Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 27 de Junio 2019
null
Jalisco

San Juan de Dios, en la mira de EU por piratería

La Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos pone al mercado a la par del tianguis de Tepito, ubicado en la capital 

El Informador

La Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos (EU) señala al mercado San Juan de Dios como un punto rojo de piratería en México.

En su Reporte Especial 301, la institución norteamericana destaca que el inmueble tapatío es uno de los dos principales espacios de venta de productos apócrifos en el país.

Está a la par del tianguis de Tepito, ubicado en la Ciudad de México.

Entre los más de tres mil locales de varios giros que convierten a San Juan de Dios en el edificio de este tipo más grande de América Latina, se encuentra una amplia sección en la que la oferta de piratería es amplia e incluye películas que todavía se encuentran en cartelera o videojuegos que recientemente salieron al mercado.

Salvador Sáenz, representante de los comerciantes de este sitio, acentúa que “ya casi no” se ofrecen artículos de este tipo en el mercado debido a la facilidad con la que se obtiene el contenido de manera gratuita.

“Ese giro se está cayendo solo, ya casi no hay demanda”, comenta Sáenz.

Sin embargo, el Gobierno estadounidense advierte en su informe que “entre la abundancia de bienes piratas y falsificados, aproximadamente una tercera parte de los locatarios vende dispositivos para burlar medidas de protección tecnológica”.

Sobre el tema, el delegado de la Fiscalía General de la República (FGR) en Jalisco, Jaime Rodríguez Aguilar, afirma que el ilícito es responsabilidad de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra los Derechos de Autor y la Propiedad Industrial, que opera en la capital.

“La FGR se divide en varias fiscalías. Hay una especializada en piratería, pero eso es a nivel central”, resalta. 

Las evaluaciones que emite la Oficina del Representante de Comercio están basadas en las afectaciones que la piratería deja en la industria estadounidense, principalmente en el rubro del entretenimiento.

Sin embargo, el país no está exento de estos daños. De acuerdo con un estudio de la Cámara Americana de Comercio en México, en 2014 la piratería le costó a los mexicanos más de 43 mil millones de pesos.

“Sin contar el valor de pérdida de empleos, impuestos y el impacto en la salud y seguridad de los consumidores”, agrega.

El Gobierno estadounidense destaca la baja en el decomiso de productos apócrifos. EL INFORMADOR/Archivo

Ineficiente, el combate a la piratería en México: EU

La Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos destacó la reducción en el decomiso de piratería en México en los últimos años.

En su Reporte Especial 301, esta dependencia norteamericana resaltó que en 2018 las autoridades mexicanas decomisaron apenas 4.8 millones de artículos de este tipo. En comparación, en 2017 lograron el aseguramiento de 11.9 millones.

Sin embargo, en el documento de la institución estadounidense se indicó que a pesar de que en el país hay lugares como el mercado de San Juan de Dios o el tianguis de Tepito, en donde se comercian estos productos apócrifos, también hay un alza de estas prácticas en los canales digitales.

Por ejemplo, la Red Americana de Organizaciones Creativas, de la Tecnología y la Innovación (Action for Trade, por sus siglas en inglés) acentuó que México es la nación con el mayor porcentaje de usuarios que utilizan sitios de música pirata (71 por ciento).

Además, la asociación señaló que en el territorio nacional “es excesivamente difícil iniciar un caso criminal relacionado con la violación de copyright debido la falta de recursos e ineficiencia de las autoridades”.

Ante esta situación, Gabriel Mercado Barrera, académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG), comentó que la lucha contra este delito en internet está “en pañales” debido a que falta la tecnología necesaria para operar en el plano virtual.

El especialista agregó que la distribución de material digital pirata no es perseguida de oficio por las instituciones mexicanas, sino después de que una parte afectada comienza un procedimiento legal.

Ejemplo en “grabaciones” de cine

Una de las modalidades de piratería que tienen más auge es el camcording (el acto de grabar una película durante su proyección en una sala de cine). México es el segundo en esta práctica. Sólo lo supera Estados Unidos.

La organización Action for Trade indicó que en 2017 se piratearon 81 cintas. De acuerdo con la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos, el camcording es la principal fuente de copias apócrifas que se pueden encontrar en las redes.

“Las grabaciones hechas en los cines en la actualidad son muy diferentes a las de antaño, cuando se utilizaban videograbadoras. Es muy fácil que una grabación clandestina en una sala de cine resulte en una copia limpia y clara, lista para su distribución en línea”, señaló.

La merma de la economía mexicana por la piratería fue de 42 mil millones de pesos en 2014. EL INFORMADOR/Archivo

Un caso reciente se dio durante el día de estreno de la película Avengers: Endgame, cuando comenzaron a circular en internet transmisiones en vivo de la cinta, en ocasiones de usuarios que se encontraban en las salas.

En México ha habido intentos por contar con una legislación más estricta en relación con esta actividad. La más reciente fue en enero del año pasado y la impulsó la fracción del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado. Se proponía incluir el camcording como un ilícito con una pena de entre dos y seis años de prisión. Sin embargo, la propuesta no caminó.

Otras prácticas

Además del camcording, otras formas de piratería que no están contempladas en la legislación mexicana son la retransmisión mediante streaming de programación de canales de televisión por cable y la distribución de contenido mediante “torrents”. Luego de México, Rusia, Brasil e Italia son otros países que se encuentran entre las mayores fuentes de grabaciones clandestinas de películas.

LA VOZ DEL EXPERTO

Es necesario aplicar campañas de concientización

Gabriel Mercado Barrera (académico de la UdeG)

Para el especialista en Seguridad Ciudadana, la piratería es un fenómeno de gran complejidad en el que, ante la carencia de la tecnología necesaria para combatirlo en la red, la facilidad para distribuir el material y lo complicado que resulta iniciar un proceso penal, la mejor opción es apostar por difundir la cultura de la legalidad.

“Más que combatir, prevenir a través de campañas de concientización y cambiar esa idiosincrasia en las personas para, al final, poder evitar esas conductas”, comentó.

La Cámara Americana de Comercio en México indicó que siete de cada 10 mexicanos saben que la piratería tiene efectos negativos en la economía. Seis de ellos opinan que esos efectos representan un problema serio.

Un estudio hecho por la Cámara muestra que la mayor parte de la población considera que el uso de material pirata es una falta menos seria que robar una pieza de pan, no pagar sus impuestos o pasarse un semáforo en rojo.

Pérdidas y crecimiento

42 mil millones de pesos se estima que perdió la economía mexicana por la piratería en 2014.
17% crecerá la industria del entretenimiento en México este año, entre videojuegos, películas, música y publicaciones impresas.
6 de cada 10 mexicanos no consideran serios los daños que provoca la piratería.
327 casos por violar las leyes de derechos de autor fueron iniciados por el Servicio de Administración Tributaria en 2018.

En México “es excesivamente difícil iniciar un caso criminal relacionado con la violación de copyright debido la falta de recursos e ineficiencia de las autoridades”. EL INFORMADOR/F. Atilano

Industria del entretenimiento, en ascenso

A pesar de que los daños que ocasiona la piratería se valúan en miles de millones de pesos (MDP), la industria del entretenimiento en México ha mantenido un incremento constante.

En 2016, el Departamento de Comercio de Estados Unidos  colocó al país como el sexto mercado más importante del mundo en exportación de productos de entretenimiento, en donde la industria de los videojuegos y el cine son los dos rubros más robustos.

Para 2019, se estima que el primero crecerá 6% hasta alcanzar un valor de más de dos mil millones de dólares (MDD), mientras que la industria musical tendrá un valor de 459 MDD este año.

Esta alza se debe en gran medida a la popularidad que tienen los servicios de streaming en el territorio nacional. En el caso de producciones para cine o televisión, el crecimiento del mercado doméstico ha permitido que aumente el número de producciones locales en español que son transmitidos en plataformas digitales.

Por otro lado, cuatro de cada 10 usuarios de internet mexicanos pagan por un servicio musical de streaming, de acuerdo con un estudio de mercado realizado por la consultora Ipsos MORI.