Jueves, 04 de Junio 2020
null
Jalisco

Roban 21 celulares al día en el Estado

El Centro de Guadalajara es una de las zonas con mayor incidencia de este delito
 

El Informador

Hace tres meses, a una cuadra de la estación Tetlán del Tren Ligero, Carlos fue interceptado por un señor en bicicleta. Éste último se levantó la camisa, le mostró una pistola y le dijo que le diera el celular y todo el dinero que traía.

Además del equipo telefónico le quitó 900 pesos. “Iba con mi novia. Ella, como reacción, le arrebató el dinero, pero le dije que se lo regresara. Y el delincuente la amenazó: ‘Dámelo o te doy un plomazo’”.

Carlos había comprado el celular apenas unos días antes. Le costó siete mil 500 pesos y tras el hurto tuvo que reparar otro que tenía. Para evitar que se le diera uso al aparato robado, bloqueó la línea y el equipo telefónico. Comenta que no presentó una denuncia penal porque normalmente no “pasa nada”.

Entre 2018 y 2019, en Jalisco han sido denunciados un promedio de 21 robos al día. De acuerdo con información otorgada vía Transparencia por la Fiscalía General del Estado, durante el primer año en mención se abrieron ocho mil 584 carpetas de investigación, mientras que en 2019 (entre enero y octubre) se tenían cinco mil 613 expedientes.

En síntesis, 2018 fue el año con el mayor número de hurtos, mientras que 2016 fue el más bajo de los últimos cinco años, con 671 denuncias.

El coordinador de Seguridad en Jalisco, Macedonio Tamez Guajardo, reconoce que en algunos meses, casi la mitad del total de las denuncias de robo a personas corresponde a los celulares.

Aunque a mediados del año pasado el gobernador Enrique Alfaro encargó analizar la estrategia implementada en la Ciudad de México para reducir los robos y extravíos, que consiste en facilitar al ciudadano el bloqueo de los equipos y prohibir la venta de estos aparatos en tianguis, persiste este delito en la metrópoli.

“Debo decir que la estrategia que se tiene en la Ciudad de México no está terminada ni está funcionando hasta donde nos hemos dado cuenta (aunque no hizo referencia a estadísticas). Decidimos ver nuestra propia realidad delincuencial para hacer una estrategia que comprenda no sólo la prevención del delito a través de la Policía, sino una mejor aplicación de los reglamentos municipales vigentes para evitar eso”, menciona Macedonio Tamez. Agrega que se tendrá un acercamiento con la Asociación Mexicana de Aseguradoras para eliminar el requisito de que se presente una denuncia penal para hacer válida la póliza por robo.

En la zona de San Juan de Dios está identificada la venta de celulares robados. EL INFORMADOR/Archivo

Mínima, la recuperación de aparatos

De acuerdo con datos de la Coordinación General de Seguridad Estratégica, entre 2013 y 2019 se han recuperado 140 celulares en operativos.

La Fiscalía General de Jalisco reporta que el área es de reciente creación y, de marzo a noviembre de 2019, se recuperaron cinco celulares que fueron regresados a sus dueños.

Por su parte, los Ayuntamientos respondieron que no cuentan con la información. Justifican que no la procesan o que es competencia de la Fiscalía del Estado.

Esto significa que en ese periodo se recuperaron sólo cinco de cada mil celulares robados, ya que en esos años se abrieron un total de 26 mil 739 carpetas de investigación por este delito.

La actual administración no tiene publicada en el portal de la Fiscalía la lista de equipos recuperados.

Durante el sexenio pasado se decidió hacer pública la información de los aparatos telefónicos que se decomisaban o aseguraban en los operativos para que la ciudadanía pudiera identificar sus celulares.

Por ejemplo, en 2016 se tenían publicados los datos de 378 celulares. Ese mismo año, la dependencia reportó que tras realizar varios operativos en tianguis y zonas comerciales de la Zona Metropolitana de Guadalajara, la Fiscalía General del Estado informó que se habían recuperado 510 equipos, principalmente réplicas.

Acciones

Detenidos. Entre 2013 y 2019, las corporaciones del Estado y cuatro de los Ayuntamientos metropolitanos han detenido a 899 personas por el presunto robo de celular. De acuerdo con información otorgada vía Transparencia, el Ayuntamiento de Zapopan es el que reporta el mayor número de aprehensiones, con 529 en ese periodo.

Inexistentes. De los cuatro Ayuntamientos metropolitanos, Tonalá es el que menos reporta. Respondió que sólo tiene datos de detenciones a partir de enero pasado. Hasta noviembre de 2019 se habían registrado cinco. Por su parte, la Fiscalía entregó sólo datos de diciembre de 2018 y hasta octubre de 2019, con 22 aprehensiones.

Operativos. En lo que se concreta una estrategia integral para combatir el robo de celulares, el secretario de Seguridad Pública subraya que se llevan a cabo operativos de vigilancia, principalmente en los puntos considerados como más conflictivos por la alta incidencia delictiva.

Cobertura. Por medio del Área de Prevención del Delito se desarrollarán pláticas para la ciudadanía en general, pero enfocadas principalmente en la comunidad estudiantil. “Obviamente sin dejar de lado a las primarias y secundarias, que ya este tipo de aparatos desde muy pequeños los traen, con la intención de tomar medidas de autoprotección, de no traer los celulares detrás en la bolsa y otras actividades que realizan que los aíslan del entorno y que los hacen propicios a ser víctimas de delitos”.

Coordinación. La dependencia añade que trabajarán de manera conjunta con los municipios. “Estaremos enfocándonos a combatir este tipo de delitos”.

Trabajan con las telefonías

Con el objetivo de simplificar el proceso de bloqueo de los celulares robados o los extraviados en el Estado, como ya sucede en la Ciudad de México, el secretario de Seguridad Pública, Juan Bosco Agustín Pacheco, declara que las Áreas de Prevención del Delito están en comunicación con las empresas de telefonía.

A mediados del año pasado, el Gobierno capitalino presentó la Estrategia Multisectorial para Promover el Bloqueo de los Celulares para evitar que los equipos robados puedan ser vendidos de manera ilegal.

El bloqueo de aparatos en la Ciudad de México se puede hacer por cinco vías: a través de la Aplicación Alameda Central, por medio de bloqueatucel.cdmx.gob.mx, con una llamada a Locatel y con ayuda de “Victoria” (chatbot) mediante el envío de un mensaje de texto al #30303.

Para cualquiera de estas opciones, la ciudadanía debe conocer el número IMEI de su celular, que es un código internacional de identidad (clave única) para inhabilitarlos.

Alfonso Partida Caballero, académico de la Universidad de Guadalajara, destaca que esto debe concretarse, debido a que los equipos robados, en su mayoría, son utilizados para cometer otros delitos como extorsión, secuestro y fraude, principalmente.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el fraude y los secuestros están en aumento. Mientras en 2015 se abrieron seis mil 587 carpetas de investigación por el primero, en 2019 y con corte al mes de noviembre, ya se habían superado con siete mil 133. En el caso del segundo, pasó de 20 a 189 (este último en el mismo periodo, de enero a noviembre del año pasado).

El problema es más grave, dice, debido a la impunidad. “Te envían a la Fiscalía (para presentar la denuncia), pero lo que hacen es apuntar la denuncia y te dicen que van a investigar, pero en un mes o un año… y no pasa absolutamente nada”.

GUÍA

¿Qué es el IMEI?

El IMEI (International Mobile System Equipment Identity, por sus siglas en inglés), es un código de 15 dígitos pregrabado en los teléfonos móviles, el cual funge como un código internacional de identidad que tiene cada teléfono celular y que lo distingue de manera única.

¿Cómo puedo obtener el IMEI de mi teléfono celular?

Puede consultar los 15 dígitos que conforman el IMEI marcando *#06# desde su equipo, encontrarlo en la configuración del teléfono o, en su defecto, en una etiqueta blanca debajo de la batería del dispositivo.

¿Para qué me sirve?

Al ser un código de identidad del teléfono móvil, es posible saber si un equipo celular ha sido incluido en la lista global de dispositivos móviles robados o extraviados, antes de adquirirlos. Con esto se busca desincentivar el robo de los teléfonos celulares y evitar así que en muchas ocasiones sean utilizados por los delincuentes para llevar a cabo extorsiones y otros ilícitos.

Sin regular, la venta en los tianguis

A pesar de que en julio pasado el gobernador Enrique Alfaro informó que se reuniría con los alcaldes para plantear la posibilidad de reformar los reglamentos municipales para prohibir la venta de celulares en los tianguis y otros espacios públicos similares, como ya sucede en la Ciudad de México, en los municipios no se tienen avances en esta materia.

La presidenta de la Comisión de Seguridad de Guadalajara, Verónica Flores, reconoce que el tema no está todavía en la agenda del Ayuntamiento, “no se ha planteado”.

Explica que está elaborando una propuesta para presentar una iniciativa que contemple un combate frontal al robo de estos aparatos de telefonía móvil.

“Lo que tenemos que buscar es cómo establecer que no se vendan más que en el comercio establecido, porque sería muy difícil que los inspectores pudieran pedir la documentación en otros espacios”.

La regidora destaca que se deberá implementar una estrategia integral entre los Gobiernos estatal y municipales, el Congreso y el Poder Judicial. “Para poder ver qué reformas tenemos que llevar a cabo en el Código Penal, qué mecanismos tendremos que establecer para realmente hacer algo que le sirva a la gente… porque ha crecido de una manera desproporcionada este delito y eso nos tiene preocupados”.

Además del robo, dice, el problema es que en estos equipos de telefonía hay datos personales e información privada.

Entre 2013 y 2019 se han recuperado sólo 140 celulares tras los operativos, reporta la Coordinación de Seguridad Estratégica de Jalisco. EL INFORMADOR/Archivo

“En el ámbito municipal, una cosa es que prohibamos la venta en la vía pública (tianguis y otros espacios), de manera tajante, pero también, qué alternativas damos y cómo sería esta situación porque, por ejemplo, el tener una acción conjunta sería que pidiéramos a las empresas el bloqueo de los celulares, pero que en serio sirviera, no cosas esporádicas o sueltas que no logren causar el impacto que queremos”.

El titular de la Coordinación Estratégica de Seguridad, Macedonio Tamez Guajardo, asegura que la regulación municipal se encuentra en los proyectos de este año, aunque aclara que se trata de una estrategia compleja. “Está en estudio porque relacionado a los preceptos constitucionales que tienen que ver con la libertad de comercio, no es como decir que vamos a prohibir esto y ya… sino que hay que estudiar cuidadosamente la Constitución y las garantías que de ésta emanen”.

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública, Juan Bosco Agustín Pacheco, acentúa que Guadalajara focaliza su trabajo sobre la calzada Independencia, “en la cual prácticamente han recogido todo este tipo de aparatos que ilegítimamente se venden en el lugar y son de dudosa procedencia. Estamos trabajando y presionando con el resto de los municipios para que, una vez detectadas las áreas conflictivas, puedan también replicar lo que se está haciendo en el municipio de Guadalajara”.

TESTIMONIO

“No nos veas a la cara o te disparamos...”

Alrededor de las 22:30 horas del pasado 3 de enero, Alfonso caminaba sobre avenida Aviación tras salir de su negocio, cuando fue detenido por dos jóvenes armados que circulaban en una motocicleta.

“Me apuntaron y me dijeron: ‘Danos todas tus pertenencias. No nos veas a la cara o te disparamos’. Les entregué el celular y se fueron”.

Recuerda que al siguiente día inhabilitó la línea y utilizó otro equipo. “No tengo el código (del celular anterior). Me dijeron que hay un código (IMEI) para desactivar los teléfonos para que no los puedan usar. La verdad no lo tuve y no pude desactivar el equipo. Es un error que cometemos muchos, de no quedarnos con ese número para que, en la medida de que ya no puedan usar los equipos, a lo mejor dejan de asaltar”.

Alfonso no presentó una denuncia penal porque señala que le han robado en seis ocasiones de mayo del año pasado a la fecha. “En otras ocasiones sí presenté denuncias, pero es la misma respuesta de los oficiales: ‘No podemos hacer nada con los datos que nos das’. Luego de denunciar tienes que ir a ratificar y siempre pierdes mucho tiempo en eso. Al final de cuentas los mismos oficiales nos han dicho: ‘Los agarramos y a los tres días ya están sueltos’”.

En otra ocasión, recuerda, dejó un carro estacionado afuera de su negocio y, por la noche, le robaron el estéreo y la computadora. Como tiene cámaras de vigilancia, se grabaron a las dos personas que rompieron los vidrios del auto y se llevaron los equipos. “En esa ocasión le hablé a la Policía, vino una patrulla, les presenté el video y me dijeron lo mismo: ‘No podemos hacer nada con esto porque no los agarramos infraganti y no sabemos quiénes son’”.

En otros hechos, se robaron también unas piezas que tenía en una unidad y una camioneta que se encontraba afuera de su negocio. El dueño de ésta última presentó la denuncia y pudo recuperarla.

Las piezas también las recuperó porque hay una chatarrera en la zona. “En ese lugar muchos vecinos que nos han robado piezas de metal, en ese lugar han encontrado las piezas que nos roban cuando son de fierro”.

Denuncia que los comerciantes ubicados sobre el libramiento de la Base Aérea de Zapopan están cansados porque los robos han aumentado en los últimos meses. “Si juntamos entre todos los comerciantes que estamos en la zona, mínimo roban a tres por semana. A todos nos han robado, por eso nos estamos organizando contra los delincuentes”.

Ya solicitaron el apoyo a la Policía de Zapopan. Les respondió que los quieren ayudar, pero no tienen el personal suficiente.

Burlan a la Policía

  • De enero a octubre de este año, la Comisaría de Guadalajara recibió 339 reportes de robo en motocicleta (conocidos popularmente como “motoladrones”) en el municipio.
  • Enero y julio fueron los meses con mayor incidencia, con 55 y 48 casos, respectivamente.
  • En octubre pasado, este medio publicó que en Guadalajara no se han podido contener los robos de los “motorratones”, a pesar de que se tenían tres operativos por parte de la Comisaría y uno impulsado a nivel estatal para inhibir este tipo de hurtos.
  • En diciembre de 2018, para prevenir los ilícitos, como el robo de celular en zonas conflictivas del municipio, se reforzó la seguridad en colonias como la Americana, Centro, Chapultepec y Providencia. Pese a ello, los ladrones siguen al acecho.
  • El operativo estatal, a cargo de la Policía Vial, consiste en revisar que los motociclistas cumplan con el Reglamento de La Ley de Movilidad y Transporte del Estado para garantizar la seguridad de los motociclistas, compartió en febrero Macedonio Tamez.
  • Miguel Castellanos, comisario de la Región Uno de la Policía de Guadalajara, señaló que se tienen entre 20 y 40 elementos por cada una de las zonas de mayor incidencia.
Ante los robos en Paseo Alcalde, autoridades aumentaron la presencia de policías. EL INFORMADOR/Archivo

TELÓN DE FONDO

Proponen hasta ocho años de prisión en Jalisco

A mediados del año pasado, el diputado Javier Romo Mendoza presentó una iniciativa de reforma para incluir en el Código Penal del Estado tres artículos que sancionen a quienes roben celulares, los comercialicen o los compren, con penalidades de hasta ocho años de prisión.

El proyecto de reforma considera aplicar de cuatro a ocho años de cárcel a quien hurte un teléfono móvil. Esa misma sanción aplica a quien venda el equipo, lo desbloquee o remarque.

Quien adquiera un equipo robado podría enfrentar sanción de 16 a 32 meses de cárcel. Y si se comercializan en un local establecido aplicará la cancelación definitiva de licencias o permisos.

“Con esta reforma buscamos que el robo de celulares se persiga de oficio para que la Fiscalía del Estado y los Ayuntamientos, a través de sus Policías y sus áreas de Inspección, implementen operativos y acciones que disminuyan el riesgo de los ciudadanos a ser violentados”.

Usar armas de fuego o provocar lesiones durante el robo del celular se consideraría un agravante. En esos casos el castigo podría ir de siete a 15 años de prisión. La sanción aumentaría de cinco a 10 años si el equipo contiene información personal biométrica y financiera. De comprobarse el uso de esa información, el castigo incrementa de seis a 12 años.

La iniciativa, que fue turnada a las comisiones legislativas, incluye castigo a los servidores públicos que otorguen una autorización o permitan por acción u omisión la comercialización de equipos de telefonía móvil robados en espacios públicos abiertos. El correctivo a los funcionarios va desde la inhabilitación y el retiro del cargo, hasta por dos años de prisión.

Sanciones

El diputado Javier Romo Mendoza acentuó que se deben especificar las sanciones por el robo de celular, pues según datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, de los 9.5 millones de robos o asaltos cometidos en la calle o en el transporte público registrados en 2017, en 51.2% de los casos fueron teléfonos celulares.

“Se fomenta el mercado informal”

Alfonso Partida Caballero (académico de la Universidad de Guadalajara)

La planeación en materia de seguridad pública no es uno de los fuertes de los Ayuntamientos. Y es lo que permitiría atacar de manera preventiva algunos delitos, como el robo de celulares, considera el académico de la Universidad de Guadalajara.

“La compra-venta es muy sencilla. Con esta permisibilidad se fomenta el mercado informal y el robo hormiga que se hace de los celulares. Es un área donde los Ayuntamientos deben de poner la reglamentación adecuada para simple y sencillamente prevenir este tipo de situaciones”.

Explica que los Ayuntamientos pueden prohibir la venta de los aparatos telefónicos en la vía pública y vigilar a través de sus inspectores a los particulares y empresas que venden celulares a bajos costos, que en su mayoría son robados o adquiridos de manera ilegítima.  “Definitivamente no lo han hecho. No tienen una visión integral para atacar este robo hormiga y que, además, es un gran negocio. Si vas a cualquier tianguis te vas a encontrar no una sino cinco o 10 personas que están vendiendo celulares… y en muchas ocasiones tienen una gran cantidad de modelos y marcas. Por supuesto que son a la mitad de precio y esto es lo que fomenta esta piratería… el robo de los propios celulares”.

Señala que la autoridad no hace nada por combatir el problema. “Si vas y te quejas al Ayuntamiento te dicen que no pueden hacer nada. Si vas a la Fiscalía te piden una enorme cantidad de documentos para ser guardados y no hacen investigaciones. La manera más importante es hacerlo de manera preventiva”.

Sigue: #DebateInformador

¿Cuáles son las zonas con mayor robo de celulares en la metrópoli?

Participa en Twitter en el debate del día @informador