Martes, 28 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Suplementos

Suplementos | Un cupé y un convertible que concentran individualismo y placer

Dos números pares para autos impares

Un cupé y un convertible que concentran individualismo y placer

Por: EL INFORMADOR

Desempeño. En la pista, este Serie 2 no deja nada que desear.  /

Desempeño. En la pista, este Serie 2 no deja nada que desear. /

GUADALAJARA, JALISCO (01/FEB/2014).- El lado egoísta que se entraña en todo cupé y el exhibicionista de un convertible tienen dos representantes más en BMW, con los nuevos Serie 2 y 4, para delicia de los amantes del lujo y la deportividad.

Si el Serie 1 cupé era la referencia para un compacto de buen manejo, pero se alejaba de los que querían más espacio y confort, el Serie 2 que lo sustituye corrige un poco esos problemas, pero mantiene sus virtudes.

Más bajo, largo y ancho, el nuevo cupé adopta la nomenclatura de números pares que BMW está usando para los cupés, dejando a los nones para los sedanes. Sus nuevas dimensiones vienen acompañadas de la misma emoción al volante de siempre, lo que pudimos comprobar en el Las Vegas Motors Speedway, un óvalo en el que el M 235iA rebasa tan fácilmente los 200 km/h que nos deja pensando qué pasaría si no estuviera limitado a los 250 km/h; tal vez amenazara el récord de la pista, que es de 305 km/h. No, probablemente no lo haría, pero sí nos dejó al menos considerando la posibilidad.

Para los amantes de la marca, nos complace decir que el Serie 2 mantiene esa pegada firme, el aplomo característico de siempre. La dirección es precisa y rápida como un pensamiento. La caja automática de ocho velocidades —lo sentimos, pero con el seis cilindros en línea no habrá cambio manual— se entiende tan bien con el motor que si fueran amigos, seguro uno prestaría al otro su tarjeta de crédito. Y claro, la tracción que sigue llegando a los ruedas traseras hace que la forma de mantener el agarre en las curvas sea seguir acelerando. Justo como les fascina a los entusiastas.

En los momentos en los cuales no hay espíritu o espacio para correr, el Serie 2 es mucho más benévolo con sus ocupantes que su antecesor, el Serie 1. La distancia entre ejes creció cerca de 2.5 centímetros, lo que suena poco, pero es suficiente para mejorar su calidad de marcha.

Los terminados siguen de buen nivel y la conectividad está presente con las pantallas; el sistema de navegación por GPS (en algunas versiones) y todo lo que se pide en estos días. Claro, controlado por el mando central iDrive. A BMW no le gustan las pantallas táctiles.

Los propulsores son de cuatro cilindros en línea, turbo, con 2.0 litros y 184 caballos para el 220iA, que tendrá un costo inicial en México de 449,900 pesos. El más “picante” y rápido M 235iA tendrá un costo de 729,900 pesos. Vale aclarar que no es un M2, es un “M Performance”, es decir, está por arriba de los mortales, pero no vive en el exclusivo Olimpo en el que habitan los M.

A cielo abierto

El otro auto que probamos también podría haber circulado en el óvalo sin problemas, estamos seguros. Aún más cuando BMW nos informó que la rigidez estructural del Serie 4 Convertible mejoró 40% sobre su antecesor, lo que es decir mucho. Pero no nos dejaron hacerlo y tuvimos que “sacrificarnos” manejándolo sobre las autopistas de Nevada y en el Las Vegas Boulevard, donde le costó menos trabajo de lo que pensábamos robar una que otra mirada en medio de las luces de las decenas de casinos multiformes.

Es que el propósito de un convertible no es sólo disfrutar el clima, sino ser visto. Y esto se logra con el auto que llama la atención por su belleza y por su marca, claro. Pero al contrario de muchos que se dejan quitar el techo, el Serie 4 Convertible también tiene un gran manejo y un silencio interior mayor que versiones más caras de otros modelos —incluso, aquí entre nosotros, el Serie 6 Grand Coupé— cuando el techo está cerrado.

Entre las mejoras que hizo la marca, una fue ponerle un lugar para que el deflector trasero se guardara, justo detrás del respaldo del asiento posterior. La cajuela es mayor y cuando el techo está abajo, hay un botón que permite que todo el conjunto del techo se levante, guardemos lo necesario en el maletero y luego lo volvemos a bajar. Todo esto sin que el techo vuelva a su lugar. Bien pensado, bien ejecutado, como sólo los alemanes pueden hacerlo.

Para México el Serie 4 está en dos versiones. La 428iA con motor de 2.0 litros, cuatro cilindros turbo con 240 HP, tiene un precio inicial de 799,900 pesos. Para los que sienten que hace falta más potencia, el 435iA Convertible M Sport costará 999,900 pesos.

Ambos autos ya están en los distribuidores de BMW en México, por lo que es sólo una cuestión de tener ganas, buen gusto, saber disfrutar la vida y, claro, poder pagar por uno de estos dos autos impares, aunque sus nombres digan otra cosa.

Sergio Oliveira/Las Vegas

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones