Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 20 de Septiembre 2018
null
Jalisco

Por recorte en fondos, los partidos políticos afilan la guillotina

Las nuevas reglas reducen en 60% el financiamiento público, que el próximo año será de 99.6 millones de pesos

El Informador

Debido a que en 2019 sus ingresos se verán reducidos en un 60%, los partidos políticos se preparan para aplicar recortes a la nómina y gastos operativos. Esto, luego de que el pasado 1 de julio entrara en vigor la reforma que modificó la fórmula para la entrega de las prerrogativas.

El financiamiento del próximo año será de 99.6 millones de pesos, lo que representa 170 millones de pesos menos en comparación con los fondos asignados en 2017, último año no electoral en el que se aplicó el anterior mecanismo de distribución.

Por ejemplo, el coordinador estatal de Movimiento Ciudadano, Guillermo Medrano, declara que ya iniciaron con los ajustes para reducir los gastos.

Raquíticas, las aportaciones de militantes a partidos en Jalisco

Ante el recorte de financiamiento público que tendrán los partidos políticos en el Estado durante el próximo año, las aportaciones de sus militantes podrían ser una alternativa para cubrir parte del hueco de recursos que dejarán de recibir, aunque esas contribuciones son mínimas y la mayoría de los simpatizantes no las realizan.

Según la información publicada en su portal de transparencia, en lo que va del año (con corte a julio pasado), a las arcas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) han ingresado apenas 38 mil 657 pesos por cuotas de militantes. Por su parte, el Partido Acción Nacional (PAN) proyectó el año pasado aportaciones por 700 mil pesos y solo registraron 337 mil pesos.

Ramiro Hernández García, presidente del Comité Estatal del PRI, dijo que desde la dirigencia deben trabajar para generar confianza y transparencia en el manejo de los recursos, alentar el ánimo de cooperar de quienes militan y quieren tener un partido fuerte.

“Los que no aportan, sin duda es por falta de compromiso con el partido. El asunto es que el partido no había estado en las circunstancias que tendrá en el futuro cercano, y esto obligará a la dirigencia a tener la capacidad de convencimiento para comprometerlos con el cumplimiento de lo que a cada quien le toca hacer”.

Sin embargo, todos los que llegaron a un cargo de elección popular por el PRI están obligados a realizar aportaciones correspondientes al cinco por ciento de su sueldo.

El presidente del Comité Estatal del PAN, Miguel Ángel Martínez Espinosa, destacó que las cuotas son voluntarias y no pueden perseguir a los que no han cumplido. Refirió que los panistas tendrán que recordar las épocas donde “le ponían” al partido y devolverle parte de lo que les ha dado. Entre los blanquiazules los únicos que tienen aportación fija son los funcionarios públicos que fueron postulados por el PAN.

“Hacer conciencia entre los militantes de que la reducción del financiamiento público obliga hacer lo que hicimos durante muchos años, y volver a ponerle dinero. Ahora se trata de aportar a la causa y dejar la dependencia del dinero público”, argumentó. A los panistas que tienen cargo de elección popular también se les pide aportar cinco por ciento de su salario.

Con una modificación a sus estatutos, el año pasado el Partido Movimiento Ciudadano (MC) incluyó las aportaciones de sus militantes. Guillermo Medrano, coordinador estatal de MC, reconoció que las aportaciones se consideraron como una alternativa para suplir los recursos públicos que no tendrán, pero aclaró que tampoco prevén aplicarlo a rajatabla.

“Realmente no es prioridad el tema de las aportaciones, sabemos hacer política sin recursos. Afortunadamente tenemos todavía el entusiasmo y el aprecio hacia nuestro proyecto de muchísima gente y creo que así seguirá los próximos años”, sostuvo el dirigente naranja.

En el caso de MC, la contribución del cinco por ciento de su sueldo también es obligatoria para quien llegó a cargo de elección popular impulsado por ese partido.

Reportes ante el INE Financiamiento (en millones de pesos)
El año pasado, el PRI recibió 769 mil 878 pesos de la militancia. El año previo a las elecciones de 2012 y 2015, el tricolor recaudó recursos privados superiores a los dos y tres millones de pesos, respectivamente.
Durante 2017, el PAN informó sobre aportaciones por 337 mil pesos y, durante 2016, la bolsa fue de 599 mil pesos.
En los informes entregados al INE, Movimiento Ciudadano registró que en 2015 recibió 220 mil pesos de financiamiento de militantes y otros 4.1 millones de simpatizantes. En 2016 fueron 246 mil pesos de financiamiento privado.
Los partidos que obtuvieron menos votos en la elección pasada serán los más castigados en 2019. EL INFORMADOR/Archivo

Analizarán la continuidad de los organismos priistas

La reestructuración y continuidad de confederaciones, fundaciones o institutos afiliados al PRI, es parte del análisis que tendrá que hacer el partido en Jalisco para buscar una mayor eficiencia, reconoció Ramiro Hernández García, presidente estatal del partido tricolor.

El dirigente subrayó que el reto es que la estructura sea más eficiente y que pueda hacer más con menos recursos. “Creo que lo que habrá que hacer es ajustarnos todos. Lo poquito (de recursos) tendrán que aplicarlo en lo indispensable y en lo que nos permita que cada área del partido tenga algo con lo que pueda apoyar el trabajo que lleve a cabo. Estamos ante ese reto, hacer más con mucho menos”.

Actualmente, de los recursos estatales asignados al PRI se paga la nómina de sus organismos internos. En el Instituto Reyes Heroles se pagan seis empleados, cuatro en la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), ocho plazas en la Confederación Nacional Campesina (CNC) y siete del Movimiento Territorial.

El dirigente estatal advirtió que, con la conclusión de administraciones de extracción priista, el partido no podrá convertirse en el refugio para exfuncionarios que busquen trabajo. Hernández García argumentó que los priistas tendrán espacios de participación, pero aclaró que el partido difícilmente podrá proteger desde el punto de vista de ingreso económico a quienes ya no estén en la administración pública, pues están limitados por la falta de recursos.

Principales ajustes serán en la nómina 

Debido a que la nómina representa uno de los gastos más elevados de los partidos políticos, los comités directivos se preparan para hacer ajustes en todos los rubros, principalmente, en la partida de servicios personales, ante el recorte presupuestal del 60 por ciento que tendrán a partir del próximo año.

Según su portal de transparencia, MC gasta mensualmente dos millones para el pago de nómina y tiene 107 empleados. El coordinador estatal de Movimiento Ciudadano, Guillermo Medrano, reconoció que en 2019, el presupuesto del partido se reducirá en  casi dos terceras partes, ya que podría pasar de 78.4 millones de pesos a 28 millones de pesos, “en lo que sí nos concentraremos con ese presupuesto (de 2019), es en capacitar a nuestros cuadros”.

En el PRI Jalisco están en la cuerda floja. La plantilla integrada por 96 empleados por honorarios y 63 de base tuvo un costo de 18.6 millones de pesos en este año. La cifra representa casi la totalidad del presupuesto que se les asignará en 2019.

El dirigente estatal priista, Ramiro Hernández, sostuvo que deben ser conscientes de la nueva realidad política y económica de su partido. Adelantó que habrá ajustes en todas las áreas y pedirán a los militantes “trabajo voluntario”.

“Sí nos estamos preparando para hacer un ajuste para que el partido funcione bajo condiciones de una austeridad absoluta. Se tendrán que hacer ajustes en los conceptos de gasto que el partido tiene y, con lo que tengan, salir adelante”, argumentó.

El escenario en el PAN no es diferente, tienen 145 empleados que significa un gasto de 2.6 millones de pesos mensuales. Miguel Ángel Martínez, presidente estatal del partido, comentó que analizan cuántos espacios serán recortados, para adecuar sus gastos a los nuevos presupuestos. “Reducir la plantilla de personal o el número de vehículos, yo creo que serán parte de las medidas de contención de gasto que nos ayuden”.

Añadió que aún no tienen una cifra concreta sobre el tamaño del recorte, pero dijo que cuidarán que no se afecten tareas fundamentales para el partido como la formación de cuadros.

El PRD pretende sobrevivir con los apoyos

Aunque el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado (IEPC) no lo ha formalizado, el comité estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) ya se prepara para la pérdida de financiamiento público a partir del próximo año, tras no haber alcanzado la votación mínima requerida durante el pasado 1 de julio para acceder al presupuesto estatal.

Víctor Hugo Prado Vázquez, presidente del partido, informó que están en la revisión de las causas que los llevaron al magro resultado electoral que los dejó sin prerrogativas estatales, así como de los recortes que deberán aplicar debido a esta pérdida de presupuesto.

Reconoció que las aportaciones de los perredistas que tendrán cargo público podrían ser un “salvavidas”, pues si todos cumplen podrán sostener al partido.  El PRD tendrá 11 presidentes municipales, 42 regidores, dos diputados federales y dos locales (que llegan por la alianza con PAN y MC). A cada funcionario se le requiere 15 por ciento de su salario.

“Ellos representan una alternativa de financiamiento. Si nos ponemos bien de acuerdo, alcanzaríamos un monto similar al que el Instituto nos otorgaría si hubiéramos alcanzado el tres por ciento”.

A pesar de no haber alcanzado la votación mínima requerida, el partido no perderá la acreditación a nivel local, pues mantiene el registro nacional. Prado Vázquez agregó que esperan tener acercamiento con la dirigencia nacional para acordar si los apoyarán con recursos.

“Es evidente que no vamos a poder seguir sosteniendo una estructura operativa como si estuvieras recibiendo recursos, porque a cualquier integrante del equipo operativo y los administrativos, hay que pagarles. Ya no tendremos los recursos para poder hacerlo”.

El dirigente insistió en que harán labores de convencimiento porque suele haber renuencia de algunos actores que no están acostumbrados a aportar a la vida de las organizaciones políticas. Sentenció que en momentos de dificultad o de crisis, la responsabilidad de todos los militantes es apoyar a los partidos.

PRI. Aunque tiene el mayor número de militantes como partido local, las cuotas de éstos apenas suman 38 mil 657 pesos entre enero y julio pasados. EL INFORMADOR/Archivo

GUÍA

Recursos privados

¿Cómo pueden recibir los partidos recursos privados?

El financiamiento a los partidos que no provenga del erario deberá ser bajo la modalidad de aportaciones o cuotas individuales y obligatorias, ordinarias y extraordinarias, en dinero o en especie, que realicen los militantes de los partidos políticos.

También podrá haber aportaciones voluntarias y personales, en dinero o en especie, que los precandidatos y candidatos aporten exclusivamente para sus precampañas y campañas.

¿Cuál es el tope para las cuotas de los militantes?

En el caso de las aportaciones de militantes, el límite será de dos por ciento del financiamiento público otorgado a la totalidad de los partidos políticos para el sostenimiento de sus actividades ordinarias en el año. Cada partido político determinará libremente los montos mínimos y máximos, y la periodicidad de las cuotas ordinarias y extraordinarias de sus militantes. Las aportaciones de simpatizantes tendrán como límite individual anual el 0.5 por ciento del tope de gasto para la elección presidencial inmediata anterior.

¿Cómo se fiscalizan las aportaciones?

Los partidos políticos deberán expedir recibos foliados en los que se hagan constar el nombre completo y domicilio, clave de elector y, en su caso, Registro Federal de Contribuyentes del aportante. El partido político deberá entregar una relación mensual de los nombres de los aportantes. Las aportaciones de bienes muebles o inmuebles deberán destinarse únicamente para el cumplimiento del objeto del partido político que haya sido beneficiado con la aportación.

Fuente: Ley General de Partidos Políticos.

TELÓN DE FONDO

Van a la baja

El desgaste que han sufrido los partidos políticos se refleja en la baja de nuevas afiliaciones.  A pesar de que el PRI es uno de los partidos más cimentados, registra una afinidad mínima en comparación con años previos.

De acuerdo a datos de la Unidad de Transparencia del tricolor, mientras en 2014, un año después que el PRI regresó al Gobierno de Jalisco, hubo 84 mil 055 nuevos afiliados, para 2016, tras las elecciones en las que ese partido dejó de gobernar Guadalajara, Zapopan y Tlaquepaque, apenas hubo 886 interesados en militar ahí.

El Instituto Nacional Electoral (INE) reporta que el tricolor cuenta con 253 mil 891 militantes en el Estado, lo que lo ubica como la fuerza política con más adeptos. Sin embargo, sus filas partidistas se nutren con apenas el 3.1 por ciento del total de habitantes, según el censo más reciente del INEGI.

El PAN, el partido que hasta hace cinco años gobernaba el Estado, tiene 37 mil 094 militantes. Incluso el PRD, la fuerza política de izquierda, tiene más que el blanquiazul: 68 mil 722 con corte a 2016. Las fuentes son de sus respectivas unidades de transparencia.

Acción Nacional es el que ha perdido más cuadros de alto perfil en los últimos años. La fuerza política que gobernó Jalisco durante 18 años (de 1995 a 2012) ha caído notablemente entre la percepción de sus militantes desde que en 2009 perdió las alcaldías de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Diego Monraz Villaseñor es uno de ellos. Fue secretario de Vialidad durante la segunda mitad del sexenio de Emilio González Márquez, y en el proceso electoral de 2012 fungió como coordinador de la campaña en Jalisco de la ex candidata presidencial panista, Josefina Vázquez Mota.

Ramón Demetrio Guerrero, ex consejero estatal y en su momento miembro del Comité Directivo Estatal del PAN, fue alcalde de Ayutla y diputado por este partido. Pero antes de dejar su cargo reconoció su inconformidad con la dirigencia del partido en el que se formó. “El PAN se corrompió y la soberbia los absorbió”, dijo en mayo de 2012, cuando ya alistaba su campaña naranja en Puerto Vallarta.

Macedonio Tamez, quien entre 1998 y 2000 dirigió el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, y los siguientes tres años gobernó Zapopan, dio fin a 44 años de militancia panista en septiembre de 2014. Actualmente es coordinador de los diputados de MC en la Cámara Baja.

Uno más es Víctor Sánchez Orozco, quien siendo diputado en la LX Legislatura por la vía plurinominal, y tras “muchas coincidencias con la bancada de Movimiento Ciudadano”, en noviembre de 2014 decidió sumarse a ese partido, siguiendo el camino que antes iniciaron sus homólogos legisladores Alberto Esquer y Ricardo Rodríguez, quienes abandonaron el PAN para ser alcaldes de Zapotlanejo y Zapotlán el Grande por MC, respectivamente.

LA VOZ DEL EXPERTO

Hay riesgos por la disminución de prerrogativas

Antonio Elvira de la Torre (investigador de la Universidad de Guadalajara)

La reducción de los fondos públicos que recibirán los partidos políticos en Jalisco no implica que se conviertan en instituciones más eficientes, y puede repercutir en que se reduzca la participación de la militancia, advirtió Antonio Elvira de la Torre, investigador de la UdeG.

Sostuvo que la reforma #SinVotoNoHayDinero solo tocó el aspecto de las prerrogativas, pero no incluyó mecanismos para hacer que los partidos funcionen mejor, por lo que éstos podrían convertirse en franquicias donde solo puedan participar los actores que aporten recursos o atraigan fondos.

“De alguna manera se podría restringir la participación de las personas que no tienen recursos económicos suficientes como para financiar la actividad del partido. Estaríamos cayendo en una restricción de los derechos civiles y políticos, esto sería un retroceso”, consideró el también integrante del Observatorio de Procesos Electorales de la UdeG.

Agregó que el recorte a los fondos públicos que se entregan a los partidos podría abrir la puerta a que reciban recursos privados de dudosa procedencia; incluso, que se puedan generar conductas de desvío de recursos de administraciones públicas hacia los partidos.

El académico refirió que el reto es que el sistema de partidos se revalorice, ya que por los escándalos de corrupción perdieron credibilidad y representación social.

Esperan resolución de impugnaciones

Hasta que concluyan los procesos de impugnación que están en proceso, el IEPC avalará la asignación de financiamiento público a los partidos políticos. Guillermo Alcaraz Cross, presidente del Instituto, explicó que será hasta diciembre cuando definan el tema, una vez que se resuelvan los asuntos jurídicos y se tengan los resultados definitivos de la elección.

En su proyecto de Presupuesto de Egresos 2019, el organismo electoral de Jalisco contempló una bolsa de 99.6 millones de pesos para distribuirse entre los institutos políticos con reconocimiento estatal. De éstos, 30 por ciento del fondo se asignará en partes iguales y 70 por ciento conforme a la votación que obtuvieron en el pasado 1 de julio.

Según los resultados vigentes, los partidos con derecho a recursos son MC, PAN, Morena, PRI y el Partido Verde (PVEM). En los casos de Nueva Alianza y el PRD, ambos perderán los recursos estatales. Mientras que el Partido del Trabajo y Encuentro Social, no tenían reconocimiento estatal y así se mantendrán. 

Financiamiento (en millones de pesos)
Partido 2017 2019*
PAN  51.9 17 
PRI 73.9 18 
PRD  23.2  Sin dinero
Verde 22.1 9.5 
MC 78.4 28
Panal 20 Sin dinero
Morena sin dinero 23

* Está pendiente la suma del financiamiento para las actividades específicas (es el 3% del financiamiento ordinario).

En la Cámara de Diputados están atoradas 16 iniciativas relativas a la reducción de financiamiento público. EL INFORMADOR/I. Stephens

Pendiente, la reducción de prerrogativas a nivel nacional

A pesar de que tras el sismo del pasado 19 de septiembre, todos los partidos políticos pusieron sobre la mesa la reducción de prerrogativas, la propuesta no avanzó debido a que no daban los tiempos para realizar una reforma electoral en la materia. Hace unas semanas, el partido Morena trajo de vuelta el tema.

La diputada Alicia Barrientos presentó en julio pasado una iniciativa para reformar el artículo 41 de la Constitución Mexicana, en la que se propone reducir a la mitad el financiamiento público que se entrega a los partidos, que el próximo año será de 4 mil 965 millones de pesos.

Esta propuesta se suma a las 16 iniciativas que se han presentado de 2009 a la fecha, las cuales se encuentran en la congeladora. En el primer trimestre del año pasado, la Comisión de Puntos Constitucionales pospuso la discusión de “Sin voto no hay dinero”, impulsada por los diputados independientes, Pedro Kumamoto y Manuel Clouthier.

Este nuevo intento había retomado fuerza en las redes sociales, luego de que en Jalisco avanzara la propuesta en la que se cambiaba la fórmula para la distribución del financiamiento a los partidos políticos que permitirían una reducción de más del 60 por ciento  del presupuesto estatal y que se verá reflejado, por primera vez, en 2019.

A nivel local, la fórmula en años electorales será el total de votos recibidos por el 65% de la Unidad de Medida de Actualización (UMA) y, en año no electoral, el total de sufragios recibidos por el 20% de esta Unidad. A nivel nacional, se propone que sea el 60 por ciento de la UMA, para alcanzar ahorros por dos mil 200 millones de pesos.

La iniciativa de Morena para reducir el presupuesto a partidos, se sumaría al plan de austeridad propuesto por el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que busca ahorros por cuatro mil millones de pesos en la Cámara de Diputados y en el Senado. Ambos se reducirían en dos mil millones de pesos. El presupuesto del Senado quedaría en dos mil 905 millones de pesos y la Cámara de Diputados bajaría a seis mil 439 millones de pesos.

Sigue: #DebateInformador

¿Considera que las estructuras de los partidos políticos podrán sobrevivir al recorte presupuestal?

Participa en Twitter en el debate del día  @informador