Sábado, 25 de Mayo 2024
Tecnología | Esta complicación generalmente está relacionada a un dolor y hormigueo en extremidades

Detectan isquemia con tecnología infrarroja

La termografía se ha empleado en la detección de cáncer de piel y mama

Por: EL INFORMADOR

Una imagen de cada par se adquirió antes y la otra después de aplicar la crema. Cortesía: CIO  /

Una imagen de cada par se adquirió antes y la otra después de aplicar la crema. Cortesía: CIO /

CIUDAD DE MÉXICO (14/DIC/2010).- Uno de los mayores problemas que enfrentan las personas con diabetes es la isquemia, complicación asociada a los vasos sanguíneos que impide la circulación adecuada de la sangre, principalmente en las extremidades inferiores del individuo. En consecuencia, es común que se presenten infecciones, en cuyos casos más severos podrían conducir a la amputación.

Esta complicación generalmente está relacionada a un dolor y hormigueo en extremidades; sin embargo, en etapas avanzadas, suele desaparecer la sensibilidad en el área afectada, lo que se conoce como neuropatía.

Es por ello que, a fin de detectar a tiempo zonas con baja circulación sanguínea (isquémicas) en pacientes con diabetes y prevenir la posible amputación de un miembro inferior, el investigador Francisco Javier Sánchez Marín, del Centro de Investigación en Óptica (CIO), desarrolló una técnica a través de imágenes de infrarrojo para mejorar el contraste térmico que se presenta en la superficie del cuerpo humano.

De acuerdo con el especialista, la termografía se ha empleado en la detección de cáncer de piel y mama; empero, en el caso del pie diabético el uso de radiación infrarroja presentó dificultades debido a la poca penetración del infrarrojo en el cuerpo humano y al bajo contraste en imágenes capturadas por medio de esta técnica, lo cual es consecuencia de la mínima diferencia térmica sobre la superficie de la piel.

“Debido a esto, se tomó la decisión de mejorar el método normalmente utilizado, de tal manera que la radiación se transmitiera de modo diferente desde la superficie de la piel hasta el sensor de cámara de infrarrojo”, explicó Sánchez Marín.

Para ello, indicó el biólogo y también ingeniero en mecánica eléctrica, se emplearon distintas sustancias inocuas sobre el pie del paciente, como agua a diferentes temperaturas, alcohol, pomadas e incluso perfumes, pues los últimos tienden a presentar diversas componentes (alcohol, alcanfor, aceite, entre otras). Si bien trabajaron con esos productos económicos, dijo, “el mejor resultado se obtuvo de una crema utilizada a manera de bloqueador solar”.

Uno de los primeros descubrimientos identificados por el investigador fue que con ese tipo de crema logró mejorar el contraste de las imágenes de infrarrojo hasta más de 400 por ciento; en otras palabras, a través del cuadro capturado del pie en pacientes con esa enfermedad se identificaron a detalle las zonas con baja circulación sanguínea (isquémicas).

A decir del experto, cuando se emplea este método en la persona con pie diabético se observan áreas claras y oscuras, que están relacionadas con la cantidad de calor en dichas zonas; ello indica la existencia de isquemia a través de la intensidad presentada en la imagen: “con la información visual obtenida detectamos vasos sanguíneos debido a las escasas variaciones de temperatura en la superficie de la piel”.

Al referirse a la participación de personas con diabetes para llevar acabo este proyecto, Sánchez Marín expuso que contó con el apoyo del Instituto de Investigaciones Médicas de la Universidad de Guanajuato, pues fueron alrededor de 30 pacientes quienes de manera voluntaria recibieron esta técnica, previo análisis de su situación clínica.

Dichos participantes oscilaron entre 40 a 65 años de edad, pues de acuerdo con el investigador de este Centro Público de Investigación Conacyt, esta diabetes (tipo II) es cada vez es más común, debido al creciente número de personas mayores con problemas de sobrepeso u obesidad y a la falta de ejercicio.

La finalidad de esta investigación, señaló el investigador del CIO, es generar un método de diagnóstico temprano, eficiente y económico, con el propósito de evitar que el paciente llegue a la amputación y, como consecuencia, se contribuya a mejorar la calidad de vida en esas personas.

Para el titular del proyecto, los resultados pueden tener otras aplicaciones; a manera de ejemplo, Sánchez Marín concluyó que esta técnica puede ayudar a detectar venas o arterias en personas, quienes son difíciles de identificar, principalmente, si están inconscientes, pues en ese estado es riesgoso aplicar sustancias inadecuadamente.

Otra posible aplicación, se encuentra en enfermedades crónicas como cáncer de piel y de mama. En esta última, con una cámara de infrarrojo de bajo costo podría mejorarse el contraste que producen tumores relativamente profundos.

“En el área médica, la radiación infrarroja se ha convertido en una herramienta de diagnóstico muy útil. Sin embargo, en el caso de los resultados de esta investigación se espera que pronto puedan ser llevados a la práctica diaria en diferentes instituciones de salud nacional”, concluyó el especialista.

Cabe mencionar que en 2007 este proyecto contó con el financiamiento del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Guanajuato  (Concyteg). Además, el estudio fue publicado en la revista internacional Infrared Physics and Technology.

Con información de la Agencia ID

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones