Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Noviembre 2018
null
Jalisco

Sin espacios, más de la mitad de panteones

De acuerdo con las administraciones municipales, de los 50 cementerios que hay en la Zona Metropolitana de Guadalajara, 32 están saturados

El Informador

Cada vez hay menos lugares en los cementerios de la zona metropolitana. Según los ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco y El Salto, de los 50 panteones, 32 ya no tienen capacidad para construir más espacios.

Los recintos tapatíos que aún tienen sitios disponibles son el Panteón Guadalajara, Mezquitán y Jardín (los dos primeros son los que tienen la mayor capacidad en la ciudad). En San Andrés y San Joaquín ya no hay lugares. Incluso, en estos cementerios no se venden terrenos para este servicio desde el año pasado.

Erick Tapia, secretario particular del Ayuntamiento de Guadalajara, acepta que el tema de la capacidad se vuelve complicado. Sin embargo, garantiza que siguen en condiciones de brindar servicios funerarios en cementerios. “Podemos salir sin problemas este trienio, pero sí es importante una planeación. En Mezquitán tenemos la mayor cantidad de espacios”.

En Zapopan, de los siete cementerios municipales, sólo tres tienen capacidad para ofrecer nuevos espacios. Los que están saturados son los más antiguos, como Zapopan Centro, Atemajac, Tesistán Viejo y Santa Ana Tepetitlán. Y para los que ya adquirieron terrenos, el servicio de inhumación está a 30% del límite.

En este municipio todavía quedan lugares en los cementerios de Venta del Astillero, Tesistán Nuevo y Altagracia (en éste hay 600 criptas disponibles, pero se autoriza solamente el servicio de inhumación, no de compras preventivas).

El director de Cementerios de Zapopan, Fabián Aceves Dávalos, anuncia que plantearán la construcción de gavetas en el panteón de Altagracia, lo que significaría otros 10 años de uso. Agrega que se ha detectado la necesidad de cementerios en la zona de la carretera a Colotlán y Periférico, así como en Mariano Otero, por lo que buscarían consolidar proyectos.

Los que menos espacios nuevos tienen son los municipios de Tlaquepaque y Tonalá. De los nueve panteones que administra cada ayuntamiento, solamente hay capacidad para nuevos entierros en Coyula y San Gaspar, en Tonalá. Esto significa que los sitios disponibles ya están vendidos.

Cruz Alfonso Ibarra, profesor de la Universidad del Valle de Atemajac (Univa), enfatiza que urge planear acciones para enfrentar la saturación de los panteones en la metrópoli, sobre todo ante la especulación inmobiliaria, que puede dificultar la adquisición de terrenos para cementerios.

Jesús Casillas, director de Cementerios de Tlajomulco, menciona que en la administración consolidarán la compra de un terreno que daría atención a la Zona Valles.

Panteón Guadalajara. Este cementerio tiene una capacidad aproximada de 76 mil 900 criptas. Es uno de los más grandes en la metrópoli. EL INFORMADOR/Archivo

Concentra panteón Guadalajara más de la mitad de los entierros

El panteón Guadalajara es el cementerio con mayor registro de entierros en el municipio. De 2014 a la fecha contabiliza 17 mil 621 servicios de este tipo, más de la mitad de las 31 mil 606 inhumaciones realizadas en los cinco panteones tapatíos en ese mismo periodo.

Le sigue el panteón Jardín, ubicado en la colonia Arboledas Sur, con cinco mil 348 inhumaciones y 831 exhumaciones, es decir, el acto de extraer los restos de un cadáver o sus cenizas del lugar donde fueron enterrados.

En Mezquitán hubo cuatro mil 604 inhumaciones y mil 487 exhumaciones en ese lapso; San Joaquín reporta tres mil 252 inhumaciones y 328 exhumaciones. Y en San Andrés: 781 inhumaciones y 247 exhumaciones.

Los entierros continúan en panteones que ya no cuentan con nuevos espacios porque hay terrenos donde pueden albergarse hasta cinco cuerpos, y no todo está ocupado.

Aunque los cementerios Guadalajara y Mezquitán registran espacios para inhumaciones, desde 2014 no han puesto a la venta terrenos para previsión, lo que sí ha ocurrido en los demás recintos. La capacidad total de los cinco panteones tapatíos es de 165 mil 170 criptas y 624 nichos.

El Ayuntamiento de Zapopan cuenta con 16 cementerios, de los cuales cuatro están en delegaciones, cinco son concesionados y siete son competencia del municipio.

Los nueve cementerios a cargo de Tlaquepaque suman un total de seis mil 197 inhumaciones y mil 285 exhumaciones entre 2013 y mediados de octubre de 2018. Los recintos con más actividad son Tlaquepaque y San Pedrito, con mil 613 y mil 160 inhumaciones, respectivamente.

Tlajomulco es el municipio con más disponibilidad de espacios, aunque los cementerios tienen  menor capacidad que el resto de los recintos metropolitanos.  Los panteones de San Agustín y San Sebastián, de mayor tamaño, ya están saturados. En los 16 cementerios, nueve cuentan con lugares para albergar espacios adicionales.

Proyectan nuevo recinto en la Zona Valles

Jesús Casillas, director de Cementerios de Tlajomulco, subrayó que cuentan con la capacidad para brindar espacios a los ciudadanos del municipio.

“Hasta el día de hoy no se ha negado a nadie el servicio. Viendo la tendencia, yo creo que este trienio estamos en capacidad de respuesta. Aunque tenemos que prevenir a futuro porque el municipio ha crecido bastante”.

Recalcó que esperan consolidar un proyecto durante el trienio, para comprar un terreno para hacer un cementerio que brinde atención a los habitantes de la Zona Valle, que ha crecido en habitantes. “En este momento tenemos espacio, pero hay que pensar a futuro”.

Aunque no cuentan con vigilancia especial para los  cementerios, acentuó, hay presencia de personal del Ayuntamiento en las horas hábiles. Para la noche, hay supervisión externa por parte de elementos de Seguridad Pública. “Sí hay operativos, hay mucha coordinación para estar al tanto de las diferentes situaciones”.

En Zapopan, la mayoría de cementerios concesionados

De los ocho cementerios municipales concesionados en la metrópoli, cinco pertenecen a Zapopan: Comunidad Israelita, Recinto de la Paz, Parque Funeral Colonias, Jardín de los Ángeles y Valle de los Cipreses. La administración de los que están en las delegaciones es de las agencias municipales.

En el Panteón Comunidad Israelita, ubicado en la colonia Atemajac del Valle, el Ayuntamiento sólo autorizó su construcción porque no prestan servicios al público, sino a los socios de la comunidad que profesan su religión.

Sobre el Recinto de la Paz, localizado en avenida Aviación y Santa Margarita, el contrato se firmó el 19 de diciembre de 1975 por una vigencia de 99 años.

El Parque Funeral Colonias, con domicilio en avenida Vallarta número 6501, en Ciudad Granja, tiene un contrato por 99 años.

Las últimas concesiones se dieron en 2003 para los cementerios Jardín de los Ángeles y Valle de los Cipreses. El primero, localizado en la carretera Zapopan-San Cristóbal de la Barranca, tiene una vigencia por 20 años. La concesión se dio por el mismo periodo de tiempo a Valle de los Cipreses, ubicado en Camino a Nextipac.

En Guadalajara están concesionados los panteones de Huentitán y La Luz del Mundo. La concesión del cementerio de la asociación religiosa comenzó el 15 de abril de 2010 y tiene una vigencia de 20 años.

El de Belén, que funciona como museo, está bajo la administración de la Secretaría de Cultura. El otro espacio concesionado es Mausoleos de Tonalá y en ese mismo municipio Jardines del Edén es particular.

Asimismo, está concesionado el servicio público de crematorio dentro de las instalaciones del Panteón San Andrés, al concesionario J. Jesús Navarro Loza, con una vigencia de 20 años a partir de octubre de 2012.

De la misma forma se otorgó la concesión del servicio público del cementerio ubicado en la colonia Maestros, con la concesionaria Beatriz Sánchez Aldana viuda de Paniagua, con una vigencia de 33 años, a partir del 19 de julio del 2001.

Planean ampliar Altagracia

El director de Cementerios de Zapopan, Fabián Aceves Dávalos, prevé incrementar la capacidad del panteón de Altagracia, el segundo de mayor tamaño en el municipio, que cuenta con 5% de espacio para nuevas criptas, de un total de 10 mil 755.

Aceves Dávalos dijo que el proyecto, que comenzaría en el 2019 si se aprueba el presupuesto, contemplaría la edificación de gavetas verticales en la barda perimetral, para alargar el uso durante 10 años en el cementerio.

“Donde sí tenemos espacios disponibles es en Tesistán, Altagracia y Venta del Astillero. En Atemajac no, pero hay gente con propiedades que aún tiene lugares para utilizar”.

El funcionario explicó que en los panteones saturados se realizan actividades como exhumaciones, es decir, que los familiares acomodan los cuerpos de sus familiares de formas distintas cuando se llenan los espacios que tienen.

Por otro lado, recordó que los espacios son prestados por tiempo determinado. Por ejemplo, se proporciona a los usuarios un derecho de uso por seis años, que deben renovarse en cada periodo. “Anteriormente se manejaba a perpetuidad, pero ahora debe hacerse el refrendo”.

Agregó que para el siguiente trienio darán mantenimiento al tema de reforzamiento de bardas perimetrales, principalmente en los cementerios con mayor antigüedad.

De los cinco cementerios ubicados en Guadalajara, registra la mayoría de los servicios funerarios en el periodo 2014-2018. EL INFORMADOR/Archivo

Denuncian que “gestores” venden espacios

Armando Alonso López intentó comprar un espacio en los panteones Guadalajara y Mezquitán, pero el costo le pareció muy elevado. Dice que acudió a los recintos y le pasaron el contacto de un gestor, quien le dijo que el espacio más económico era de 60 mil pesos.

Contrario a lo que pensaba, cotizó en Funeral Colonias, un panteón concesionado, y los precios eran más asequibles.

“Salió más barato, había la opción de pagar a crédito y siempre está limpio, bien acondicionado. La verdad, los panteones municipales dejan mucho que desear”.

Guillermo González recalca que acudió al Panteón Guadalajara en busca de comprar un terreno, pero se lo venían en 125 mil pesos. Explica que acudió con un particular porque ningún encargado municipal le brindó información.

“Por más que hice el intento nadie me dijo nada. La persona que contacté tenía su anuncio en la entrada del panteón”.

Sobre los señalamientos, el secretario particular del Ayuntamiento de Guadalajara, Erick Tapia, pide que los ciudadanos hagan las solicitudes directamente en las dependencias, ya sea en la Dirección de Cementerios o en la Coordinación de Servicios Públicos.

“El derecho de uso temporal es de tres mil 374 pesos por 10 años. Si alguien ha sido víctima o puede señalar a algún funcionario, la invitación es que lo denuncien formalmente ante la Contraloría ciudadana de Guadalajara o en la Presidencia Municipal”.

Acerca de las quejas sobre los panteones tapatíos en mal estado, con basura y poca agua en los baños, responde que se deben diferenciar dos aspectos distintos. “Hay labores de mantenimiento que corren a cargo del municipio, que son las áreas comunes, donde el usuario paga 406 pesos anuales. Sobre el mantenimiento, eso le corresponde al propietario o a las familias”, resalta el secretario general.

Costo del servicio en Guadalajara

  • Inhumación: 371 pesos
  • Exhumación: 371 pesos
  • Re inhumación: 371 pesos
  • Cremación: Mil 146 pesos.
  • Venta del derecho de uso a temporalidad
  • Por el término de 10 años de terreno o gaveta vertical: 3,374 pesos.
  • Mantenimiento de áreas comunes: 406 pesos anuales.

Piden mejoras

Guillermo González, quien tiene familiares en el panteón Guadalajara, critica el mal estado en el que se encuentra el cementerio. Lamenta el mal servicio porque asevera que cada año paga una cuota de 406 pesos.

“Hace poco fui a visitar la tumba de mis abuelos, a darle una pintada, pero hay mucha basura, el agua a veces es escasa… me tocó que cuando llegué le habían robado accesorios y había tumbas abiertas”.

Agrega que hace falta mucha vigilancia y que exista la certeza de que el dinero que pagan se invierta en el cuidado de los recintos.

Otros usuarios de panteones de Tlaquepaque y Tonalá han dejado varios comentarios en los buzones de quejas y sugerencias en cada recinto, según información obtenida vía Transparencia.

Por ejemplo, en 2017, un ciudadano afirmó que el crematorio municipal de Tlaquepaque presentaba emisiones constantes de contaminantes, lo que dañaba la salud de todas las personas que se encuentran por la zona, como escuelas, condominios y casas habitacionales.

En otros comentarios constantes pidieron mayor vigilancia, que quiten bardas de adobe, mantengan  limpios los baños, más cuidado con las tumbas, podar árboles que dañan fosas, recoger basura entre las tumbas y mejorar la atención para solución de oficios. En particular, solicitan atención para los panteones de Toluquilla y Santa Anita. De este último resaltan que “está en un descuido total, parece que es un basurero”.

En Tonalá, las quejas son por falta de veladores, sustracción de robo de accesorios de las tumbas, como cristos, agarraderas de las losas y ventanas de aluminio. Añaden  que son comunes las fallas en energía eléctrica y que hay pocos espacios para adquirir a previsión. Sobre el panteón de Coyula, usuarios solicitan que se inviertan recursos en la colocación de una barda para todo el perímetro y una puerta de ingreso.

Hay dos panteones con espacio para personas no identificadas

Aunque en los reglamentos municipales se contempla que en los cementerios existan espacios para la inhumación de cadáveres y restos humanos de personas desconocidas o no reclamadas, solamente dos de 50 cementerios cuentan con este tipo de espacios: los panteones de Cocula y Guadalajara, con gavetas adquiridas recientemente.

Zapopan informó que, aunque el cementerio de Altragracia tiene un lugar, no hay antecedentes de cadáveres depositados. Mientras que en el panteón de Coyula, en Tonalá, existen nueve módulos con 21 gavetas cada uno para uso exclusivo del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), en los cuales se han realizado 262 servicios entre los años 2017 y 2018.

Tras la crisis del tráiler con cuerpos que deambuló por tres municipios de la metrópoli, Ciencias Forenses informó que contaba con 444 cadáveres sin identificar. 273 en la caja del primer remolque, 49 en el segundo frigorífico y 122 en la cámara del Instituto.

Para inhumar los que no pudieran ser reconocidos por familiares, la titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Marisela Gómez Cobos, indicó el pasado 24 de septiembre que se compraron más de 800 espacios para los cuerpos en los panteones de Guadalajara y El Salto. También dijo que entablaría diálogo con los municipios para ver la disponibilidad de sus cementerios.

Posteriormente, el 5 octubre, la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) precisó que había rehabilitado 873 gavetas de dos mil disponibles en el panteón de El Salto, para que fueran utilizados por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

La SIOP detalló que eran espacios destruidos o dañados que estaban en un corredor del panteón de El Salto. La Unidad de Transparencia de ese municipio contestó que solamente contaba con espacios vacíos para nuevas inhumaciones en el Panteón Jardín.

Esta semana, el secretario general de Gobierno de Jalisco, Roberto López Lara, mencionó que contaba con 500 gavetas para usar en el panteón de El Salto, además de que buscarían una alternativa diferente a la construcción de un cementerio en El Vado, en Tonalá.

Precisó que de los 444 cadáveres, 375 ya estaban en gavetas del panteón Guadalajara. Remarcó que trabajan en la construcción de una cámara refrigerante en el IJCF para albergar más de 300 cuerpos.

“La crisis forense está de salida, hay que seguir con temas administrativos, para los nuevos cuerpos que están por llegar. Si llega alguien sin reconocerse, hasta en dos meses puede inhumarse”.

Los habitantes expresaron su molestia porque desde hace varios años que no les venden lugares para enterrar a sus difuntos, lo que consideraron injusto.

Rechazan proyectos

La Secretaría General de Gobierno busca construir un panteón forense en un terreno de El Vado, en Tonalá. Sin embargo, vecinos se oponen al proyecto debido a que dicen que ni siquiera cuentan con los servicios públicos básicos. Además, denuncian que eso traería malos olores y sería insalubre para la población.

Por tal motivo, el alcalde Juan Antonio González Mora argumentó que el uso de suelo del predio, propiedad de Gobierno del Estado, no es compatible para la construcción de un cementerio forense.

A principios de este mes, habitantes de El Salto también rechazaron la colocación de gavetas para los cuerpos no identificados, luego de que la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) rehabilitara 873 espacios.

Los panteones de Tlaquepaque y Tonalá están saturados. EL INFORMADOR/Archivo

LA VOZ DEL EXPERTO

Preocupa falta de capacidad

Cruz Alfonso Ibarra (académico de la Univa).

El especialista en administración pública y docente de la Universidad del Valle de Atemajac (Univa), Cruz Alfonso Ibarra, acentúa que desde hace varios años la ciudadanía ha mostrado preocupación por la falta de capacidad en distintos panteones.

“Hace tiempo agotaron su capacidad, la gente lo comenta mucho, que hacen falta terrenos. La gente de escasos recursos no puede recurrir a los panteones. Quizá nos sorprenderíamos si hiciéramos una revisión en las propiedades”.

Apuntó que el Artículo 115 Constitucional señala que es facultad de los Ayuntamientos manejar los panteones de forma adecuada. “Desafortunadamente, la autoridad municipal no le ha puesto mucha atención. Hasta que ocurren eventos extraordinarios. Desde hace tiempo debieron ampliar nuevas zonas”.

Explicó que en el futuro será más complicado adquirir predios, ya que hay municipios, como Guadalajara,  que no pueden crecer en territorio. “Con la especulación urbana, es complicado conseguir terrenos; las inmobiliarias no paran”.

Sobre políticas públicas a largo plazo, comentó que en los países europeos contemplan en mayor medida la incineración de los cuerpos de seres queridos, lo que podría economizar los lugares. “Nosotros, por la idiosincrasia, queremos tener el cuerpo completo. Sería la forma de optimizar espacios y ahorrar dinero, finalmente es más barata la cremación”.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina del servicio que ofrecen los Ayuntamientos en los cementerios?

Participa en Twitter en el debate del día @informador