Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Noviembre 2019
Suplementos | Para ilustrar el concepto, Jesús les puso el ejemplo de un hombre que se fue de viaje dejando su casa en manos de sus siervos

¿A qué hora dijo?

Nos cuenta el evangelista Marcos en su capítulo 13, que un día Jesús advirtió a sus discípulos que estuvieran vigilantes porque no sabían cuándo sería el momento de su regreso...

Por: EL INFORMADOR

       Nos cuenta el evangelista Marcos en su capítulo 13, que un día Jesús advirtió a sus discípulos que estuvieran vigilantes porque no sabían cuándo sería el momento de su regreso. Para ilustrar el concepto, Jesús les puso el ejemplo de un hombre que se fue de viaje dejando su casa en manos de sus siervos, con las indicaciones de que estuvieran pendientes, pues podría regresar en cualquier momento y no quería encontrarlos dormidos cuando volviera.
       De este ejemplo que Jesús relató, podemos sacar varias enseñanzas. La primera es que Jesús afirmó en varias ocasiones que volverá a este mundo. Eso es algo que nadie se ha atrevido a decir. Ningún maestro religioso, y ningún sistema religioso, ha mencionado la idea de que su fundador o personaje principal vaya a regresar a la tierra. El único que lo dijo claramente fue Jesús. Puesto que Jesús nunca mintió, podemos estar seguros de que si dijo que volvería, volverá.
       La segunda enseñanza es que Jesús dio a entender que su regreso a la tierra será para revisar cuentas con sus siervos. Ya no será como la primera vez, cuando el Señor vino a la tierra humilde y manso, para ser rechazado por los hombres y morir en una cruz; ahora su regreso será como Rey de los reyes y Señor de los señores. Su presencia no será con debilidad, sino con fuerza, y su propósito será revisar personalmente la vida de todos los seres humanos, para que cada uno demos cuenta delante de Él.
       La tercera es que Jesús mencionó la posibilidad de que el regreso del dueño de la casa fuera en cualquier momento de la noche. Para ese tiempo, la noche se consideraba de las seis de la tarde a las seis de la mañana, y este lapso de 12 horas se dividía en cuatro segmentos o vigilias, las cuales se denominaban “el atardecer”, “la medianoche”, “el canto del gallo”, y “el amanecer”. Con esto daba a entender que el amo podría regresar en cualquier momento, lo que sucede también con nosotros, ya que puede ser que Jesús venga a nosotros, o que nosotros nos presentemos anticipadamente ante Él, incluso antes de su regreso. Cualquiera de nosotros puede dejar este mundo en cualquier momento.
       La cuarta enseñanza es que Jesús nos da un consejo importante para antes de su regreso: velar.  ¿Qué es velar? Aunque literalmente velar significa “estar despierto”, es difícil creer que la indicación de Jesús fuera que no durmiéramos mientras estuviéramos en esta tierra; más bien el Señor se refiere a la importancia de estar atentos y vigilando aún en medio de la noche, cuando los demás duermen. Hay casos donde un velador fue sorprendido por los ladrones, no por el hecho de que se hubiera quedado dormido, sino porque estaba distraído viendo la televisión. Un velador que se mantiene despierto viendo la televisión, no está velando, sólo se está desvelando. Velar significa cuidar con atención, estar observando atentamente lo que sucede alrededor, con el propósito de estar preparados.
       Entonces debemos recordar estas cuatro enseñanzas de la historia del evangelio de hoy: Jesús volverá, lo hará para hacer cuentas con sus siervos, puede volver en cualquier momento y nos aconseja que no nos distraigamos. Amén.
    Angel Flores Rivero
     iglefamiliar@hotmail.com

Temas

Lee También

Comentarios