Sábado, 08 de Mayo 2021
null
Jalisco

Pese a estar prohibido, venden etanol en ZMG

Se comercializa como aditivo para gasolina, lo que no está permitido en puntos del país como Guadalajara,  Ciudad de México y Monterrey 

El Informador

En diferentes puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) se comercializa etanol como oxigenante para gasolinas, pese a que eso no está permitido por las leyes nacionales. La Norma Oficial Mexicana (NOM) 016 establece la prohibición del uso de etanol en las zonas metropolitanas del Valle de México, Guadalajara y Monterrey.

Dicha normatividad precisa que, con excepción de esas ciudades, sólo se permite un contenido máximo de 10% en volumen de etanol anhidro como oxigenante en gasolinas Regular y Premium. Sin embargo, en la metrópoli tapatía esta sustancia sí se puede adquirir en diferentes puntos, e incluso de diferentes marcas, sin problemas.

En un recorrido, este medio confirmó la venta de etanol disfrazada de publicidad, pues se vende como “aditivo para gasolina”. En Zapopan, por ejemplo, se comercializa a un precio de entre 15 y 16 pesos por litro.

“Este está hecho de celulosa de caña, pero también puede ser de maíz o de remolacha, de muchas otras cosas, y lo hacen aquí en México”, dijo el encargado de uno de esos establecimientos, quien explicó que, manteniendo las proporciones de 10% de mezcla con gasolina común, “no tendrían problemas”.

“A lo mejor al principio no se van a notar muchos beneficios, pero hay que mantener las proporciones. Lo máximo es 20% a 30%; cada vehículo es diferente”, agregó.

En otro negocio de Guadalajara también se vende etanol. “Sí lo aceptan. Los clientes vienen y preguntan si le afecta al carro, pero no le afecta para nada. Al contrario, tiene muchas ventajas: le da mayor energía, octanaje y es ecológico”, afirmó uno de los empleados.

El entrevistado, quien decidió no revelar su nombre, admitió que muchos abusan con las mezclas. “Y si le pones más etanol que gasolina, sí se puede descomponer el carro”.

Automovilistas entrevistados dijeron que utilizar el etanol era “positivo” cuando éste era más económico (hace años, aseguraron, la sustancia se vendía entre 10 y 11 pesos por litro), pero que ahora no hay mucha diferencia con el precio de la gasolina: 19.50 pesos por litro en el combustible tipo Magna.

“Antes era mucho más barato que la gasolina; ahorita ya le subieron. Yo sentía que tenía más potencia pero luego se prendió el foco para revisar el motor y fui y le pregunté al mecánico. Él me dijo que los sensores del carro detectaron algo raro y por eso lo dejé de comprar”, dijo Jorge, un automovilista.

En diversos puntos de la metrópoli es posible adquirir etanol, un biocombustible hecho a partir de la caña de azúcar. EL INFORMADOR/Archivo

Exigen acabar con la venta de etanol en la ciudad

Debido a que en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) se vende etanol sin control, la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) hizo un llamado para que las autoridades competentes pongan orden en la venta de ese aditivo.

Alejandro Rangel González, presidente de Onexpo Jalisco y miembro del Consejo Consultivo de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), manifestó su rechazo a la venta del combustible en bidones o en talleres mecánicos.

“Nosotros, como estaciones de servicio, estamos totalmente en contra del uso clandestino del etanol y otro tipo de sustancias con las cuales se altera la calidad del combustible”, afirmó

Agregó que, al registrarse ventas sin control de dicha sustancia, cualquier integrante de la cadena de combustibles puede verse tentado a alterar la calidad de sus combustibles y mezclar otras sustancias con el etanol.

Lo ideal, sugirió, es que primero se abra al mercado en las zonas metropolitanas (no se permite ni en Guadalajara, Monterrey o Ciudad de México) y que se mezcle directamente en las plantas de almacenamiento de Pemex.

El presidente fundador del organismo, que aglutina a  114 estaciones de servicio, dijo que ellos no determinarán cómo y cuándo se deberá autorizar la venta de etanol, pero sí hizo un llamado para que antes de su aprobación se definan las reglas.

“No quiero, ni pretendo, ni voy a satanizar al etanol. El problema no es con el etanol; es con cualquier otra sustancia que pueda ser alterada para usarse como combustible. Al venderse en garrafas obviamente salió de toda normativa, porque sí estamos altamente normados todos los actores. ¿Pero al huachicol y la venta en garrafas quién los regula?”.

“Hay presiones de EU”, afirma Gabriel Quadri

El ex candidato presidencial por el Partido Nueva Alianza, Gabriel Quadri, quien se ha opuesto abiertamente al uso de etanol, aseguró que existe presión “importante” por parte de Estados Unidos (EU) para que se vendan gasolinas con etanol en México.

En su opinión, también hay influencia de la industria azucarera mexicana para introducir la sustancia, a fin de darle una nueva línea de negocio a ese sector. “El problema es que el etanol es mucho más contaminante que la gasolina o que otros aditivos oxigenados, y que particularmente en ciudades como Guadalajara, Monterrey y Ciudad de México van a agravar los problemas de contaminación y de calidad del aire”.

Por ello fue que un grupo de ambientalistas interpuso diversos procedimientos jurídicos para evitar el uso de este oxigenante desde 2018 en un Juzgado de Distrito, lo que luego escaló a un Tribunal Colegiado y actualmente se encuentra en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

En 2017, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) modificó la normatividad de combustibles (NOM-016) para darle privilegios al etanol, incrementando el porcentaje permitido en las gasolinas de 5.8% a 10 por ciento. Desde entonces, esa Norma prohíbe usar etanol en Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

Genera más ozono

De acuerdo con Gabriel Quadri, es una “falacia” promover el etanol como un oxigenante limpio, ya que está demostrado que éste genera más ozono porque es más volátil que la gasolina. Eso significa que se evapora en el tanque y en los motores, y eso arrastra hidrocarburos a la atmosfera. Además, dijo que producirlo implicaría habilitar grandes plantaciones de caña de azúcar, lo que generaría más deforestación, uso de plaguicidas y agotamiento de mantos freáticos.

Al no tener control, cualquiera puede verse tentado a alterar la calidad y hacer mezclas propias. EL INFORMADOR/G. Gallo

Un mercado de miles de millones

El mercado potencial del etanol en México es cercano a los cuatro mil 700 millones de litros: 10% de los 47 mil millones que se consumen por año en combustible. Dicho porcentaje de mezcla es el que está permitido fuera de las tres zonas metropolitanas más grandes de México: Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

De acuerdo con estudios realizados por la U.S. Grains Council México (uno de los organismos promotores del uso del etanol), para los automovilistas el ahorro estimado por el uso de dicha sustancia mezclada con gasolina sería de dos pesos por litro.

Stephan Wittig, director del organismo, dijo que por ese motivo se tiene que abrir el mercado a todo el país, pero de manera regulada. “No promovemos la mezcla del etanol en otros lugares; más bien trabajar de la mano con las estaciones de servicio para que entiendan bien sobre las ventajas y cómo se debe vender mejor esta mezcla”.

Lamentó que en México se siga utilizando como oxigenante de gasolinas el metil-terbutil éter (MTBE), que ya está prohibido en otros países, pues “se ha demostrado que las mezclas del etanol a 10% tienen un beneficio al medio ambiente y los vehículos que circulan en el país puede utilizarlo sin mayor riesgo”.

La revisión sigue en el Congreso federal

Combate.  La diputada federal por Jalisco del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Mónica Almeida López, explicó que sigue en revisión la modificación a la Norma para que puedan incorporar el uso del etanol en las zonas metropolitanas de Guadalajara, Ciudad de México y Monterrey. “Están valorando en la Comisión Reguladora de Energía si es viable en algún porcentaje. Pronto se dará alguna respuesta”.

Apoyo. Según la legisladora, usar etanol podría disminuir los gases de efecto invernadero, mejorar la calidad del aire y hasta reducir las enfermedades respiratorias. En todos los estados ya se permite una mezcla de al menos 5.8% de etanol en gasolina.

Demora. Desde 2017 se formalizó la solicitud desde Jalisco a la CRE para modificar la norma del uso del etanol en la metrópoli. Según la legisladora, los autos “están fabricados para usar desde 10% y hasta 80 por ciento. No es cierto que daña los automóviles y no se trataría de consumirlos en expendios, sino que las mezclas deben hacerse en las estaciones”.

Oxigenantes. Almeida lamentó que haya sectores que favorecen el uso del metil-terbutil éter (MTBE) como el único oxigenante, pero no han presentado pruebas contundentes del por qué no es conveniente el uso del etanol. “Al contrario: hay mucha evidencia y estudios de cuáles son las ventajas del uso del etanol”, afirmó.

Prohibición. La legisladora aseguró que solicitaron prohibir el MTBE como oxigenante, como sucede en Estados Unidos, y hacer una sustitución por el etanol porque éste se puede producir y beneficiar a regiones que se dedican al cultivo de maíz y caña de azúcar.

Facultades de la Norma Oficial Mexicana

¿En qué consiste la NOM 016?

La última modificación a la Norma Oficial Mexicana 016, de 2016, permite el etanol anhidro en todo el país (con excepción de Guadalajara, Monterrey y Ciudad de México) como oxigenante en gasolinas Regular y Premium hasta en 2.7 por ciento. Cita al Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), que en abril de 2017 concluyó que “considera técnicamente viable la introducción de gasolinas hasta con 10% de etanol en las regiones consideradas ‘resto del país’ y no en las zonas metropolitanas críticas, para las que se requiere realizar estudios de laboratorio”.

¿Qué es el etanol?

Es un compuesto químico obtenido a partir de la fermentación de los azúcares de caña o de maíz, principalmente. Puede utilizarse como combustible (en países como Brasil se utiliza solo, debido a la construcción de los motores de automóviles) mezclado en cantidades variadas con gasolina. Su uso se ha extendido principalmente para reemplazar el consumo de derivados del petróleo.

Reducir contaminantes: el fin de la NOM 016. EL INFORMADOR/Archivo

En Pemex, atorada la licitación

Mientras que algunas empresas ya comercializan etanol sin ninguna supervisión en Guadalajara, Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene atorada la licitación que se realizó desde el sexenio pasado en la que cuatro empresas ganaron una licitación para  abastecer a las terminales con esa sustancia.

En abril de 2016 se debió haber entregado el primer lote, pero no se logró por falta de inversiones de la paraestatal. “Con los problemas que viene arrastrando de hace años, Pemex no pudo hacer las inversiones para el mezclado y esos contratos de adjudicación siguen en suspenso hasta que Pemex pueda realizarlas”, sostuvo Humberto Romero, gerente general de Alcoholera de Zapopan, una de las empresas adjudicadas.

Explicó que seguirán a la espera de que la paraestatal pueda hacer la compra de etanol, pues los contratos no han rescindido. “Estamos pacientes para que, cuando Pemex pueda, se reactive el contrato en el momento oportuno y se entregará el producto”, comentó.

El contrato, vigente por una década, se garantizó con una fianza que se ha renovado año con año. Iniciaba en 2016 y terminaba en 2025.

Otro tema que desalienta la comercialización de etanol, agregó, es el fiscal. “La ley marca que el producto debe llevar IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios), al igual que la gasolina, y esto implica que, al final, quien venda etanol tendrá qué cobrar el IEPS y eso lo saca del negocio”, resaltó.

Por ello, concluyó que es necesario que la autoridad fiscal clarifique si el etanol es un aditivo o un combustible, y que fiscalmente se pague lo que éste deba pagar.