Domingo, 26 de Enero 2020
Suplementos | Si va a viajar con un bebé procure llevar la silla de viaje reglamentaria

Preparando el viaje

Unos tips para que se ayude a lidiar con los niños durante las vacaciones

Por: EL INFORMADOR

Cuando se planea un viaje en carretera con la familia sobre todo largo como el de unas vacaciones, lo primero que pensamos los padres es cómo hacerle para entretener a los hijos de tal forma que no éste no se convierta en un desastre.

Pues a continuación le vamos a dar algunos tips que pueden ayudarle, para que ese viaje familiar tan esperado no sea una pesadilla para todos.
Primero que nada hay que tomar en cuenta que conforme crecen los hijos se presentan situaciones diferentes, por lo que esta guía estará enfocada a tres etapas: Recién nacido o Bebé, la etapa preescolar y edad escolar.

Bebé a bordo

Lo complicado de viajar con un recién nacido o bebé es que no puede hablarnos y decirnos que le pasa, ya que por ahora su única forma de comunicarse es a través de llanto que a veces suele ser un poco angustiante, además de que se debe estar muy alerta de otras cuestiones como por ejemplo: que no le de tanto aire pero que tampoco se sienta acalorado; que esté cómodo en su silla, que la luz sea agradable, entre otras situaciones; sin embargo, para mantener tranquilo a su bebé durante el viaje, basta con llevar un "botiquín de primeros auxilios" equipado con cosas sencillas y que se usa comúnmente, tales como:
- Pañales desechables: Se debe llevar una cantidad razonable, si su bebé utiliza en promedio uno cada dos horas y el viaje será de ocho, entonces diez pañales serán suficientes.
- Elabore la comida del bebé desde antes, ya sean papillas, leche preparada o materna. Si requiere de comida tibia, llévese un termo.
- Considere también llevar de viaje los chupones, juguetes como sonajas o algún peluche de tamaño pequeño que al niño le agrade y no ocupe mucho espacio.
- Como los pequeños no se percatan que están de viaje, si el niño está acostumbrado a que lo cargue cierto tiempo o leerle antes de dormir, esta vez también tendrá que hacerlo.
- No coloque al bebé en un lugar donde se sienta sólo y aburrido, búsquele un lugar que le permita ver el paisaje y donde pueda ver y escuchar a su familia.

Edad preescolar


¡Estoy aburrido!

En esta etapa el niño comienza a tener interés y curiosidad por todo lo que le rodea, es ahora más inquieto, así es que se sentirá aburrido si permanece atado a un cinturón de seguridad por largo tiempo, entonces es tiempo de poner en acción el plan.

- Haga paradas continuas durante el recorrido de más o menos 20 a 25 minutos, para que sus hijos se estiren un poco y relajen la mente. Invítelos a explorar por un rato el entorno.
- Procure detenerse en los lugares de interés, por ejemplo un lago, restaurante, miradores, etc.
- Aproveche estos momentos para que los niños además puedan ir al baño o comer algo.
- Esta distracción hará que disminuya el mareo común, además de algunos dulces como: galletas, jugos naturales o chocolates.
- Evite darles pastel, frituras, refresco, ya que esto incrementará su malestar.
- Sorpréndalos llevando un paquete de libros como cuentos para colorear o juguetes simples como rompecabezas.
- A la hora de la comida, elijan un lugar para hacer un picnic y posteriormente invítelos a jugar o recolectar algunos objetos del lugar.
- Es muy importante que aunque se esté viajando no se deba modificar los horarios de comida y sueño de los niños.

¿Ya casi llegamos?

Los niños en edad escolar ya tienen una noción más clara del viaje en cuanto a la distancia y horas de recorrido, por lo que va a ser más difícil combatir su aburrimiento. Por ello es el momento de platicar con ellos y hacerle sentir este viaje como una gran aventura donde ellos son parte muy importante.

-Transforme a sus hijos en los copilotos, ellos serán quien lleven a toda la familia al lugar destinado, indíqueles a dónde se dirigen y proporcióneles mapas para que ellos busquen el camino más divertido e interesante.
- Hágales saber que necesitará de ellos para que le informen sobre los señalamientos y lugares importantes.
- Pídales a sus hijos que lleven un registro del viaje, uno nunca sabe lo que pueda pasar y en un momento dado, esos datos pueden servir mucho.
- Complete esta aventura con cantos, contar vehículos que pasan los cuales tengan ciertas características color, modelo o porque no hasta inventarles historias a sus pasajeros.
- Aproveche el viaje para platicar con sus hijos sobre sus gustos y aficiones o para contarles historias familiares, nada de reclamos o regaños.
- En caso de ser necesario puede entretenerlos con algún juego electrónico portátil.

Temas

Lee También