Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 26 de Marzo 2019
Tecnología | Descartan que sea un lujo

Insisten en entender la investigación científica como una necesidad

El rector de la UNAM dijo que las instituciones de educación superior públicas de México necesitan mayores apoyos presupuestales

Por: EL INFORMADOR

CIUDAD DE MÉXICO.- A poco más de un mes que iniciara la emergencia sanitaria en nuestro país por el virus de la influenza A H1N1, el rector de la Universidad Nacional, José Narro Robles, advirtió que la sociedad en su conjunto y los poderes públicos establecidos deben entender que la investigación científica es una verdadera necesidad y no un lujo.

Por ello, insistió, las instituciones de educación superior públicas de México necesitamos mayores apoyos presupuestales, porque contamos con los recursos humanos formados debidamente pero no con el financiamiento suficiente para la adquisición de los equipos, contratación de personal científico y la realización de acciones que requieren los distintos campos de investigación.

Al moderar el taller Más allá de la influenza... ¿qué? Las respuestas a los alumnos, organizado por la UNAM y transmitido por TV UNAM, videoconferencia e Internet, reconoció que las instituciones de investigación y de educación superior, particularmente las públicas, debieran tener un papel más estrecho para contribuir a la solución de este tipo de problemas.

En el auditorio principal de la Torre de Rectoría, José Narro subrayó que la influenza tendrá un costo muy elevado para la economía nacional. Las previsiones optimistas de las autoridades financieras han calculado que costará medio punto porcentual del Producto Interno Bruto, más de 60 mil millones de pesos; es decir, el equivalente a tres años de presupuesto de esta casa de estudios.

En el taller, el especialista en epidemiología y académico de la Facultad de Medicina, Malaquías López Cervantes, desmintió los rumores de que la influenza sea un mito o una invención. Se trata de una realidad que afecta a más de 40 países, con más de 11 mil casos y que puede provocar problemas más graves de los que vivimos en México cuando comience el invierno en el hemisferio sur del planeta.

Sin embargo, alertó que la población mexicana no puede volver a la normalidad, por lo que las medidas de higiene que se han seguido en los últimos días deben mantenerse de manera permanente.

La investigadora del Instituto de Biotecnología, Susana López Charretón, coincidió en que no se puede dudar de la existencia de un virus que desde hace varios años ha ocasionado pandemias y del cual se conoce su biología.

Hay múltiples grupos de investigación que trabajan en este virus. Sabemos que hay epidemias estacionales en la temporada de frío. La sorpresa de este virus y su comportamiento anormal es que empezamos a ver enfermos de influenza en abril y mayo, cuando no deberían presentarse este tipo de infecciones.

Por su parte, la socióloga y directora del Instituto de Investigaciones Sociales, Rosalba Casas Guerrero, explicó que las reacciones sociales que hubo ante la epidemia, como las compras de pánico, incredulidad, desinformación y confusión sólo muestran que no estamos socialmente preparados para vivir en situaciones de esta naturaleza.

En tanto, el catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras, Jorge Enrique Linares Salgado, aseveró que la epidemia evidenció la debilidad de nuestro sistema de salud y nuestra incapacidad tecnológica para enfrentar una emergencia sanitaria; sin embargo, ningún sistema sanitario en el mundo puede evitar la propagación de una epidemia.

Por último, la académica de la Facultad de Psicología, Bertha Blum Grynberg, señaló que la epidemia representa una verdadera situación traumática en la que los sujetos se sintieron invadidos por una cantidad de estímulos, emociones, sensaciones que no pudieron controlar ni elaborar psicológicamente.

Temas

Lee También

Comentarios