Martes, 06 de Diciembre 2022
null
Jalisco

Presumen obras en el río Santiago; ignoran polución industrial

El Gobierno de Jalisco destaca el aumento en el saneamiento de aguas, pero falta sancionar a industriales que contaminan

El Informador

A cuatro años de que el Gobierno de Jalisco anunciara la estrategia para el saneamiento del río Santiago, las autoridades desconocen el tratamiento de aguas de tipo industrial, que son las que más contaminan la cuenca.

“Esa es una cuestión federal, que no tenemos datos, lo que hemos dicho muchas veces es que necesitamos una mejor coordinación con el Gobierno federal”, respondió René Caro Gómez, coordinador Estratégico de Gestión del Territorio, durante la presentación de avances en el tema. Sin embargo, la Comisión Nacional del Agua omite brindar información detallada sobre los industriales sancionados.

Explicó que dentro de su competencia está el tratamiento de aguas residuales, el cual estaba en un 61% al principio de la administración y llegará a un 75% al finalizarla.

Según el Gobierno estatal, están ampliando la cobertura de saneamiento de aguas residuales urbanas. Informó que hay 17 plantas de tratamiento en la cuenca alta y colectores en El Ahogado, con un presupuesto de operación y mantenimiento de mil 725 millones de pesos. Al respecto, más del 50% de las plantas de tratamiento construidas en la cuenca han sido abandonadas principalmente por los altos costos que generan, que deben ser absorbidos por los Ayuntamientos.

El Ejecutivo puntualizó que “los cambios de uso del suelo, los asentamientos humanos y la actividad industrial son las fuentes principales de contaminación del agua del río Santiago. Adicional a lo anterior, las actividades agropecuarias y la disposición de residuos tienen aportes importantes a la contaminación del río que aún no han sido estudiados”.

Al respecto, aunque el destino de los residuos es de atribución federal, añadió que a través de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente se han realizado, entre 2019 y 2022, “dos mil 029 visitas de inspección y 53 clausuras en el área de intervención prioritaria, de las cuales el 80% tuvo como objetivo verificar  la adecuada gestión de residuos de manejo especial”. Sin embargo, no se tiene un registro sobre cuántas de las empresas contribuyen en reciclar el agua.

Desde hace años, vecinos del río Santiago padecen enfermedades renales. EL INFORMADOR/Archivo

Sin terminar tamizaje sobre enfermos renales

Bárbara Casillas, coordinadora Estratégica de Desarrollo Social del Gobierno de Jalisco, dio a conocer que aunque han pasado cuatro años desde que se anunció la estrategia para sanear el río Santiago, el estudio todavía no está listo. Además, solamente hay tres nefrólogos y no hay unidades de enfermos renales para atender a la población del área de atención prioritaria.

“En materia renal se está haciendo un diagnóstico, tamizajes, consolidando el censo. No hay equipos para hemodiálisis en la zona”.

Explicó que ellos apoyan con el transporte para que acudan a la Zona Metropolitana de Guadalajara. “Por eso es que les damos el transporte para que puedan venir al Hospital Civil, o los que tienen Seguridad Social al IMSS. Esa es la atención a los que ya están enfermos. Lo que buscamos es que las personas no se enfermen, los factores medioambientales influyen mucho pero también los otros factores como los hábitos saludables influyen en un 43%, por eso se busca ese proceso de concientización en la prevención. Si tienes otros factores de riesgo eres más propenso a desarrollar una enfermedad renal, y esto no solamente en la zona de influencia del río, en cualquier otra zona”, destacó.

Sobre el aumento de enfermos en la zona, dijo que no se tienen datos concretos. “Pero como todas las enfermedades crónicas degenerativas, van en aumento”.

Habitantes de la zona están expuestos a la cpontaminación del agua del río Santiago. EL INFORMADOR/Archivo

“Es una simulación”, denuncian

El activista Alan Carmona, integrante del colectivo Un Salto de Vida, considera que en términos de salud, el tamizaje es insuficiente porque solamente incluye a menores de edad. “Es una forma de simulación de lo que se está solicitando por parte de la comisión, y lo que debería hacerse en términos de la salud, desde una perspectiva de toxicología y epidemiología. Lo que solicita la Comisión Interamericana es un diagnóstico médico para todas las poblaciones cercanas a cinco kilómetros, y lo que representa este estudio es únicamente a un sector de la población y en un tipo de enfermedad, cuando la contaminación está afectando a la población de todos los rangos de edad, a todos los sectores, y con una multiplicidad de enfermedades que pueden asociarse a la contaminación”.

También alerta que hay muchas descargas que no están siendo registradas, canalizadas a drenajes o drenajes que no están canalizados a plantas de tratamiento, “hemos hecho recorrido con investigadores. Las descargas industriales, que aparentemente no son de su competencia (del Estado), pero sí son responsabilidad de la federación, pero las están descargando de las industrias a los colectores, que llevan a las plantas de tratamiento que opera la CEA (Comisión Estatal del Agua), como es el caso del Ahogado”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) establece que el Estado debe adoptar las medidas pertinentes “para brindar un diagnóstico médico especializado para las personas beneficiarias, teniendo en cuenta la alegada contaminación, proporcionándoles asimismo una atención médica adecuada en condiciones de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad, conforme a los estándares internacionales aplicables”.

Por otro lado, Alan Carmona enfatiza que otro de los grandes y principales pendientes es frenar los ritmos de devastación del territorio. “Está pendiente que el Gobierno del Estado pueda alinear, o tratar de alinear una estrategia de los 17 municipios de intervención prioritaria, sobre todo desde una perspectiva de desarrollo urbano y de ordenamiento territorial, porque se siguen generando desarrollos industriales, desarrollos de infraestructura que están en detrimento de la calidad y salud del ecosistema”.    

En 2020, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió medidas cautelares a favor de pobladores de las zonas aledañas al río Santiago; pidió un diagnóstico médico y que se mitigaran las fuentes de riesgo. EL INFORMADOR/Archivo

¿Qué dice la medida cautelar de la CIDH?

El 7 de febrero de 2020, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de pobladores de  las zonas aledañas al río Santiago,  tras considerar que se  encuentran en situación de “gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos a raíz de una presunta contaminación ambiental en el río Santiago y el lago de Chapala”.

Como parte de las medidas, solicitaron a México que adopte las medidas necesarias para preservar la vida, integridad personal y salud de los pobladores de las zonas de hasta cinco kilómetros del río Santiago en los municipios de Juanacatlán y El Salto, así como de los pobladores de las localidades de San Pedro Itzicán, Agua Caliente, Chalpicote y Mezcala en el municipio de Poncitlán.

Para tomar su decisión, la Comisión observó con preocupación los estudios aportados por los solicitantes acerca de la contaminación y su efecto nocivo en los habitantes. “Tales estudios demuestran altos porcentajes de indicios de enfermedades renales, presuntamente derivadas de la exposición a contaminantes presentes en el río Santiago y sus entornos, además de la detección de pesticidas en la orina de niñas y niños. Asimismo, se indicó que 28 personas habrían fallecido debido a enfermedades renales crónicas desde 2003, incluyendo una persona a mediados de 2019”, se detalló en el comunicado de prensa.

La región

63 empresas se concentran en la cuenca del río Zula, afectando la sustentabilidad de esta zona.

475 kilómetros recorre desde que se origina en el Estado de México hasta desembocar en el lago de Chapala.

741 empresas generan residuos, emisiones y descargas en la zona alta de la cuenca.

Durante varias administraciones, el río sigue siendo un foco de infección. EL INFORMADOR/Archivo

PARA SABER

Destacan “avances” ante Comisión Interamericana

El Gobierno de Jalisco se llevó un compromiso para continuar con los avances en la agenda pública del saneamiento del río Santiago, sostener el enfoque de derechos humanos y atención a la salud y medio ambiente, así como dar seguimiento puntual a los acuerdos establecidos ayer con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), destacó el gobernador al término de la reunión en la ciudad de Washington.

“Me dio mucho gusto poder presentarle todo lo que hemos hecho en el saneamiento del río Santiago, la manera como estamos atendiendo a las poblaciones afectadas, cómo le hemos dado un enfoque de salud pública a toda la estrategia y cómo ahora la variable de derechos humanos se ha convertido en un eje transversal que nos permite tener una política pública integral”.

Mediante una presentación completa que abordó todos los ejes y las estrategias para la intervención prioritaria bajo seis componentes estratégicos, con una visión al año 2050, se “expusieron los avances, retos y compromisos”.

Se destacó que pasaron del 64% al 75% de aguas tratadas en la cuenca con la habilitación y construcción de plantas de tratamiento estratégicas y colectores. “Se ha logrado el contener el deterioro en la calidad del agua e iniciar los procesos de saneamiento en toda la cuenca; se arrancó la reconversión productiva a lo largo de la cuenca; se puso en marcha la estrategia de atención integral a las poblaciones afectadas de El Salto, Juanacatlán y Poncitlán; además de implementar la estrategia para garantizar el acceso a la salud a todos los habitantes afectados”.

Por parte de los representantes de la CIDH se manifestó la intención de convertir la estrategia “Revivamos Ríos Santiago y Zona de Intervención Especial de Poncitlán”, en un estudio de caso de políticas públicas con enfoque de derechos humanos para el hemisferio.

En la audiencia se dejó de manifiesto el fortalecimiento a la infraestructura en materia de salud en los municipios que conforman la cuenca, con los hospitales comunitarios en construcción en El Salto y Ocotlán, además de la unidades de hemodiálisis, un hospital de segundo Nivel de Atención en Construcción que es el Hospital Civil de Oriente a menos de 30 kilómetros de la zona y el lograr el 20 de 35 unidades de salud de primer nivel acreditadas, todas estas superando los 63.3 millones de dólares.