Sábado, 18 de Mayo 2024
null
Economía

Tienditas sobreviven a grandes cadenas

Los pequeños comercios venden a precios más accesibles; sin embargo, algunos deben adaptarse a nuevos giros ante la competencia 

El Informador

Rosalba Novoa Escalante es encargada de una tienda de abarrotes que se ubica en el cruce de las calles Hospital y Pino Suárez, cerca de la zona Centro de Guadalajara y a pocos metros del Hospital Civil “Fray Antonio Alcalde”.

“Ya tiene muchos años, la fundaron mis papás hace casi 40 años, era una tienda chiquita, se ha mantenido”, dijo a este medio mientras atendía a varios clientes.

En esos casi 40 años de existencia, el negocio de sus padres ha sobrevivido y ha crecido poco a poco; en los últimos cinco años, se instalaron dos tiendas de conveniencia a una cuadra de distancia, en el cruce de las calles Hospital y Belén, lo que representó más competencia.

Rosalba dijo que había dos tienditas tradicionales antes de que se instalaran los nuevos comercios, las cuales desaparecieron; una de ellas tuvo que cambiar de giro comercial y ahora se dedican a la venta de alimentos. Novoa Escalante recibió en herencia su tienda por parte de sus padres, y ha seguido en pie desde entonces pese a que hubo un periodo en la que bajaron sus ventas. Afirmó que se debe a que los precios ofertados de sus productos son más accesibles que los que se venden en las tiendas de conveniencia.

“Hace cuatro o cinco años éramos tres tienditas, una la cambiaron y ahora es un negocio de alimentos. La otra la quitaron. Sí me bajó mucho la clientela cuando se pusieron, pero nos hemos mantenido porque los precios son más accesibles con nosotros”, dijo orgullosa de su negocio.

La tiendita tiene más afluencia de personas poco después de las 14:00 horas todos los días, que es cuando llegan trabajadores del Hospital, de obras cercanas y otros edificios como el Sistema de Educación Media Superior (SEMS) de la UdeG, aunque también por la mañana, cuenta que en su tienda “se hacen filas” para comprar productos.

Otro ejemplo de “supervivencia” de una tienda de abarrotes frente a una de conveniencia es la tiendita de Enrique, quien despacha en la zona del Santuario: contó que hasta hace unos meses, había una tienda de conveniencia a menos de una cuadra de la suya, sin embargo, la competencia entre los comercios de la misma empresa provocó que cerraran. “Aquí tenía uno en la esquina, pero sí lo tuvieron que quitar porque entre ellos mismos se hacen competencia”, dijo.

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), reconoció que la llegada de una tienda de conveniencia a un sitio en específico en los municipios puede tener un impacto hasta en ocho tiendas de abarrotes, que son las que se encuentran en promedio en una colonia o manzana; sin embargo, precisó que el número de los pequeños comercios es altamente superior a la cifra de las tiendas rivales. “La cobertura de la red de pequeños comercios en el país es alta. Hay zonas en las que llegan (las tiendas de conveniencia) y afectan a las tienditas que hay en una manzana”.

En total, el empresario estima que hay más de un millón de las llamadas tienditas de abarrotes en todo el país, por lo que la proporción es superior a la de tiendas de conveniencia registradas en México que suman más de 27 mil. “El comercio local, que tiene muchos giros como el de abarrotes, llega a tener una cobertura de un millón 200 mil puntos de venta. Por el contrario, si sumas todos los negocios de conveniencia, ya pasan de 27 mil, pero son exactamente lo opuesto al comercio local”.

Laura Bermúdez Rivas, vicepresidenta de la Cámara de la Industria en Pequeño de Guadalajara, señaló que, si bien hay mayor proporción de tiendas de abarrotes respecto a las de conveniencia, hay una competencia desleal cada vez más acentuada debido a que las segundas realizan la compra de sus productos en grandes cantidades, lo que les permite vender y ofertar en mayores cantidades; en cambio, los pequeños comercios surten su mercancía en menor medida.

“Estamos luchando para que las pequeñas tiendas se mantengan en pie, ya que ha sido una competencia desleal porque las tiendas de conveniencia hacen sus compras de mayoreo, mientras que los pequeños comercios surten su mercancía en pequeñas cantidades por cuestión económica”.

Se solicitó postura al Ayuntamiento de Guadalajara sobre cuántas tiendas de abarrotes o giros comerciales similares hay en el municipio, sin embargo, hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta del área de comunicación del Gobierno tapatío.

De acuerdo con el “Directorio de empresas y establecimientos” del Instituto de Información Estadística y Geográfica del Estado (IIEG), en Jalisco hay más de 37 mil negocios considerados como “Comercio al por menor en tiendas de abarrotes, ultramarinos y misceláneas”, y 405 comercios al por mayor de abarrotes.

Las tienditas han encontrado diversas estrategias para mantener sus ingresos. EL INFORMADOR/A. Navarro

Compiten abarroteros con precios accesibles

Encargados y dueños de tiendas de abarrotes se han visto obligados a competir con comercios pertenecientes a tiendas de conveniencia que, incluso, se han instalado en las mismas calles que ellos están ubicados. 

Un ejemplo de ellos es Enrique, quien tiene su tiendita en la zona del Santuario, en Guadalajara: son alrededor de 45 años los que el local se ha mantenido y pese al tiempo y a la llegada de una tienda de autoservicio de una cadena nacional, sigue en pie.

De hecho, el negocio de Enrique continúa siendo de los principales comercios en la zona, ya que la tienda rival tuvo que cerrar debido a la competencia entre las mismas sucursales de las cadenas; además, fue favorecido por los precios más bajos. 

Enrique explicó cómo son las dinámicas de venta que tiene cada comercio: en el caso de las tiendas comunes, se atiende más rápido y con productos de uso diario, mientras que en las tiendas de conveniencia se presta más al pago de servicios como la luz eléctrica.

“Son ventas específicas, según lo que el cliente quiera: si llevas prisa, llegas a una tienda de la esquina, te atienden rápido y escoges lo que tienes que comprar y la ventaja es que no haces fila. Si ocupas algo rápido, pues vas a una tienda común y corriente, aparte, tenemos mejores precios”, dijo. 

Rosalba Novoa, quien despacha en una tienda de abarrotes en las inmediaciones del Hospital Civil de Guadalajara, señaló que los precios ofertados de sus productos son más accesibles que los que se venden en las tiendas de conveniencia. 

María Estela Medina, quien atiende en una tiendita del Centro tapatío, tiene 10 años laborando en el local y aseguró que siempre cuenta con clientela sin importar el periodo del año, por ello, también su comercio se ha sobrepuesto a la presencia de tiendas de autoservicio ubicadas en el primer cuadro de Guadalajara.  

“Aquí la zona es de paso, los clientes son gente que trabaja aquí cerca y pues realmente no he perdido ventas porque la gente sigue pasando, es gente que tiene sus locales a la redonda”, manifestó.

Una tienda de cadena impacta hasta en ocho misceláneas. EL INFORMADOR/Archivo

LA VOZ DEL EXPERTO

Prevén que tiendas sigan su curso 

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Anpec.

Para Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), las llamadas tienditas o abarroteras no se encuentran en peligro de desaparecer o reducir su número cada vez más, lo atribuye principalmente al número y tipo de comercio que emplean. 

Si bien comentó que la llegada de una sucursal de una tienda de conveniencia a una zona en específico puede impactar hasta a ocho comercios de abarrotes, el modelo de comercio es distinto: en las tienditas se involucra la proximidad con la clientela que residen en las mismas zonas donde se encuentran ubicadas, mientras que las tiendas de conveniencia se ubican en puntos estratégicos para sus clientes.

“No, la verdad no (están condenadas a desaparecer), el país tiene una diáspora de comercio local, las tiendas de abarrotes, tiendas de la esquina o tienditas no son otra expresión que la del comercio local, el cual se desarrolla en todo el territorio del país y en todas las comunidades”, explicó. 

Laura Bermúdez Rivas, vicepresidenta de la Cámara de la Industria en Pequeño de Guadalajara, dijo que las tienditas también tienen la ventaja de fomentar atenciones más cordiales para la población.

“Seguimos luchando día con día para seguir manteniendo porque es muy diferente el trato de la tienda de conveniencia con el trato personal del propietario de nuestras tiendas de abarrotes”, manifestó.

Las tiendas pequeñas son parte de la comunidad del barrio en el que operan. EL INFORMADOR/Archivo

TELÓN DE FONDO

Prefieren las aguas, refrescos y hasta desayunos 

Pese a la expansión de las llamadas tiendas de conveniencia y el mayor número tanto de sucursales como de las empresas que las promueven, las tienditas de abarrotes siguen vendiendo en gran cantidad productos que no son vendidos usualmente en las primeras. 

En sondeo realizado por EL INFORMADOR, comerciantes de tiendas de abarrotes informaron cuáles son los productos que más se venden en sus locales. 

Enrique, comerciante de una tiendita ubicada en la zona del Santuario de Guadalupe, cerca del Centro Histórico de Guadalajara, mencionó que, si bien él comercia de todo, la mercancía que más se vende en su negocio son los cigarros, refrescos y aguas; precisó que la venta de bebidas como las cervezas no son tan altas como en las tiendas de conveniencia. 

“Vendemos de todo, es una tienda de paso no hay algo en específico, aunque el cigarro, refresco, pero la cerveza no tanto, las aguas en temporada de calor. Son como unos 45 años de venta”. 

Rosalba Novoa, encargada de una tienda de abarrotes en la zona del Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”, comentó que, si bien no hay punto de comparación con tiendas de conveniencia, sus productos ofertados principales son el agua, las frituras y las galletas. 

“Nuestras tienditas de abarrotes son negocios más pequeños (que las tiendas de conveniencia) pero sí tratamos de darle un buen servicio a la gente. Les damos un plus en este negocio como sándwiches y lonches y lo hacemos como más familiar, que se encariñe uno con la clientela”. 

Rosalba también comentó que preparan para su venta alimentos para sus clientes, principalmente lonches de distintos sabores, por lo que marca distancia con lo que se vende en tiendas de conveniencia.

Numeralia

1.2 millones de tienditas hay en México, estima la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

27 mil tiendas de conveniencia habría en México, estima la Anpec.

37 mil 487 comercios de abarrotes, ultramarinos y misceláneas según el “Directorio de empresas y establecimientos” del Instituto de Información Estadística y Geográfica del Estado (IIEG).