Lunes, 18 de Octubre 2021
PANORAMA. Jalisco se convirtió en líder nacional en recepción de remesas el año pasado, gracias al apoyo de los connacionales. EL INFORMADOR• A. Camacho
Jalisco

Remesas salen al quite ante la crisis en Jalisco

Los migrantes jaliscienses enviaron más de 82 mil millones de pesos que colocaron a Jalisco en primer lugar a nivel nacional con la mayor captación de remesas

El Informador

Pese a la crisis económica generada por el COVID-19, las tías de Claudia López continuaron enviando remesas a su familia desde Estados Unidos. Asegura que las hermanas de su papá (quien falleció recientemente) no se han visto afectadas e incluso recibieron dinero del Gobierno del país norteamericano.

Durante el año pasado, los migrantes jaliscienses enviaron cuatro mil 153 millones de dólares a la Entidad; es decir, más de 82 mil millones de pesos que colocaron a Jalisco en primer lugar a nivel nacional con la mayor captación de remesas, incluso por arriba de Michoacán, que había liderado en la materia.

Esta bolsa enviada por la comunidad migrante es casi igual al presupuesto 2020 aprobado para la operación de todo el aparato del Gobierno estatal para el gasto en educación, seguridad y salud (83 mil millones de pesos).

Moisés Alejandro Alarcón, académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y Raúl Rodríguez, académico del ITESO, coincidieron en que ese incremento es un reflejo de la crisis sanitaria, porque en México hubo poco apoyo económico por parte de los gobiernos.

En una década, se duplican las remesas enviadas a Jalisco

PANORAMA. Jalisco se convirtió en líder nacional en recepción de remesas el año pasado, gracias al apoyo de los connacionales. EL INFORMADOR• A. Camacho
  • Los dólares que envían los connacionales al  Estado son una fuente de ayuda para las familias, ante la crisis sanitaria y económica

Entre los años  2010 y 2020, los envíos de remesas a Jalisco se duplicaron. De acuerdo con datos del Banco de México, en ese periodo los recursos enviados por migrantes al Estado pasaron de mil 755 millones de dólares a cuatro mil 153 millones.

Las transacciones realizadas durante el año pasado colocaron a la Entidad en el primer lugar a nivel nacional con el mayor monto recibido.

Lo anterior,  pese a la crisis generada por la pandemia del COVID-19,  que provocó una pérdida masiva de puestos de trabajo. De acuerdo con el Anuario de Migración y Remesas 2020, la tasa de desempleo de migrantes mexicanos llegó al 17% en abril, con una pérdida de 875 mil empleos.

Los expertos en materia financiera consideran  que el aumento del envío de dinero se dio principalmente para apoyar a sus familiares en la contingencia sanitaria.

Aunque reconocieron que no se puede descartar que esa cifra histórica pudiera estar relacionada al lavado de dinero de los cárteles mexicanos, acentuaron que es muy complejo que ese tipo de operaciones ilícitas se puedan realizar a gran escala.

El año pasado, la Administración para el Control de Drogas (DEA) en conjunto con otras instituciones detectaron que, a través de una tienda de ropa ubicada en Dallas, Texas, el Cártel Nueva Generación blanqueó más de 10 millones de dólares de sus ganancias por la venta de drogas.

De acuerdo con las autoridades de inteligencia estadounidenses, entre marzo y julio pasados, desde esa empresa dedicada al envío de remesas se realizaron 11 mil movimientos de menos de mil dólares, utilizando nombres falsos.  

Moisés Alejandro Alarcón, académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG), reconoció que el lavado de dinero a través del sistema de envíos “es una de las hipótesis que se maneja”, pero advirtió que lo ve complicado.

“Para que esto sucediera tuvieron que haber  pasado algunos candados. Cuando envías dinero en Estados Unidos, te preguntan a quién se lo envías y te piden algunas identificaciones”.

Histórico de remesas enviadas a Jalisco

1,755  millones de dólares en 2010.

1,895  millones de dólares en 2011.

1,883  millones de dólares en 2012.

1,755  millones de dólares en 2013.

1,959  millones de dólares en 2014.

2,174  millones de dólares en 2015.

2,520  millones de dólares en 2016.

2,881  millones de dólares en 2017.

3,304  millones de dólares en 2018.

3,536  millones de dólares en 2019.

4,153  millones de dólares en 2020.

Fuente: Banco de México.

“Le mandaron más”

Desde hace tres años, sus tías que viven en Estados Unidos comenzaron a enviarle dinero a su papá cada mes y medio para apoyarlo, recuerda Claudia López, quien actualmente se encarga de recoger las remesas.

Informa que su papá era abogado. “Se quedó sin trabajo, sin pensión, sin nada. Mis tías allá están más acomodadas, tienen pensiones de los maridos y sí le empezaban a mandar dinero para ayudarlo”.

Hace alrededor de tres meses falleció su papá, pero continúan recibiendo dinero. Le dijeron a su mamá que mantendrían los envíos “porque era para lo mismo: para tratar de ayudarlos”.

Pese a la pandemia por el COVID-19, Claudia aclara  que sus tías no se han visto afectadas económicamente, porque además de recibir la pensión de sus esposos que ya fallecieron, el Gobierno de Estados Unidos  les entregó alrededor de mil dólares durante tres meses.

Aunque no es mucho el dinero que reciben, destacó que es de gran ayuda para su mamá, quien es maestra jubilada, “así que ya sabrás, el sueldo que tiene es súper bajo. A ella sí le beneficia muchísimo porque mi hermana es discapacitada y no tiene ingreso. Y ahora sin mi papá y con la pandemia, pues sí se les complicó más. La remesa sí es un apoyo importante para sobrevivir”.

Debido a que su mamá no puede ingresar a algunos establecimientos por el botón de emergencia que se había aplicado en Jalisco, comenta que ella comenzó a recoger el dinero en una tienda de autoservicio.

Indica que la semana pasada “el tipo de cambio estaba en 22 o 23 pesos y te lo pagan a 19 pesos o 18 pesos”, lo cual le parece muy poco, por lo que revisará si se puede cambiar a otro lugar el envío.

“Que no me hagan falta cosas”

Ana Saucedo recibe remesas por parte de sus padres, quienes viven en Oxnard, California. Una parte del dinero lo destina a un fondo de ahorro y lo recibe como apoyo para ella y su familia.

Su hermano mayor fue el primero en irse a Estados Unidos para mejorar sus ingresos, y luego realizó los trámites para que sus papás se fueran a vivir también al vecino país. Otros dos hermanos decidieron hacer lo mismo.

Su padre está pensionado, pero actualmente trabaja en un taller de laminería y pintura, que pertenece a uno de sus hijos. Aunque su mamá se dedica al hogar, es apoyada por sus hijos, por lo que ambos ahorran.

“Lo que puede ahorrar me lo manda, precisamente para ahorro para el retiro, para cuando ya no puedan trabajar”.

Puntualizó que su papá  le manda una parte del dinero para ahorrar y otra para los gastos de ella y su familia. Incluso, puede tomar de esos ahorros si es necesario, sobre todo si se trata de una emergencia. “Más ahorita por la situación que estamos viviendo, me dice que es para que no me hagan falta cosas”.

Además de su papá, otro de sus hermanos también le envía dinero porque se preocupa mucho por sus hijos. Le dice que les compre despensas. “Quieren estar seguros de que no nos falte nada”.

Sus dos hermanos tienen taller de laminería y pintura, y su hermana emprendió dos tiendas de cosméticos. Esta última se casó con un estadounidense. “Vivieron aquí (en Jalisco) un año y   vieron que no la iban a hacer (económicamente) con una niña y prefirieron irse a Estados Unidos”.

GUÍA

El plan de la bancarización

La semana pasada, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) presentó el programa de bancarización para apoyar a los migrantes y sus familias. La estrategia consiste en reducir los costos y riesgos por transacciones que realizan en efectivo, así como mejorar el tipo de cambio por el envío de remesas.

 En éste participan también la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER), el Banco de México, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el Banco del Bienestar y la Asociación de Bancos de México (ABM).

 A través de un comunicado,  la Secretaría de Hacienda puntualizó que el plan busca bancarizar a las personas migrantes mexicanas en Estados Unidos y a sus familias a través del Banco del Bienestar, mediante: El envío de recursos a través de las remesadoras y liquidadas por el Banco del Bienestar  (Alianza comercial entre las sociedades de ahorro y crédito popular).

La compra de dólares en efectivo a migrantes y sus familias con cuenta en ese banco.  “Las cuentas en el Banco del Bienestar se podrán abrir de manera remota desde Estados Unidos, con la matrícula consular o el pasaporte. Las personas migrantes podrán recibir orientación sobre el programa del Instituto de Mexicanos en el Exterior en las Ventanillas de Asesoría Financiera, de los consulados distribuidos en aquel país”.

Anuario

  • Debido a la crisis del COVID-19,  la tasa de desempleo de migrantes mexicanos pasó de 6.2% en marzo a 17% en abril (con una pérdida de 875 mil empleos), según el Anuario de Migración y Remesas 2020.
  • El porcentaje de empleos de tiempo parcial aumentó en esos meses de 22.8% a 30.4%. De mayo a junio,  la tasa de desempleo de los migrantes mexicanos fue menor  a la de los centroamericanos y a la de los migrantes de otras regiones.
  • México es el tercer país que más recibe remesas en el mundo, desplazando a Filipinas, que ocupó muchos años esa posición. En el mundo, sólo China e India superan a México en recepción de remesas.
  • La escolaridad de los migrantes mexicanos es inferior al promedio de los migrantes centroamericanos en los Estados Unidos. 43.2% de los migrantes mexicanos tiene educación secundaria o inferior, y sólo 6.5% tiene nivel profesional y posgrado.
  • Entre los grupos analizados, la población migrante mexicana es la que reportó el menor porcentaje en el ingreso anual laboral. La media fue de 29 mil 100 dólares anuales.
  • Solo 10% de los migrantes mexicanos gana más de 60 mil dólares al año.

VOZ DEL EXPERTO

Raúl Rodríguez, académico del Departamento de Economía, Administración y Mercadología del ITESO.

Ven dificultad en tipo de cambio

Uno de los puntos que consideró más complejos de concretar del plan de bancarización para migrantes anunciado por las autoridades, es que realmente se pueda ofrecer un tipo de cambio competitivo,  destacó Raúl Rodríguez.

Recordó que actualmente se pueden encontrar diferencias entre un peso y 1.20 pesos entre las instituciones bancarias. “No hay un tipo de cambio único. El tipo de cambio es un fenómeno, más cuando es al menudeo”.

Rodríguez puntualizó que el FIX es el único tipo de cambio que aplica para todo el país, a cargo del Banco de México (Banxico). “Para mí es la única solución que hay, que se venda el FIX, que es un promedio de la cotización que se da entre bancos; es el tipo de cambio más competitivo que puedes darle a los migrantes”

Sin embargo, dijo, el mecanismo no está claro. “Es la parte que me preocupa, porque al  dejarlo tan abierto, puede ser cualquier cosa. Ahí sí te diría que es una grave laguna lo que están haciendo”.

El tipo de cambio FIX es determinado por el Banco de México con base en un promedio de cotizaciones del mercado de cambios al mayoreo para operaciones liquidables el segundo día hábil bancario.

También ve difícil que se puedan comprar dólares a costos competitivos. “Eso quién sabe cómo lo van a hacer. Estamos hablando de que es un porcentaje mínimo de las remesas que llegan en efectivo”.

TELÓN DE FONDO

Eliminan políticas migratorias

A través de la firma de 17 de decretos, en su primer día como presidente de Estados Unidos (EU), Joe Biden solicitó eliminar acciones ejecutivas en materia migratoria, medio ambiente y  salud, implementadas por su predecesor, Donald Trump.

Entre las medidas más importantes y que están directamente relacionadas con México,   se encuentra poner fin a la construcción del muro fronterizo que divide a ambos países, solicitando la cancelación de la “emergencia nacional” decretada por la pasada administración para destinar financiamiento a ese fin. La rescisión de ésta se hizo oficial el pasado 11 de febrero.

En  los decretos firmados el pasado 20 de enero, el presidente de Estados Unidos ordenó también salvaguardar el programa que protege de la deportación a los “dreamers”, revisar las medidas a la hora de arrestar a inmigrantes indocumentados y contarlos de nuevo en el censo de población.

Ese día,  Andrés Manuel López Obrador resaltó que coincidía con los tres planteamientos de su homólogo: la necesidad de un nuevo plan migratorio, la reactivación económica y la atención de la pandemia.

JL