Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Noviembre 2019
null
Jalisco

Pese a seguros, SCT paga reparaciones de fincas dañadas por obras de Línea 3

Ha desembolsado 11.3 millones de pesos bajo la premisa de que las coberturas no incluían inconsistencias del suelo o subsuelo; para la ASF eso no es suficiente para el deslinde del contratista

El Informador

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) revela que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) asumió pagos por 11.3 millones de pesos en la reparación de inmuebles afectados por la construcción de la Línea 3 (L3) del Tren Ligero, pese a que se requirió al contratista un seguro para responder por los daños a terceros, con motivo de la ejecución del proyecto.

La SCT justificó que la póliza no amparaba responsabilidades por daños causados por “inconsistencias, hundimientos o asentamientos del suelo o subsuelo” y que los inmuebles no habían recibido mantenimiento. Sin embargo, la ASF emitió un pliego de observaciones al considerar que esos elementos no eran suficientes para el deslinde del contratista y el pago de la SCT.

“Suponiendo sin conceder que se trate de inmuebles que no fueron afectados por la construcción del túnel, no se presentan las solicitudes de pago, las autorizaciones ni las razones del por qué se pagaron dichas reparaciones (por la SCT), ya que se trata de inmuebles que no se encuentran en la zona de afectación, por lo que no sería procedente su pago”.

Por eso determinó que subsiste la observación, porque el dictamen técnico revela “que se dio trámite a los conceptos de reparación de inmuebles que tuvieron daños por la construcción del túnel, lo que se contrapone con lo informado por la entidad fiscalizada en su respuesta”.

El periodo auditado corresponde a la Cuenta Pública 2018 por la “construcción del túnel, el pozo de ataque de la tuneladora, las trincheras de acceso y salida, cinco estaciones y el Centro de Transferencia Multimodal”.

Por otra parte, la SCT subraya que, para restaurar los inmuebles catalogados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), “se ha contemplado que estos trabajos ascienden a 53.9 millones de pesos” en este año, aunque proyectan 154 millones para las reparaciones totales tras las obras de la Línea 3.

Suman 19 templos, plazas y casas que todavía no reciben el recurso depositado a la Tesorería de la Federación. EL INFORMADOR/Archivo

Pese a los edificios dañados, todavía no llegan las fianzas

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informan que no se han hecho efectivas las fianzas correspondientes para cubrir afectaciones en 19 inmuebles o monumentos históricos. 

Entre estos espacios se encuentran el Templo San José de Gracia, la Catedral Metropolitana, el Templo de San Francisco de Asís, El Santuario, el Museo del Periodismo y el Jardín Plaza de Armas, entre otros.

Las dependencias también discrepan en los montos de las fianzas de cuatro espacios. Mientras la SCT informa que entregó a la Tesorería de la Federación 60 millones “para los templos Catedral, El Santuario, San José de Gracia y San Francisco de Asís”, el INAH responde que el presupuesto para esos inmuebles es por 140 millones de pesos.

Por lo menos, el Instituto destaca que los inmuebles que presentaron daños por la ejecución de los trabajos de la Línea 3 son la Catedral, San Francisco de Asís, San José de Gracia, el Museo del Periodismo y Casa Reforma.

Por su parte, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes indica por Transparencia que se contempla que los trabajos para la restauración de inmuebles catalogados por el INAH ascienden a 53.9 millones de pesos, pero proyectan una bolsa global de 154 millones para las reparaciones.

Sin embargo, en una respuesta posterior hay contradicciones y afirmó que “los inmuebles no fueron dañados por el paso de la tuneladora, pero se aplica el programa de reforzamiento estructural en coordinación con el INAH y la UNAM”. De acuerdo con la Secretaría, los trabajos quedarán concluidos este año, “considerando que deberá continuarse con la revisión periódica de los inmuebles”.

Con ese contexto, la Auditoría Superior de la Federación acaba de publicar fallas en el túnel de la Línea 3.

Fianzas sin ejecutar
Inmueble Fianza
Jardín Plaza de Armas     50’000,000
Inmueble en Alcalde 346 50’000,000
Capilla de Aranzazú  30’000,000
Inmueble en Francisco I. Madero 248 30’000,000
Casa y comercio    30’000,000
Templo de San Francisco de Asís 30’000,000
Inmueble en Pedro Moreno 333 30’000,000
Inmueble en Garibaldi 318   25’000,000
Jardín Aranzazú    25’000,000
Catedral   20’000,000
Inmueble en Alcalde 402 20’000,000
Museo del Periodismo  20’000,000
Inmueble del Banco de México 15’000,000
Inmueble en 16 de Septiembre 192      15’000,000
Institución de asistencia  15’000,000
Inmueble en Miguel Blanco 52 10’000,000
Templo de San José de Gracia  5’000,000
El Santuario  5’000,000
Inmueble histórico Jardín 5’000,000

Fuente: SCT.

Pactan convenio

Con motivo de los trabajos de la nueva ruta de Tren Ligero, el Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes firmaron un convenio de colaboración el 3 de diciembre de 2015. El acuerdo fue que, si el Instituto advierte de la existencia de algún riesgo para la integridad del patrimonio cultural edificado, tendría las facultades para ordenar la suspensión inmediata de los trabajos hasta que se definieran las medidas necesarias que garantizaran la seguridad y la estabilidad de los espacios históricos.

También se firmó que las fianzas deberían ser suficientes para cubrir el importe principal de las obligaciones garantizadas y los accesorios causados, “por los montos que éste determine para todas y cada una de las etapas constructivas y/o de intervención del proyecto, para garantizar la conservación y protección de los monumentos históricos”, según un documento remitido por la unidad de Transparencia del INAH.

Posteriormente, el 21 de diciembre de 2016 se avaló una prórroga del documento. En esa fecha se informó que todavía no se autorizaba la solución formal de las estaciones elevadas y de los accesos a las subterráneas.

Y la última prórroga compartida, con fecha del 9 de enero de 2018, documentó que se autoriza la segunda etapa para trabajos de reforzamiento estructural preventivo y de rehabilitación de los monumentos de la Catedral, San José de Gracia y San Francisco de Asís.

Trabajos autorizados

  • El Instituto Nacional de Antropología e Historia compartió por Transparencia que durante 2018 autorizó trabajos de restauración en el Templo de San Francisco de Asís, Museo del Periodismo y Casa Reforma.
  • La segunda etapa de intervención en San Francisco de Asís fue referente a la consolidación estructural “por las obras de la Línea 3 y por el deterioro del tiempo”, de acuerdo con el documento del 28 de agosto.
  • En el Museo del Periodismo se avalaron trabajos de refuerzo de columnas mediante zunchos, tensores en crujía oriente, consolidación y refuerzo de muros, reemplazo de balaustrada y junta constructiva.
  • Mientras que en Casa Reforma autorizaron la reestructuración del inmueble, inyección y consolidación de muros y grietas, cambio de escalera, aplicación de impermeabilizante y pintura, y sustitución de aplanados.
  • “El cumplimiento de esta autorización será verificada por personal técnico adscrito al Centro INAH Jalisco, con el apoyo de personal de esta Coordinación Nacional, por lo que durante el desarrollo de la misma se podrán realizar cambios y ajustes a los conceptos de obras y criterios de intervención, en su caso, mediante bitácora de obra”, firmó Arturo Balandrano, coordinador Nacional de Monumentos Históricos.
  • Aunque no se remitieron oficios de autorización en la Catedral, el INAH compartió que en la propuesta de refuerzo estructural temporal se llevaron a cabo acciones como la instalación de zunchos de confinamiento de columnas en las torres Norte y Sur.
Tras las obras del túnel de la Línea 3, edificios históricos resultaron dañados. EL INFORMADOR/A. Navarro

Pagan de más por falta de permisos

La delegación del INAH en Jalisco avisó en febrero de 2015 que todavía no recibía el proyecto ejecutivo de los trabajos de la Línea 3, lo que significaba que las áreas técnicas no habían realizado el análisis correspondiente. Por ese motivo prohibieron que los contratistas comenzaran obras en el Centro Histórico de Guadalajara.

Tampoco se contó con la liberación oportuna de los frentes de trabajo por parte de la Secretaría de Movilidad.

Al respecto, una investigación de la Auditoría Superior indica que esto propició que el comienzo de los trabajos se difiriera en 103 días naturales. Y ocasionó atrasos en su ejecución, diversas suspensiones de obra, la autorización y el pago en 2018 de 11 conceptos no previstos.

Eso detonó un sobrecosto en las obras de 338.4 millones de pesos porque se cambió el procedimiento constructivo, “ya que en lugar de que las excavaciones de las estaciones se realizaran previamente al paso de la tuneladora, se modificó a que ‘La Tapatía’ realizara de forma continua dichas excavaciones hasta concluir el túnel. Y que la contratista regresara a excavar las estaciones y a demoler las dovelas, con el objeto de no causar daños a los edificios históricos; además, se observó que se realizaron trabajos de obras inducidas de telefonía, cable, fibra óptica y de instalaciones de la administración municipal”.

La ASF explica que la observación subiste, “se comprueba que previo al inicio de los trabajos la entidad fiscalizada no contaba con los permisos. El inicio contractual de los trabajos se estableció para el 29 de agosto de 2014… y la fecha de autorización por parte del INAH fue hasta el 18 de diciembre de 2015”.

Piden al Gobierno garantizar seguridad

La Auditoría Superior de la Federación reafirmó que en el túnel de la Línea 3 hay dovelas que presentan rupturas y despostillamientos, así como filtraciones de agua “entre las uniones de las dovelas, en las uniones de los anillos que forman el túnel y en las grietas localizadas al centro de las dovelas en varios puntos en el túnel”.

Por lo anterior,  solicitó a la SCT el dictamen técnico del director de la obra, “para que se garantice la estabilidad del túnel y la seguridad de los usuarios. También que informe del procedimiento que implementará para que se reparen los elementos dañados, el programa de reparación de las dovelas fracturadas y despostilladas… y a cargo de quién se realizarán todos estos trabajos. También que compruebe la inyección de mortero de relleno GAP a todo lo largo del túnel”.

Subrayó que las deficiencias anteriores se constataron durante el recorrido que se llevó a cabo de manera conjunta entre el personal de la SCT, la supervisión externa y de la ASF, el 3 de julio de 2019, desde la Estación La Normal a la Estación Plaza de la Bandera.

Por ello, se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 11.4 millones de pesos, por el pago indebido en los conceptos referentes a la “construcción y almacenaje de dovelas”, con periodos de ejecución comprendidos entre el 1 de octubre de 2016 al 20 de junio de 2017.

En junio pasado, este medio publicó que en el tramo subterráneo las obras con mayor retraso eran la reparación de las dovelas y la urbanización en superficie, que es el espacio entre la Casa de los Perros y Palacio de Gobierno.

En el túnel de la Línea 3 hay dovelas que presentan rupturas y despostillamientos, así como filtraciones de agua. EL INFORMADOR/Archivo

Detectan fallas

  • Se determinaron 12 resultados, de los cuales en uno no se detectó irregularidades; en los 11 restantes se generaron dos promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria y nueve pliegos de observaciones.
  • La ASF emitió la promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria para que el Órgano Interno de Control en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes realice las investigaciones pertinentes e inicie el procedimiento administrativo por las irregularidades de los servidores públicos que, en su gestión, no realizaron una correcta integración del catálogo de conceptos en la construcción de la Línea 3.
  • En la primera promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria detectaron un sobrecosto en las obras por 338.4 millones de pesos, por el retraso en el arranque del proyecto de la L3.
  • En la segunda promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria encontraron sobrecostos por 190.1 millones de pesos, ya que no se incluyó en la ejecución de los trabajos el suministro y la colocación del relleno en la zona de vías, lo que provocó que en 2018 se autorizara un precio unitario no considerado en el catálogo original.
  • Los nueve pliegos de observaciones suman 278.3 millones de pesos pendientes por aclarar.
  • Si no hay acciones después de 120 días hábiles, a partir de la recepción de la respuesta se iniciará el procedimiento para fincar responsabilidad resarcitoria a servidores públicos o particulares.
  • El pliego definitivo de responsabilidades determina una indemnización correspondiente por daños o perjuicios, estimables en dinero. La indemnización correspondiente se constituye en un crédito fiscal, cuyo cobro efectúa la autoridad competente mediante procedimiento administrativo.

Hay más irregularidades de la SCT

La Auditoría también detectó irregularidades en la construcción del tramo Tizapán El Alto, de la Carretera Jiquilpan-Guadalajara, a cargo de la SCT.  Tras la revisión se generaron 12 pliegos de observaciones, con un monto de 22.9 millones de pesos por aclarar, principalmente por las diferencias del volumen entre lo pagado y lo cuantificado en el proyecto.

Las principales causas de las irregularidades se debieron a una deficiente supervisión, vigilancia, control y revisión de la ejecución de los trabajos.

De los 486 conceptos que comprendieron la ejecución y la supervisión de las obras por un total ejercido de 228.6 millones de pesos en 2018, se seleccionó para su revisión una muestra de 145 conceptos por 178.7 millones de pesos.

La obra consistió en ampliar el ancho de la corona de siete a 12 metros, en una longitud de 49.3 kilómetros del tramo de Tizapán El Alto al entronque con Jocotepec.

Sigue: #DebateInformador

¿Confía en que la L3 inicie operaciones en el primer semestre de 2020?

Participa en Twitter en el debate del día @informador