Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 11 de Noviembre 2019
Tecnología | Durante su vuelo autónomo, los científicos rusos estudiarán, en el marco del proyecto Plasma-Progress

Desenganchan el carguero Progress M-65 de la Estación Espacial Internacional

La nave de origen ruso Progress M-65 Salió de la IEE mientras era monitoreada por el Centro de Control de Vuelos

Por: EFE

MOSCÚ, RUSIA.- La nave de carga rusa Progress M-65 fue desenganchada hoy de la Estación Espacial Internacional (EEI) y funcionará durante más de tres semanas como laboratorio orbital.

"La orden de desenganche fue transmitida desde el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia a las 19.17 hora de Moscú (16.17 GMT). Tres minutos más tarde, la Progress se separó del puerto del módulo ruso Zvezdá, al que se encontraba acoplado desde el 17 de septiembre de 2008", precisó un portavoz del centro.

Durante su vuelo autónomo, y al igual que se hizo con la Progress M-64, los científicos rusos estudiarán, en el marco del proyecto "Plasma-Progress", las características, tamaño y densidad del plasma que surge a consecuencia del funcionamiento de los propulsores del aparato, informaron las agencias.

Antes de la maniobra de desenganche, la tripulación permanente de la plataforma orbital, integrada por los astronautas estadounidenses Michael Fincke -comandante de la misión- y Gregory Chamitoff, y el cosmonauta ruso Yuri Lonchakov, cargó la nave con deshechos y equipamiento científico obsoleto.

La Progress M-65, que transportó más de 2,5 toneladas de carga para la tripulación de la EEI, se acopló el pasado 17 de septiembre a la plataforma orbital tras cuatro días adicionales de vuelo autónomo, después de que el enganche fuera aplazado debido al huracán "Ike".

El 7 de diciembre, una vez finalizado su vuelo autónomo como laboratorio científico, la nave entrará en las capas densas de la atmósfera, tras lo cual sus fragmentos se hundirán en el "cementerio de naves espaciales" emplazado en el océano Pacífico, a 3.000 kilómetros de Nueva Zelanda, en una zona libre de navegación marítima.

Mientras, en el cosmódromo kazajo de Baikonur, continúan los preparativos para el lanzamiento del cohete portador Soyuz-U que pondrá en órbita la primera nave de carga dotada de un sistema de mando digital.

El lanzamiento de la Progress M-01M, que transportará 2,5 toneladas de carga a la EEI, está previsto para el próximo 26 de noviembre.

El carguero, de la nueva serie 400, se diferencia de los anteriores porque incorpora un nuevo ordenador digital, el "TsVM-101", en sustitución de las obsoletas computadoras "Argón-16".

Asimismo, el sistema de telemetría analógico ha sido sustituido por uno de tecnología digital, de menor tamaño.

El "TsVM-101" tiene ventajas significativamente mayores en cuanto a sus características funcionales y técnicas respecto al "Argón-16", pesa diez veces menos y ocupa considerablemente menos espacio.

Estos nuevos sistemas serán probados en cuatro cargueros Progress e instalados después también en las naves pilotadas Soyuz-TMA.

El pasado 26 de septiembre fue trasladado al cosmódromo kazajo de Baikonur otro carguero, con un nuevo sistema de ordenadores y tecnología de telemetría actualizada, el Progress M-66, que será lanzado al espacio en febrero de 2009.

Temas

Lee También

Comentarios