Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 14 de Noviembre 2018
null
Economía

Pide IP incentivos para dar el bono de productividad

Coparmex propone estímulos fiscales y deducciones en el Impuesto Sobre la Nómina para las empresas que implementen este beneficio
 

El Informador

Durante su Quinto Informe de Resultados, el gobernador Aristóteles Sandoval se comprometió a buscar un acercamiento con los empresarios para impulsar un bono de productividad.

Un mes después, las cúpulas empresariales hacen un llamado a establecer incentivos fiscales y deducciones en el pago del Impuesto Sobre la Nómina, que en lo que va de la administración suma 14 mil 839 millones de pesos.

“La manera más fácil que tienen es otorgar incentivos fiscales a ese impuesto para las empresas que implementen bonos de productividad y que sus trabajadores perciban mayores ingresos”, sugiere Ricardo Barbosa, consejero de la Coparmex.

El año pasado sólo 53 revisiones de contratos colectivos incluyeron bonos de productividad. Hasta ahora, las grandes y medianas empresas son las que más han implementado este tipo de prestaciones, principalmente el sector de alta tecnología, señala Daniel Curiel, coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, quien coincide en la viabilidad de establecer un incentivo al Impuesto Sobre la Nómina, “es una oportunidad”.

Entre las ventajas, considera que los bonos generan un sentido de pertenencia de los trabajadores hacia las organizaciones, al mismo tiempo que la empresa se enfoca en cómo innovar y mejorar sus procesos, “esa es la manera en que las empresas pueden competir con las de todo el mundo”.

Recaudación del Impuesto Sobre la Nómina     

Año Recaudación estatal 
2013  2,221’604,741
2014  2,749’416,632
2015   3,025’891,449
2016  3,351’381,804
2017   3,491’327,908
Total  14,839’622,534  

Fuente: Sepaf.

De acuerdo con la Sepaf, el 40% de la recaudación se destina a municipios y, el resto, son de libre disposición, lo que significa que se utilizan para solventar lo que se tiene presupuestado.

Con la implementación del bono de productividad se busca mejorar el ingreso de los trabajadores en Jalisco. EL INFORMADOR/Archivo

Sólo 13 mil trabajadores recibieron bonos de productividad en el 2017

Pese a que las cámaras empresariales y el Gobierno del Estado coinciden en que los salarios deben estar ligados a la productividad, el año pasado apenas se vieron beneficiados 13 mil 364 empleados en Jalisco en las revisiones salariales y contractuales que incluyeron cláusulas de productividad, según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). En el Estado hay más de 1.7 millones de asegurados ante el IMSS.

Un año antes, fueron favorecidos ocho mil 450 empleados con 46 revisiones de contratos colectivos que incluyeron bonos de productividad; mientras que, al cierre del año pasado, las empresas y los trabajadores de la Entidad apenas firmaron 53 bonos de productividad.

De acuerdo con el reporte emitido por la Dirección de Investigación y Estadística del Trabajo, la mayoría de los acuerdos firmados el año pasado (34 revisiones de un total de 53) establecen como metas la asistencia y puntualidad, producción, ventas y eficiencia.

De los acuerdos de productividad registrados el año pasado, 16 se otorgaron en el rubro de eficiencia que, de acuerdo con la dependencia, considera la reducción de desperdicios, defectos, accidentes y tiempos muertos, así como ahorro de recursos y el desarrollo de habilidades.

En total, cinco mil 153 trabajadores se vieron beneficiados con bonos de productividad por eficiencia, cifra que supera los dos mil 511 empleados beneficiados un año previo por su desempeño individual, cuidado y conservación de maquinaria y equipo, mejora de la calidad del producto y actitud de servicio.

Respecto a los bonos de productividad por puntualidad y asistencia, el año pasado se establecieron un total de 16 revisiones en Jalisco que tuvieron un impacto en cuatro mil 203 trabajadores, a los que se suman 515 y 235 que recibieron bonos de productividad por ventas y producción, respectivamente.

Para la Secretaría, los empleados son el elemento clave de la productividad en las empresas, ya que, a través de su creatividad y esfuerzo, es posible encontrar soluciones a problemas específicos en los procesos de producción.

En la medida en que nuestro país sea más competitivo, habrá más inversiones que se traducirán en más empleos y mejores remuneraciones.

Por su parte, el Gobierno del Estado respondió que continúa analizando las alternativas para cumplir la meta del gobernador, para lo cual ha sostenido más de cuatro reuniones con los empresarios.

Bonos de productividad en Jalisco

Año  Revisiones salariales con bono de productividad Trabajadores beneficiados
2016 46    8,450
2017  53   13,364

Fuente: Secretaría del Trabajo.

Metas establecidas en las cláusulas de productividad   

Año Bonos por eficiencia Trabajadores beneficiados Bonos por asistencia Trabajadores beneficiados y puntualidad Bonos por producción Trabajadores beneficiados Bonos por ventas Trabajadores beneficiados
2016  12 2,511 13 1,878  164 1,422
2017 16 5,153 16 4,203  235 515

Acuerdos con metas

Año Bonos con metas Trabajadores beneficiados Bonos sin metas Trabajadores 
2016 29  5,975   17 2,475
2017 34 10,106 19   3,258
Cifras nacionales y empresas
A nivel nacional, en el 2016 se beneficiaron con los bonos de productividad 737 mil 598 empleados; es decir, 33% de los dos millones 236 mil 751 involucrados en las revisiones salariales y contractuales.
En México, las principales revisiones, según el número de ocupados que han registrado bono de productividad en la jurisdicción federal, corresponden a Petróleos Mexicanos, Teléfonos de México, Comisión Federal de Electricidad, Sanborns Hermanos Productora de Alimentos, Banco Mercantil del Norte, FCA México, Universidad Autónoma Metropolitana, Asociación de Restaurantes Mc Donalds en la República Mexicana y Mazda Motor Operaciones de México.
La asistencia y puntualidad, producción, ventas y eficiencia son claves para aumentar los salarios de empleados. EL INFORMADOR/Archivo

Proponen deducibilidad de prestaciones laborales

A partir de 2014, la reducción de la deducibilidad de las prestaciones sociales que otorgan las empresas ocasionó un impacto negativo en los empleadores, al mismo tiempo que los trabajadores registraron una merma sobre sus salarios.

En este escenario, las cúpulas empresariales proponen que Jalisco impulse una iniciativa a nivel federal para aumentar de 53% a 100% la deducibilidad de las prestaciones adicionales al salario (que involucran apoyos como el otorgamiento de seguro de gastos médicos mayores, fondo de ahorro, vales de gasolina y de despensa, entre otros).

“La propuesta es que los bonos de productividad, puntualidad, asistencia y otras prestaciones se vuelvan a desgravar… es una oportunidad para revisar temas fiscales y eso puede ser más atractivo, pudiéramos lanzar una iniciativa para que Jalisco fuera el primer el Estado en proponerlo”, aseguró Daniel Curiel, coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco.

Las consecuencias de la reforma fiscal son negativas. Antes, la empresa y el trabajador pagaban menos sobre las prestaciones laborales… ahora sólo una parte del plan de previsión es deducible

Previo a la reforma fiscal, las empresas podían deducir 100% las prestaciones sociales; sin embargo, en los últimos años la disminución de la deducibilidad a 53% ha precarizado el mercado laboral, aunado a la merma del poder adquisitivo del sector formal de la economía, de acuerdo con los expertos.

“Hay mucha probabilidad de que los sueldos hayan bajado porque se dejaron de dar ciertas prestaciones… antes no se gravaban fondos de ahorro y bonos de productividad, después de la reforma se ha perdido el atractivo de fomentar la productividad porque el llevar un registro de asistencia, puntualidad y productividad implica un gasto administrativo”.

Desde la Coparmex Jalisco, su presidente Mauro Garza confirma que la reforma ha ocasionado daños a las empresas y trabajadores, quienes han visto afectados los fondos para el ahorro y el retiro, “ha pegado mucho en la cuestión del ahorro, es un tema que hemos insistido mucho, no hemos sido escuchados y definitivamente la afectación ha sido muy grande”.

Aunque admite que se trata de un tema que le compete a la Secretaría de Hacienda, asegura que después del proceso electoral deberán tomar medidas para aminorar las afectaciones ante la disminución de la deducibilidad de las prestaciones laborales, “es algo que no puede esperar a que tome posesión el nuevo presidente, tenemos que actuar de inmediato”.

En tanto, Ricardo Parra, gerente divisional en Manpower, destaca que la reforma fiscal ha tenido consecuencias negativas para las empresas, pues el margen deducible de la nómina es cada vez menor, “eso impide el poder crear más plazas o generar más conceptos de pago cuando el Gobierno no deja ayuda en temas de deducibilidad”.

Para el especialista, el otorgar mayores facilidades e incentivos a los empresarios fomenta la creación de empleos y trabajadores asegurados en el IMSS, así como mayor formalidad en la economía.

TESTIMONIO

“Generan un compromiso con la empresa”

En los últimos cinco años y medio, Carlos Rodríguez Vega trabaja como ingeniero de software en el área de conectividad en una empresa alemana, dedicada al desarrollo y fabricación de elementos que, en su mayoría, son empleados en la industria automotriz y de transporte en general.

Desde que ingresó a la empresa con más de 23 mil empleados en México, el joven egresado del Tecnológico de Monterrey tiene bien establecidas sus metas, prioridades y objetivos laborales. A cambio de su productividad, la empresa le otorga un beneficio monetario, adicional a su salario, “existen otros bonos, pero el que está ligado a la productividad es el bono de las metas”.

Cuestionado sobre los beneficios que recibe por cumplir sus metas anuales, respondió que “el principal beneficio es monetario y el ser competitivos internacionalmente”. Aunque son escasas las empresas tapatías que ofrecen este tipo de incentivos, Carlos considera que se trata de un ganar-ganar para los empleados y la empresa.

Por ello, considera importante que más empresas promuevan la productividad a través de estos esquemas porque el trabajador tiene bien establecidas cuáles son las metas que debe cumplir en el año, tiene claro cuál es su objetivo dentro la empresa y puede ser recompensado por su labor.

Entre las ventajas de que un trabajador pueda tener sus metas establecidas, detalla que además de encaminar a la empresa hacia su visión de corto y largo plazo, las metas laborales sirven para ser más competitivos que la competencia.

“Tener un bono de productividad es causa de mejora continua, por lo tanto, sí se han conseguido aumentar ingresos”. Además, de alguna manera este tipo de esquemas que premian al capital humano generan un sentido de pertenencia de los trabajadores hacia la empresa.

Cada año, esta empresa actualiza las metas de todos sus empleados dependiendo del proyecto en que cada uno trabaje y las actividades diarias, “están 100% relacionadas a lo que haces diario y a lo que está buscando la empresa en su visión”.

Otra de las ventajas de trabajar en la trasnacional son las capacitaciones constantes que reciben los empleados que, en el caso de Carlos, le han servido para desarrollarse laboralmente y aspirar a un mayor crecimiento dentro de la empresa.

Los bonos por productividad propician que el trabajador identifique cuál es su obejtivo dentro de la empresa. EL INFORMADOR/Archivo
CLAVES
Jalisco es líder en creación de empleos
En los indicadores económicos, destaca la cifra histórica en la generación de nuevos puestos de trabajo, que consolidó a Jalisco en el primer lugar nacional con un total de 93 mil 631 plazas formales, superando al Estado de México y Ciudad de México.
Con esta cifra se supera en 5.22% los empleos formales creados en la Entidad durante 2016 (88 mil 982), y también se rebasan los 80 mil nuevos puestos de trabajo estimados para 2017 por la Coparmex.
Generación de empleos
Año Plazas formales
2012   41 mil 375
2013 47 mil 591
2014   66 mil 092
2015 71 mil 915
2016  88 mil 982
2017 93 mil 631  

Los empleos generados en Jalisco representan 11.6% del total de empleos creados a nivel nacional en 2017 (801 mil 831).

LA VOZ DEL EXPERTO

Disminuye el poder adquisitivo

Ignacio Román (académico del ITESO)

En los últimos años, Jalisco registra un crecimiento de la productividad al mismo tiempo que disminuye el poder adquisitivo de los salarios, “el aumentar los salarios implicaría cortar parte de los beneficios y eso podría verse como desincentivo a la inversión”, indica el experto.

Para invertir esta relación, sugiere establecer una estrategia diferenciada de acuerdo con el tipo de empresa y sector, que privilegie el apoyo a la micro y pequeña empresa no necesariamente con el subsidio al salario, sino con la aplicación de créditos fiscales a aquellas empresas que garanticen mejores condiciones salariales.

Otro tipo de apoyo podría ser el establecimiento de criterios en compras gubernamentales y de promoción oficial para las medianas empresas que implementen esquemas de compensación de la productividad laboral y que generen empleos de mejor calidad.

El problema es que al plantear la creación de un bono de productividad sustentando en un subsidio público es “delicado cuando tenemos en estado complejo para las finanzas públicas”, por lo que habría que dimensionar el impacto sobre las finanzas estatales, la población objetivo, el monto a destinar, perfil de las empresas beneficiarias, entre otros.

Ante este escenario, concluye que se debe establecer una política de apoyo que priorice a los trabajadores con los niveles de ingreso más bajos y a las empresas con mayores dificultades para costear los salarios de sus empleados, mientras que quien obtenga mayores ganancias aporte más a los trabajadores y al Estado.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de la propuesta de empresarios para aumentar los salarios a trabajadores?

Participa en Twitter en el debate del día @informador