Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 17 de Octubre 2018
Los palestinos quemaron neumáticos y arrojaron piedras y cocteles molotov contra las fuerzas israelíes. AP/N. Nasser
Internacional

Tercera jornada de violencia deja más de 270 palestinos heridos

La Fuerza de Defensa de Israel informó que las trifulcas estallaron en más de 20 sitios en Cisjordania, incluyendo Tul Karm y la Tumba de Raquel en Belén  

NTX

Al menos 270 heridos ha dejado la nueva jornada de enfrentamientos registrada hoy en los territorios palestinos, en el tercer día consecutivo de protestas contra el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital de Israel.

La violencia continuó este sábado en la Franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este, y a pesar de las crecientes críticas hacia el gobierno israelí por el uso excesivo de la fuerza contra los palestinos, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) advirtieron a milicianos islámicos que no pongan a prueba su fortaleza.

Miles de palestinos tomaron las calles para manifestar su enojo por la decisión que esta semana tomó el presidente estadunidense Donald Trump sobre Jerusalén, ya que -al igual que los israelíes- consideran a la ciudad como la capital de su futuro Estado.

Las FDI informaron que la violencia estalló en más de 20 sitios en Cisjordania, incluyendo Tul Karm y la Tumba de Raquel en Belén, donde aproximadamente 600 palestinos quemaron neumáticos, y arrojaron piedras y cocteles molotov contra las fuerzas israelíes, cuando éstas intentaban dispersarlos.

Escenas similares se registraron en otras localidades palestinas, como Hebrón Ramalá y Rahat, donde las fuerzas israelíes intentaron dispersar a los manifestantes disparando gases lacrimógenos, cañones de agua y balas de goma, además de hacer disparos de advertencia con municiones reales.

Al menos 240 palestinos resultaron heridos en Jerusalén Este y Cisjordania, mientras que alrededor de 30 sufrieron lesiones en la Franja de Gaza, indicó el Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina en Ramalá, mientras que las FDI reportaron el arresto de 12 instigadores.

La violencia se extendió este sábado a territorio israelí, luego que un grupo de hombres atacó con piedras a un autobús de pasajeros cuando pasaba por la localidad árabe de Wadi Ara, en el norte de Israel, rumbo a la ciudad de Tel Aviv, de acuerdo con reportes del periódico local Haaretz.

Al menos tres israelíes resultaron levemente heridos en esa agresión y el parabrisas del autobús fue destruido.

Esta jornada de violencia sigue a otras dos en las cuales se reportó una cifra parecida de víctimas cada día, por lo que comenzaron a surgir críticas sobre la desmesurada fuerza ejercida contra los manifestantes palestinos.

 AFP / M. Al Shaer

Turquía condenó este sábado el "uso de una fuerza desproporcionada" por parte de Israel sobre los palestinos y dijo estar preocupado y triste por la pérdida de al menos cuatro vidas y por los cientos de palestinos que han resultado heridos durante las protestas.

El Centro Palestino para los Derechos Humanos (CPDH) denunció por su parte este día que Israel "ha usado fuerza excesiva contra civiles palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza, y precisó que, tan sólo el viernes, el ejército israelí mató a cuatro palestinos e hirió a otros 259, incluidos 32 niños.

Consideró que "el número cada vez mayor de víctimas es una indicación de la indiferencia de Israel hacia la vida de los palestinos" y expresó su preocupación por el deterioro de la situación en los territorios palestinos, por lo que llamó a la comunidad internacional para que impida las acciones militares israelíes.

Sin embrago, el coordinador de actividades gubernamentales en los territorios de las FDI, general Yoav Mordechai, emitió una advertencia pública en las redes sociales al palestino Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) para que "no ponga a prueba la fortaleza y resolución de las fuerzas israelíes".

Dos militantes de Hamas murieron esta madrugada en ataques aéreos lanzados por Israel contra posiciones del grupo palestino en la Franja de Gaza, en represalia por el disparo de tres cohetes desde esa región hacia el sur israelí, uno de los cuales golpeó la ciudad de Sderot, aunque sin causar víctimas.

Fuentes oficiales palestinas informaron que al menos 25 personas sufrieron lesiones en este ataque israelí.

Hasta ahora, Hamas sólo ha llamado a una nueva Intifada (levantamiento popular) contra el reconocimiento de Jerusalén por parte de Estados Unidos, ocurrido el pasado miércoles, pero no ha reivindicado el lanzamiento de los cohetes. Sin embargo, Israel lo señala como responsable de ese tipo de agresiones.