un rápido contragolpe, Andrés Guardado y Javier Hernández hicieron una rápida pared que dejó en gran posición al “Chicharito”, quien antes de entrar al área cedió a Hirving Lozano por izquierda, para que el “Chucky”, previo recorte, pusiera el balón en las redes.

A partir de ahí el Tricolor comenzó a trabajar su victoria con base en el orden y el espíritu de un equipo que, sobre todo en el segundo tiempo, fue superado durante muchos lapsos del juego por la escuadra campeona del mundo.

Guillermo Ochoa volvió a ser fundamental, al sacarle un disparo a Toni Kroos, quien buscaba el ángulo superior izquierdo.

La fiesta fue redonda para el Tricolor, pues en ese segundo lapso apareció Rafael Márquez en sustitución de Andrés Guardado, para cumplir con su quinta participación en Copa del Mundo y convertirse así en el tercer jugador en la historia en lograrlo, y el segundo mexicano en presumir el logro, después de Antonio Carbajal.

Con el resultado, México asumió el liderato del Grupo F, al llegar a tres puntos y a la espera de lo que ocurra hoy en el duelo entre Corea del Sur y Suecia, los otros integrantes del sector.

La victoria del equipo mexicano sirvió para vengar la derrota de 6-0 en 1978, y las eliminaciones de los Mundiales de 1986 y 1998.

Además, fue el inicio de una interminable fiesta en el Día del Padre.

Manuel Neuer queda en el césped después de fallar en su intento por detener el disparo de Lozano. AFP/P. Stollarz

Victoria que ilusiona

Jugamos como nunca, ganamos como siempre... habíamos soñado los aficionados mexicanos.

Ayer, en Moscú, la historia de pesimismo y derrota se esfumó de la mente de los mexicanos, el Estadio Luzhniki fue testigo de un golpe anhelado, ni más ni menos, ante el campeón del mundo y máximo favorito para ganar el Mundial.

De la mano de Juan Carlos Osorio, pero acompañados por unos 45 mil corazones mexicanos, México dio la primera gran sorpresa de la Copa del Mundo al vencer por la mínima a Alemania, en duelo inaugural del Grupo F.

Las estadísticas jugaban en contra, las apuestas y la mentalidad también, pero fue Hirving Lozano, el mejor delantero mexicano del momento, quien desató el grito estruendoso de los tricolores que se dieron cita al estadio y quienes veían cómo al minuto 35 se estaba aclarando el sueño tras una buena jugada de Javier Hernández y una mejor definición del atacante del PSV.

El juego iba calmado, Jesús Gallardo debutaba con una participación digna de experimentado mundialista, mientras Héctor Herrera daba pausa y salida, volviendo locos a los teutones.

Pero la gran clave, esa que soportó la idea de Osorio, fue una que ya habíamos visto en Brasil 2014 y de nueva cuenta se encontró en los guantes de Guillermo Ochoa, quien con vuelo descomunal, arañó el balón para mandarlo al travesaño, luego de un tiro libre de Toni Kroos que arrebató suspiros de ambas naciones y mandó nerviosos a los mexicanos al medio tiempo.

México aguantó, los cambios fueron algo criticados por los asistentes, no a todos gustó la salida de Carlos Vela o el “Chucky”, pero a Osorio le funcionaron y entre regañadientes los minutos transcurrían y se acercaba la gloria, que si bien no es el quinto partido, sí es un mundo de ilusión.

Ya con las modificaciones y aguantando a tambor batiente, otra historia tenía que llegar, y fue así cuando Osorio decide llamar a Rafael Márquez, quien aplaudido por la mayoría de los mexicanos vio como Andrés Guardado le entregaba la estafeta para jugar su quinta Copa del Mundo, todas ellas como capitán.

No fue un favor, Márquez fue quien repartió la calma en el partido, esa que nunca le vimos en 2002 o en 2014.

México se fajó atrás, aguantó, la gente al borde de las butacas del Luzhniki, donde alentaban, pero no se animaban a festejar anticipadamente con el “Cielito Lindo” o “El Rey”, canciones que salieron de lo profundo de su pecho hasta que Alireza Faghani, silbante del encuentro, pitó el final anhelado por el Tricolor.

A la salida, la sangre azteca se volvió a apoderar de los autobuses y el metro de la ciudad de Moscú, sólo que ahora con una gran sonrisa de todos y cada uno de ellos.

Gabriel Tamayo/Enviado Moscú

Alineaciones:
México.- Guillermo Ochoa, Carlos Salcedo, Hugo Ayala, Héctor Moreno, Jesús Gallardo, Andrés Guardado (Rafael Márquez, 73), Héctor Herrera, Miguel Layún, Carlos Vela (Edson Álvarez, 58), Hirving Lozano (Raúl Jiménez, 66) y Javier Hernández. DT. Juan Carlos Osorio (COL).
Alemania.- Manuel Neuer, Marvin Plattenhardt (Mario Gomez, 79), Mats Hummels, Jerome Boateng, Joshua Kimmich, Sammy Khedira (Marco Reus, 60), Julian Draxler, Toni Kroos, Mesut Ozil, Timo Werner (Julian Brandt, 86) y Thomas.
El director técnico de la Selección mexicana se mostró satisfecho por el trabajo realizado dentro de la cancha ayer ante Alemania. EFE/A. Estévez

Diseñamos el plan hace seis meses y salió bien: Osorio

El director técnico del Tri, Juan Carlos Osorio, declaró que “diseñamos el plan hace aproximadamente seis meses y salió bien”.

“Habíamos diseñado un plan desde hace aproximadamente seis meses, por las lesiones cambiamos algunos protagonistas, la idea era tener dos jugadores por banda, Hirving (Lozano), que es el jugador más rápido que tenemos, y un volante llegador como (Miguel) Layún”, señaló Osorio al principio de su conferencia de prensa.

“En el primer tiempo tuvimos muy buenas opciones reales de hacer gol, fuimos superiores. En el segundo hicieron modificaciones ofensivas y anticipándonos al remate de Mario Gomez, entrenamos con una defensa de tres y cuatro centrocampistas”, analizó el colombiano.

“La frase de hoy era jugar por el amor a ganar y no con el temor a perder”.

Hirving Lozano celebra tras conseguir el tanto que le dio a México la victoria sobre su similar de Alemania. EFE/P. Powell

El mejor gol de mi vida: Lozano

“Ha sido el mejor gol de mi vida”, señaló Hirving “Chucky” Lozano tras marcar el 1-0 que dio la histórica victoria a México sobre Alemania ayer en Moscú, en la primera jornada del Grupo F del Mundial de Rusia 2018.

“Creo que es mi mejor gol, ha sido el mejor de mi vida. Todos soñamos jugar un Mundial y tener un debut tan significativo, creo que en este momento es mi mejor gol”, insistió el atacante del PSV Eindhoven, elegido mejor jugador del partido.

En un contragolpe (minuto 35), “Chicharito” Hernández aguantó el balón hasta encontrar al espacio al “Chucky”, que recibió en la izquierda, fintó a Mesut Ozil y ejecutó al capitán de la Mannschaft, Manuel Neuer.

“Estoy muy feliz y muy contento, fue un partido de lo mejor para el equipo, obtener (el premio) contra una gran Selección es significativo para mí”, continuó.

“No soy yo, fue un esfuerzo colectivo. Jugamos sin miedo y mis compañeros estuvieron increíbles”, añadió Lozano.

Juego histórico para Rafa

Rafael Márquez ingresó al terreno de juego al minuto 74, para convertirse en uno de los pocos jugadores en haber participado en cinco Mundiales. AP/E. Verdugo

Por su parte, Rafael Márquez manifestó que “no pensé que era mi quinto Mundial, quería ayudar al equipo en un momento complicado”.

Rafa, que entró en juego en el minuto 74 en la victoria de su Selección contra Alemania, agregó que “lo que quería era ayudar a mi equipo, que estaba pasando un mal momento, de mucha presión. Se dieron las cosas”.

Rafa se convirtió así en el tercer jugador en disputar cinco Mundiales. A sus 39 años se une a su compatriota Antonio Carbajal (1950, 1954, 1958, 1962, 1966) y al alemán Lothar Matthaus (1982, 1986, 1990, 1994, 1998).

“Vencimos a un gran rival, al actual campeón, estamos muy motivados para seguir en esta línea. Tuvimos oportunidades muy claras que no supimos aprovechar para alargar el marcador. Con un gol bastó, sufrimos y tenemos la victoria”.

Fue un partido perfecto: Miguel Layún

Miguel Layún afirmó que la Selección mexicana hizo el “partido perfecto”, en el duelo del debut en Rusia, que Osorio trabajó “perfectamente” y que permitió a los jugadores saber todo lo que podía pasar durante los 90 minutos.

“Ante Alemania, el partido se desarrolló en varias fases: por momentos quisimos imponer nuestra calidad y por otra fuimos inteligentes. Incluso tuvimos ocasiones para obtener una ventaja más amplia”, dijo el jugador.

“El míster (Osorio) trabajó perfectamente el partido. Planteó todos los escenarios posibles y, por eso, cuando entramos en el campo sabíamos lo que podía pasar. Tener el partido planeado nos permitió hacer lo que hicimos”, dijo.

Tras la vicoria del Tricolor, el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, felicitó a la Selección.

“México compite y gana contra los mejores del mundo. Felicidades a ‘mi Selección’. ¡Gran partido!”, escribió el Mandatario en su cuenta de twitter.

Moscú/Agencias

Las dos caras de la moneda

La figura. EFE/J. Méndez
El vilano. NOTIMEX/J. Arciga

Señalado por el técnico Juan Carlos Osorio como el presente y futuro de la Selección de México, la figura de Hirving Lozano apareció ayer en la capital de Rusia con el gol más trascendental de su joven carrera, convirtiéndose en la figura del debut mexicano en Rusia 2018.

El tanto a los 35 minutos sentenció la victoria 1-0 ante Alemania para un debut soñado en la Copa del Mundo. El Tri logró algo inédito frente a los alemanes, campeones vigentes: ganarles por primera vez en un partido oficial.

“Todos corrimos y todos metimos la pierna, el gol es el resultado del trabajo y del día a día”, dijo Lozano.

La radiografía del tanto plasmó el trabajo solidario del equipo, surgido en uno de los varios contragolpes que desquiciaron a Alemania.

A Lozano le pusieron el apodo del “Chucky” cuando formaba parte de los juveniles del Pachuca. Tenía la costumbre de esconderse para asustar a sus compañeros, lo que evocó al muñeco diabólico de una serie de películas de terror.

Ayer, Lozano le dio el mayor de los sustos a un adversario lleno de ínfulas por sus galones de cuatro veces campeón del mundo, y que hace sólo un año le dio un repaso a México, al golearlo 4-1 en las Semifinales de la Copa Confederaciones.

En contraste, el técnico alemán, Joachim Low, fue el villano al no poder contrarrestar el planteamiento del equipo mexicano, pues los cambios ofensivos que realizó no rindieron el resultado esperado y su equipo salió con la derrota.

“En la primera parte jugamos muy mal”, afirmó Low. “No fuimos capaces de imponer nuestra forma de juego habitual, nuestros ataques y pases no fueron efectivos.

“En la segunda mitad presionamos más, pero México retrocedió”.

Moscú/Agencias