Jueves, 22 de Abril 2021
null
Jalisco

Por ejecución directa, siete de cada 10 asesinatos de policías

De los 30 elementos víctimas de homicidio este año, 21 fueron emboscados o sorprendidos en la vía pública o en sus casas

El Informador

Siete de cada 10 elementos de los distintos cuerpos de seguridad que han sido asesinados en 2019 en Jalisco fueron agredidos directamente; es decir, fueron emboscados o sorprendidos en la vía pública o en sus casas, de acuerdo con una revisión de los casos registrados.

De los 30 homicidios de este año, sólo en siete los oficiales fueron asesinados en operativos o enfrentamientos durante sus labores, además de otro que ocurrió tras una riña vecinal y uno más por un robo. Los 21 restantes fueron agredidos por hombres que ya los tenían como blanco.

De estos últimos, 10 ataques ocurrieron cuando los servidores públicos se hallaban descansando, y otros dos apenas salían de sus hogares con rumbo a su corporación.

Las comisarías con más agresiones contra sus elementos son la Fiscalía estatal, con seis muertes, y le siguen Guadalajara y Zapopan, con cinco víctimas en cada una.

En la Fiscalía, además, el pasado 26 de julio fue asesinado el fiscal Regional, Gonzalo Huitrón Reynoso, cuando se encontraba en Poncitlán. En ese hecho sus dos escoltas resultaron lesionados.

El siguiente municipio con más casos es Lagos de Moreno, demarcación que suma cuatro homicidios, entre ellos el del comisario Vany Rodríguez (7 de septiembre), hecho en el que también ultimaron a dos oficiales que iban con él.

La organización Red de Asociaciones Policiales y Ministerios Públicos de Occidente A.C. señaló la urgencia de generar mecanismos de protección a elementos en sus fechas de descanso.

Su presidente, Carlos Antonio Núñez Cortés, detalló a este medio la propuesta de implementar un Código Azul, que consiste en aplicar 10 lineamientos básicos para salvaguardar la integridad de los oficiales y de sus familias cuando consideren que están en una situación de riesgo.

19 de marzo. Policías aseguran el área donde fueron asesinados Sergio Rivas y Ramiro Delgado, en el Fraccionamiento Urbiquinta, en Tonalá. ESPECIAL

Asesinan a un policía cada 11 días en la Entidad

En Jalisco ni los policías están seguros, pues la Entidad es una de las más peligrosas del país para ejercer esa labor.

A tres días de finalizar el año, en el Estado han sido asesinados, en distintos hechos y circunstancias, al menos 30 elementos estatales y municipales, lo cual representa un promedio de al menos un oficial ultimado cada 11 días, considerando las fechas entre el primer y el último homicidio (del 19 de enero al 12 de diciembre).

Esta cifra, la cual superó a 2018 (cuando asesinaron a 24 uniformados), hace que Jalisco se posicione en el cuarto lugar en el país donde más matan a los policías. Está sólo por debajo de Guanajuato, que tiene 68 oficiales asesinados; Michoacán, con 40, y Chihuahua, con 32, de acuerdo con información de la organización Causa en Común y registros propios.

Entre los oficiales asesinados se encuentra el fiscal regional de la Fiscalía de Jalisco, emboscado en una carretera de la Entidad, así como dos comisarios municipales, cuatro policías investigadores, un oficial de la Guardia Nacional y el director de seguridad pública de Zamora, Michoacán.

Escolta y custodio

Uno de los casos más recientes fue el del escolta de Gerardo Octavio Solís, fiscal del Estado, elemento baleado la noche del 12 de diciembre en la colonia Rinconada del Valle, en Zapopan. Aunque se dijo que el ataque ocurrió por el presunto robo de su camioneta, no se descartó que se hubiera tratado de una agresión directa.

En el sitio había rastros de que le dispararon en al menos 12 ocasiones con un arma calibre 9 milímetros. Pese a que se montó un operativo de búsqueda para dar con los causantes, en el cual se incluyó a la Guardia Nacional, no hubo detenidos.

Además, todavía falta saber si el hombre que murió esa misma noche en la colonia Jardines de la Providencia, también en Zapopan, era custodio del Penal de Puente Grande con licencia permanente, pues hasta ahora ni la Secretaría de Seguridad ni la Fiscalía estatal lo han confirmado.

Sin sentenciados con la penalidad más alta

El pasado 23 de septiembre este medio de comunicación dio a conocer que, a pesar de que el Congreso del Estado aprobó en marzo una reforma al Código Penal para castigar con hasta 70 años de cárcel a quienes maten a personas que desarrollen funciones de seguridad pública, impartición o procuración de justicia, si bien hay siete detenidos, aún no hay ningún sentenciado con la penalidad más alta y sólo se han abierto 14 carpetas de investigación.

26 de Julio. Así quedó el vehículo en el que iba el fiscal regional Gonzalo Huitrón, en carretera Santa Rosa-La Barca. ESPECIAL

CAÍDOS

19 de enero:

José de la Luz Torres

El oficial activo de la Policía de Zapopan fue asesinado a tiros cuando platicaba en el cruce de Valle de los Almendros y Valle de los Ciruelos, Colonia Jardines del Valle. Estaba en su día de descanso.

19 de marzo:

Sergio Rivas Mejía y Ramiro Alejandro Delgado Pérez

El comandante de la Policía de Guadalajara, Sergio Rivas, y su escolta, el oficial Ramiro Delgado, fueron asesinados en el fraccionamiento Urbiquinta, Tonalá, cuando iban de vuelta a casa del comandante. Por esos hechos, la Fiscalía investiga a cinco personas.

23 de marzo:

Luis Abraham Camacho Galindo

El oficial de la Policía de Zapopan falleció en un enfrentamiento en Loma Bonita. Un día antes, él y uno de sus compañeros recibieron el reporte de que al interior de una barbería había personas armadas. Al llegar, los oficiales fueron recibidos a tiros y ambos resultaron lesionados. Una persona fue detenida.

2 de abril:

José Luis López López

El oficial auxiliar de la Policía del Estado fue asesinado en un asalto a una gasolinera ubicada sobre la antigua carretera a Chapala y la calle Gardenias, en El Salto. López López fue a la zona de casilleros, hasta donde lo siguió uno de los delincuentes, le arrebató su escopeta y le disparó en el cráneo.

8 de abril:

Edgar Fredery López Pérez

Durante el cumplimento de su deber, el policía de Zapopan fue asesinado en la colonia Miramar. Él y su compañero fueron atacados a balazos en el cruce de Volcán Quinceo y Puerto Lobo, a donde acudían a atender un reporte por alterar el orden público.

28 de abril:

Juan Carlos Hernández Ornelas

El escolta del director de la Policía de Lagos de Moreno fue asesinado en la colonia San Miguel, de ese municipio.

28 de abril:

Daniel Torres Hernández

El director de Seguridad Pública de Zamora, Michoacán, fue asesinado a tiros en la colonia El Porvenir, en Ocotlán, Jalisco. Era oriundo de ese municipio, a donde fue de visita en su día de descanso.

25 de mayo:

José Jaime Luévanos Márquez y Edgar Andrés Flores Olivares

Ambos eran policías investigadores de la Fiscalía. Investigaban en una zona cercana a un rancho de Etzatlán cuando fueron “levantados” por hombres armados. Sus cuerpos fueron localizados un día después.

6 de junio:

Rodolfo de Jesús Esparza Rodríguez

Fue asesinado en su día de descanso en la colonia Constitución, en Zapopan. El oficial convivía con su hermano y dos mujeres afuera de su domicilio, cuando llegó un hombre en una camioneta y, sin mediar palabra, le disparó en espalda y cráneo.

15 de junio:

Francisco Padilla Hernández

Mientras resguardaba y trasladaba a una mujer que había escapado de su cautiverio, fue asesinado en la colonia San Juan de Dios, en Guadalajara. Llevaba a la víctima (quien también murió en el ataque) a una unidad médica a una revisión, cuando hombres armados les dispararon.

21 de junio:

Jesús Adán Benavides Martín del Campo y Julio César Álvarez Martínez

Ambos policías investigadores fueron asesinados en Tlajomulco de Zúñiga. Benavides falleció dentro del fraccionamiento Jardines del Edén; estaba de vacaciones. Álvarez Martínez fue abatido en el fraccionamiento Villas de San Martín, en Tlajomulco.

25 de junio:

Efrén Guadalupe Hernández Solís

El policía de Zapopan fue privado de su libertad cuando llegaba a su casa, en Arenales Tapatíos. Su cuerpo fue encontrado días después en las inmediaciones de la Villa Panamericana.

7 de julio:

Francisco Javier Rodríguez Jiménez

El oficial activo de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado fue asesinado en su día franco, en la colonia El Rosario, en Tonalá.

26 de julio:

Gonzalo Huitrón Reynoso

El fiscal regional de la Fiscalía del Estado fue asesinado sobre la carretera Santa Rosa-La Barca. En la emboscada los dos escoltas de Huitrón también resultaron heridos. No hubo detenidos.

2 de agosto:

Arturo Gómez Vargas y Juan Manuel Hernández Galván

El comisario de Tepatitlán, Arturo Gómez, y su escolta, el oficial Juan Hernández, fueron emboscados por hombres armados sobre la carretera Tepatitlán-Guadalajara, a la altura del rancho Cuatro Milpas.

8 de abril. Edgar López falleció en el cumplimento de su deber en la Colonia Miramar. ESPECIAL

7 de septiembre:

Vany Rodríguez Méndez, José Julián de Jesús Cerrillo y José Norberto Juárez

El comisario de Lagos de Moreno, Vany Rodríguez, y sus escoltas, los oficiales Julián de Jesús y José Norberto, fueron asesinados en la colonia La Palma de ese municipio. Una funcionaria de esa alcaldía también resultó lesionada.

13 de septiembre:

Everardo Prado Hernández

En el marco de la Feria de Ojuelos, el comandante y el oficial Heliodoro Hernández fueron atacados a balazos en el Centro de ese municipio. Prado falleció en el lugar y Heliodoro fue hospitalizado.

  • 16 de septiembre:

María del Rosario Cervantes Molina

La oficial de la Policía de Poncitlán fue asesinada por un detenido dentro de la comisaría de ese municipio. El agresor, en presunto estado de ebriedad, aprovechó un descuido para arrebatar el arma a la oficial con la que le dio un tiro en la cabeza.

El individuo consiguió huir.

  • 5 de noviembre:

Héctor Mora Gómez

El policía tapatío estaba en su casa de la colonia Oblatos, Guadalajara, cuando pidió a un grupo de hombres que consumían bebidas alcohólicas en la entrada de la finca que se retirara; comenzaron a golpearlo y falleció por las heridas días después. Uno de los agresores fue sujeto a proceso.

29 de noviembre:

José Salvador Trillo Quijas y Jonathan Ricardo Muñoz Moreno

Los dos policías de la Comisaría de Teocaltiche fueron asesinados a tiros desde dos vehículos en el cruce de la Nochistlán y Jalostotitlán, cuando coordinaban un punto de revisión.

30 de noviembre:

Pablo César Almaraz Macías

El elemento de la agrupación Gamas de la Policía de Guadalajara estaba de vacaciones cuando fue atacado a balazos; recibió 13. Ocurrió en el cruce de Juan Gil Preciado y López Cotilla, en la colonia Basilio Badillo, Tonalá. El agresor le disparó de manera directa y huyó en una camioneta.

5 de diciembre:

Omar Argenis Angulo Sierra

El suboficial de la Guardia Nacional, antes Policía Federal, fue baleado junto con un compañero luego de una persecución en Lagos de Moreno. El vehículo de los delincuentes volcó y cuando los oficiales se acercaron les dispararon. Omar fue trasladado a un hospital, pero falleció horas más tarde. El otro oficial resultó ileso. Dos hombres quedaron detenidos.

12 de diciembre:

Francisco Javier Ramírez Muñoz

El escolta de Gerardo Octavio Solís Gómez, fiscal del Estado, fue atacado a balazos en el cruce de Prado de los Sauces y la Avenida Tepeyac, en Rinconada del Valle, Zapopan. El robo de su camioneta fue la línea de investigación principal, sin embargo, no se descartó una agresión directa.

2 de agosto. Homenaje a Arturo Gómez y Juan Hernández, quienes fueron ultimados en una emboscada. ESPECIAL

Ejecutan y también desaparecen a oficiales

A poco más de un mes de terminar el año, en la Entidad han sido asesinados 30 oficiales, entre policías estatales y municipales y un fiscal regional, pero también se desconoce el paradero de ocho policías, de los cuales tres perdieron comunicación con sus familiares a inicios de noviembre.

La Fiscalía del Estado informó apenas el día 8 de noviembre mes que con ellos viajaba también un ex policía estatal. El vehículo en el que iban a una supuesta diligencia al municipio de Puerto Vallarta fue encontrado sobre la carretera a Nogales. No hubo rastro de ellos.

Lo anterior da muestra del panorama actual que enfrentan los cuerpos de seguridad en la Entidad, sin contar a los tres ex mandos de Tonalá levantados el mismo día en el que habían dejado la corporación municipal para enlistarse a la Policía del Estado; sus cuerpos aparecieron en días posteriores en distintos hechos.

De acuerdo con el director de Causa en Común, Antonio Polo Oteyza, para evitar la vulnerabilidad de las corporaciones y que los homicidios de policías sigan ocurriendo es necesario atacar los problemas de fondo, erradicar la impunidad con la finalidad de que, quien asesine, sea detenido y cumpla las penas impuestas, pues no basta con sólo aumentarlas.

“Debe enviarse claramente el mensaje de que matar un policía o matar un fiscal en Jalisco no se va a perdonar y ese mensaje debe ser muy contundente. En este sentido, lo que tiene que hacerse es poner todas las capacidades que existan para que los asesinos enfrenten a la justicia. No puede permitirse que quienes nos cuidan sean asesinados tan fácilmente”, expresó el director.

En paradero desconocido

  • El 11 de febrero, Ángel Silverio Franco Castro fue privado de su libertad cuando iba a cargar gasolina, en el ingreso de la comunidad Las Bocas, a seis kilómetros de la cabecera municipal de Huejúcar. No hay información sobre el paradero del director de Seguridad Pública de Mezquitic.
  • José Juan Lara González, de la Policía de Tonalá, desapareció el 5 de marzo luego de salir de su casa rumbo a la Comisaría. Hasta ahora no hay información de su paradero ni de la motocicleta en la que iba.
  • Manuel Alejandro Flores Delgado, oficial activo de la Policía tapatía fue privado de su libertad el 18 de abril antes de salir a cumplir su labor. Dos hombres armados llegaron a su domicilio, en la colonia Coyula, lo golpearon y se lo llevaron en un vehículo blanco. Se desconoce su paradero.
  • El oficial activo de la Policía de Zapotlanejo,Jazael Elnatán Macías Bedoy, fue privado de su libertad el 9 de junio en Tala, justo afuera de la comisaría. Un convoy armado huyó con el oficial y se ignora su paradero.
  • La última vez que vieron al elemento de la comisaría de Ahualulco de Mercado Óscar Villane Vallarta fue el 17 de agosto, en las cercanías de la estación de autobuses de Etzatlán, donde tomaba el camión para ir a su trabajo, pero no llegó ese día.
  • El 1 de noviembre, Luis Hugo Torres Hernández, policía de Zapopan; Rafael Díaz Gaytán y Efraín Domínguez Martínez, elementos de la Policía del Estado; y Pablo Francisco López Hernández, ex policía estatal, desaparecieron. De acuerdo con la Fiscalía, familiares de las víctimas refirieron, en su denuncia, que de los cuatro que iban a Puerto Vallarta sólo encontraron el vehículo en el que viajaban, en una plaza comercial de la carretera a Nogales, pero de ellos no hay información. Según la Fiscalía, al momento de la desaparición ninguno estaba en servicio ni comisión o encargo. Dos de los oficiales contaban con una incapacidad.
7 de septiembre. Guardia por Vany Rodríguez, José Cerrillo y José Juárez, asesinados en Lagos de Moreno. ESPECIAL

Proponen blindarlos con Código Azul

La organización Red de Asociaciones Policiales y Ministerios Públicos de Occidente A.C. ha destacado que para proteger a los elementos de seguridad durante sus días de descanso es necesario generar un mecanismo o código que garantice esa defensa.

Entre los puntos más relevantes de la propuesta Código Azul está ofrecer protección a los oficiales en sus traslados y el permitirles portar su arma en sus días francos durante el tiempo necesario.

La iniciativa del Código Azul fue entregada a la Comisión Estatal de Derechos Humanos y presentada al Gobierno del Estado y municipios metropolitanos.

De acuerdo con la organización Causa en Común, que registra los homicidios de policías en el país, hasta el último corte sumaban al menos 442 víctimas en 2019, 21 casos más que en 2018, cuando cerró la cifra en 221.