Viernes, 24 de Mayo 2024
Suplementos | Este auto no sólo te lleva a tu destino, lo hace en tu propio universo particular

Oasis particular

Este auto no sólo te lleva a tu destino, lo hace en tu propio universo particular

Por: EL INFORMADOR

IMPECABLE. Muy elegante y con mucha presencia, disfrutamos del MKZ durante 90 días. Pero tiene un consumo de combustible elevado.  /

IMPECABLE. Muy elegante y con mucha presencia, disfrutamos del MKZ durante 90 días. Pero tiene un consumo de combustible elevado. /

GUADALAJARA, JALISCO (04/ENE/2014).- Piensa en tu lugar favorito. Aquél donde te sientes bien, relajado, confortable, pleno. Ese lugar que puede ser una terraza en tu casa, una cabaña en el campo o una palapa en la playa. Ahora imagina que lo pudieras llevar a todos lados. Mejor aún, que ese rincón especial te llevara a ti. Así nos sentimos en el Lincoln MKZ.

Desde afuera, el Lincoln MKZ ya muestra que no es un auto común. Su forma es única. Tan atrevida que habrá muchos que la odien. Esto fue hecho con alevosía y ventaja. Lincoln necesita levantar la mano, hacerse notar. Y esto auto lo consigue, lo que puede ser bendición para unos y maldición para otros. Esa, repetimos, era justo la intención al diseñarlo. El otro objetivo para crearlo era que no se pareciera al Ford Fusion, con que comparte la plataforma y que, hasta la generación anterior, se veía simplemente como el mismo auto con faros y calaveras distintas. También esto fue logrado, para alegría de los que buscan exclusividad. ¿Y quién compra un Lincoln si no es por la exclusividad? Bueno, en el pasado reciente, no había muchos motivos para hacerlo más que ese. Hoy, nuevamente, ya no es así.

Porque este Lincoln es en muchas cosas, diferente al Ford Fusion. Y en todas nos parece mejor. En el interior, por ejemplo, el tablero, los espacios, materiales y texturas, son propios de la marca. No todos son tan buenos como deberían y nos sigue llamando la atención lo barato que se siente ese plástico que cubre la larga y elegante consola central, que abriga desde abajo un compartimiento con buen espacio, dos entradas USB, una auxiliar y una toma de corriente de 12 voltios; un par de portavasos con cubierta, muy útil para dejar pequeños objetos fuera de la vista de quien mira desde afuera; los controles de aire acondicionado y sistema de sonido, que son 100% digitales y obedecen al simple deslizar de un dedo en la superficie. Arriba de todo esto y antes de la gran bocina central adornada con el logotipo THX, está la pantalla táctil en la que se puede ajustar funciones como el estéreo, el sistema de navegación por GPS; el aire acondicionado o detalles como la memoria para que los asientos se deslicen hacia atrás, facilitando entrar y salir.

Al lado izquierdo de esa pantalla está uno de los puntos más interesantes del MKZ: los botones que controlan la caja de velocidades. Así es. No hay palancas, ni perillas, sólo botones para poner P; R; N; D y S. Arriba de todos un botón más, claro, para prender y apagar el auto.

Arriba de nuestras cabezas el techo es de cristal. Lincoln tuvo el bueno gusto de poner una tela opaca para protegernos de la ira del Astro Rey sobre nuestras cabezas en días de calor. Pero cuando se quiere, este techo va más allá de iluminar y ampliar el ambiente con su luz. El techo sube, luego se desliza suavemente hacia atrás y por instantes el MKZ se transforma en un espectacular teatro abierto, listo para recibir el dragón de fuego que mantiene vivo a este planeta o para, consciente de su propio brillo, entender que el de las estrellas sólo resaltará más sus bondades.

Rodar y disfrutar

En movimiento, el MKZ refuerza las sensaciones de su interior. El aislamiento de ruido nos deja en nuestro ambiente mientras el mundo se debate en su caos cotidiano. El V6 de 3.7 litros usa con mesura y sin prisa sus 300 caballos de fuerza. Como era de esperarse, la ingeniería se encargó de enseñarle a la dirección a no sufrir con los embates del torque en las aceleraciones bruscas.

Con el V6, el MKZ mostró menos prisa para llegar a los 100 km/h que la versión turbo. Ésta es una opción por la suavidad, la entrega paulatina de poder, por el confort. Que no se engañe el que piensa que no es un auto capaz ni rápido. Decídase a presionar el pie derecho con mayor determinación y en instantes estará rebasando la segunda decena de kilómetros por ahora, con más aplomo de lo que muchos esperarían de un auto cuya fuerza llega a las ruedas delanteras. Claro que esto tiene un costo y el consumo durante los 90 días que lo tuvimos, osciló entre 4.8 y 5.9 km/litro. Lo bueno, definitivamente, cuesta.

También con las curvas hay intimidad. El MKZ se lleva con ellas mejor que la mayoría, pero es un amante discreto, que no necesita hacer alarde de sus conquistas o capacidades. Su comportamiento, de alguna manera, es el justo opuesto a su diseño.

Pero esto no está mal. Nada mal, de hecho. Porque el resultado es equilibrio. Este MKZ, más aún que sus ya buenos antecesores, es un auto para el que quiere disfrutar la vida más que mostrar a los demás que sí lo hace. Bueno, sí lo muestra. Pero nadie es 100% perfecto y a todos se les permite un pecado menor.

FICHA TÉCNICA

DATOS TÉCNICOS

Motor: Frontal transversal.
Cilindros: V6 3.7 L.
Turbocompresor: No.
Potencia: 300 HP @ 6,500 rpm.
Torque: 277 libras-pie @ 4,000 rpm.
Tracción: Delantera.
Transmisión: Automática de seis velocidades (6+R)

SUSPENSIÓN


Delantera: Independiente, de tipo McPherson, con resortes helicoidales y barra estabilizadora.
Trasera: Independiente, de tipo Multilink, con resortes helicoidales y barra estabilizadora.

FRENOS

Delanteros: De discos sólidos, con ABS y EBD.
Traseros: De discos sólidos, con ABS y EBD.

DIRECCIÓN

De piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.

DIMENSIONES en milímetros

Largo: 4,930
Ancho: 1,864
Alto: 1,478
Distancia entre ejes: 2,845
Peso: 1,684 kilógramos

CAPACIDAD


Tanque: 62.5 litros
Cajuela: 436 litros

RESULTADOS EN EL AUTÓDROMO

Aceleración de 0 a 100 km/h en: 9.2 segundos
Frenado de 100 km/h a 0 en: 40 metros
Cuarto de milla: 16.68 segundos a 133 km/h
Velocidad máxima: 210 km/h

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones