Miércoles, 19 de Febrero 2020
null
México

Pese a Guardia Nacional, baja la compra de armas en 2019

En 2018 se adquirieron 10 mil 237 armas, cifra contrastante con las mil 388 que se compraron en 2019

El Informador

En la última década, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) adquirió 24 mil 138 armas de fuego para las Fuerzas Armadas. En 2018 se compró la mayor cantidad, concentrando cuatro de cada 10 piezas (10 mil 237), pero el año pasado (entre enero y noviembre), el Gobierno federal apenas tenía en proceso la adquisición de mil 388.

La baja coincide con el arranque de la Guardia Nacional, que está constituida por 56 mil 191 elementos, desplegados en 150 Coordinaciones Regionales, y ante el aumento de los homicidios dolosos en el país.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a noviembre del año pasado se registraron 26 mil 959 asesinatos, mientras que en el mismo periodo de 2018 se documentaron 26 mil 623.

Jorge Tejada, académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), consideró que la reducción en las compras podría obedecer a que el actual Gobierno concentra los recursos en proyectos sociales considerados como prioritarios, así como a los retrasos de la creación de la Guardia Nacional, “pero se espera la recuperación para este año”.

Recordó que ésta requiere armas nuevas porque aumentarán las contrataciones de personal para sustituir a los elementos de las corporaciones federales que actualmente la integran.

En noviembre pasado, el Ejecutivo federal informó que alistaba una compra consolidada de armamento por 228.9 millones de pesos para equipar a las policías estatales y municipales.

Entre 2009 y 2018, la adquisición de armas cortas, largas, municiones (154 mil 392) y granadas (17 mil 376) para las Fuerzas Armadas representó un gasto de 978.2 millones de pesos. El monto más alto corresponde a 2016, con 336.9 millones. Los contratos se han realizado con empresas de Estados Unidos, Bélgica, Israel, Italia y Sudáfrica.

Expectativa. Ante la consolidación de la Guardia Nacional se prevé que este año aumente la compra de armas por parte de la Sedena. EL INFORMADOR/F. Atilano

En 10 años, la Sedena vendió armas por más de 988 millones

Es el armamento que la Secretaría de la Defensa Nacional compró y distribuyó a los Gobiernos locales, empresas y particulares

Entre 2009 y 2019, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) registró ventas por 988 millones 576 mil pesos en armas de fuego, municiones y artículos relacionados para los cuerpos de seguridad públicos y privados, personas físicas y clubes cinegéticos. 

De acuerdo con información otorgada vía Transparencia, la dependencia reportó que 2014 fue el año en que se remitieron más recursos a la Tesorería de la Federación por la comercialización de estas armas, con 127.6 millones de pesos. Entre enero y noviembre del año pasado se había realizado la venta de 81.5 millones. 

Esto se refleja en las estadísticas de la Sedena que realizó un último corte en agosto pasado, en el que reportaba la comercialización de 450 mil 625 armas en la última década. En conferencia de prensa, el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval González, negó que durante esta administración se esté dando una venta indiscriminada de armamento. 

En ese periodo, las personas físicas habían adquirido 113 mil 074 armas, de las cuales sólo siete mil 927 correspondían a compras del año pasado.

En el caso de los Gobiernos estatales, éstas también bajaron. En el primer año en análisis se reportó la venta de 31 mil 644; el año pasado sólo cinco mil 106.  

Para Rubén Ortega Montes, integrante del Observatorio de Seguridad y Justicia de la Universidad de Guadalajara (UdeG), una de las razones de esta disminución es que tanto el actual Gobierno federal como algunos Ejecutivos estatales no tienen los recursos necesarios para adquirir armas, y están prácticamente heredando el equipo y los vehículos de las administraciones pasadas. 

El informe “Graves violaciones de Derechos Humanos: El tráfico legal e ilegal de armas en México”, de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, indicó que de las más de 166 mil armas que se habían vendido a las Policías locales entre 2010 y 2016, Jalisco se ubicó en la quinta posición, con 10 mil 094. 

El académico opinó que la reducción en la compra y comercialización de armamento por parte de los Gobiernos muestra una falta de estrategia y fallas en la logística para priorizar los recursos materiales que se necesitan, “porque hay muchas armas que se han reportado perdidas, que se han levantado denuncias, y entonces esto mengua la capacidad de fuerza de las Policías estatales, municipales y de la propia Federación”.

En el mismo estudio se informó que entre 2006 y hasta agosto de 2017, las corporaciones policiales de esta Entidad reportaron el robo o extravío de 793 armas, colocándose en cuarto lugar a nivel nacional en este indicador. 

En lo que respecta a las empresas que se dedican a la seguridad privada, en los últimos 10 años se han comercializado 32 mil 340 armas, “en el 2019, en la presente administración, solamente (se les vendieron) dos mil 267 armas”, puntualizó el titular de la Sedena.

En los últimos 10 años la SEDENA ha asegurado 147 mil 485 armas de fuego en todo el país. ARCHIVO

Realizan 37 aseguramientos al día

En la última década, la Sedena aseguró 147 mil 485 armas de fuego en todo el país; es decir, un promedio de 37 al día, de acuerdo a información otorgada vía Transparencia (de 2009 y con corte a noviembre pasado). 

El aseguramiento de armas por elementos de la Defensa Nacional bajó de manera drástica en los últimos siete años. 

La anualidad con el mayor decomiso fue durante 2011, con 32 mil 499, mientras que la más baja fue 2016, con tres mil 547. Durante el año pasado (entre enero y noviembre) se habían asegurado cinco mil 092. 

Apenas en agosto, el titular de la dependencia, Luis Cresencio Sandoval González, puntualizó que si se agregaba el trabajo del resto de las corporaciones policiales de los tres niveles de Gobierno, en ese periodo se habían decomisado más de 193 mil, y subrayó que en esta administración se han mejorado las acciones para combatir el flujo de armas ilegales. 

La semana pasada, el secretario destacó que en los 10 puestos militares de seguridad estratégicos instalados en el territorio nacional se cuenta con la tecnología necesaria para hacer revisiones no intrusivas. “Éste sería el mayor reto: contar con más infraestructura tecnológica para lograr un mayor porcentaje de aseguramientos, tanto en drogas como en armas y dinero”.

En ese mismo periodo (entre 2009 y 2019), en Jalisco fueron aseguradas tres mil 948 armas, siendo 2011 el año más alto, con 992; y 2017 el más bajo, con 71. 

Aunque el año pasado se ubicaba en el séptimo sitio a nivel nacional entre las Entidades con el mayor número de decomisos, no figura en el top 10 de las que concentran este tipo de acciones en la última década.

En ese lapso, los Estados con más aseguramientos fueron Tamaulipas (32 mil 933), seguido por Michoacán (21 mil 671), y Sinaloa (19 mil 408). 

El académico del ITESO, Jorge Tejada, consideró que Jalisco no está en los primeros lugares debido a la defensa jurídica que se realiza del derecho humano a la privacidad. “Esto ha motivado que se eliminen prácticas de las décadas de los ochenta y los noventa, de que cualquier policía ponía un retén, incluso el Ejército, para detener vehículos para este tipo de revisiones que son aleatorias. Realmente no solucionan el problema”. 

Si se le pregunta a la Policía sobre estas revisiones, dijo, no tiene un criterio objetivo para determinar qué vehículo detener. 

LA VOZ DEL EXPERTO

Preocupa la  venta ilegal 

A pesar de que en México se tiene un control para la distribución de armas, en el que la autoridad funge como intermediario para la comercialización legal de éstas, Jorge Tejada recordó que el flujo ilegal es muy superior.  

“Todas las armas que entran por la clandestinidad se van sumando con los años y llegan a millones, cuando en realidad las Policías en diversos operativos o aseguramientos en hechos de flagrancia, pueden llegar, digamos, a unas 100 mil armas incautadas o aseguradas por año, y entonces ahí es cuando no dan las cuentas”.

El problema, subrayó, es que esto último está relacionado con la delincuencia organizada que  mantiene ese mercado. “Y es muy difícil de controlar porque pasa por controlar a los propios cárteles de la droga y la delincuencia organizada. Estas armas a su vez son revendidas a delincuentes, entre comillas, menores o que están en desarrollo, que se dedican al robo de casas habitación, al robo de vehículos y que tienen aspiraciones para llegar a cárteles de la droga”. 

Por otra parte, acentuó que se desconoce el destino de la mayoría de las armas vendidas de manera legal. “Luego esa arma puede pasar guardada en un cajón 15, 20 o 30 años y heredarse, quedarse como si fuera una joya que va pasando de mano en mano, de generación en generación. Después el padre se la da al hijo o al hermano, y encontramos a veces en las calles armas de hace 30 o 40 años que son funcionales precisamente porque no se han usado; entonces ahí se van multiplicando los cientos de miles de armas que se están vendiendo”.

El académico del ITESO agregó que la autoridad tampoco tiene un informe puntual sobre la cantidad de armas que se destruyen, por ejemplo, por obsolescencia. En el caso de las corporaciones policiales, dijo, éstas se hacen viejas sólo por la manipulación que se les da en las prácticas, “porque un policía rara vez acciona su arma”. 

Jorge Tejada (académico del ITESO). 

CLAVES

Los países con mayor gasto militar 

Aumento

En 2018, el gasto militar global creció por segundo año consecutivo hasta lograr el nivel más alto desde 1988. Durante ese año, los recursos destinados a este rubro representaron 2.1% del Producto Interior Bruto (PIB) o 239 dólares por persona, de acuerdo con datos del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI). 

Líderes  

Estados Unidos y China concentraron la mitad del gasto militar mundial, afirmó Nan Tian, investigador del programa Armas y Gasto Militar del SIPRI. El gasto de Estados Unidos creció 4.6% hasta llegar a los 649 mil millones de dólares en 2018 y se mantuvo como el país que más dinero destinó a esta materia. 

Programas

Aude Fleurant, directora del programa AMEX del SIPRI, subrayó que el incremento del gasto de Estados Unidos se debió a la implementación (desde 2017) de los nuevos programas de adquisición de armas de la administración del Presidente Donald Trump. 

Economía

China incrementó 5% su gasto militar (hasta los 250 mil millones de dólares en 2018). Su gasto en ese año fue casi 10 veces mayor que en 1994 y representó 14% del gasto militar mundial. Investigadores del SIPRI destacaron que el aumento en este rubro se derivó del crecimiento económico general del país. 

México

En ese año, el Gobierno mexicano destinó 126 mil 331 millones de pesos a gastos militares, convirtiéndose en la inversión más alta desde 1949, año en que la organización europea empezó a tomar nota de los montos otorgados para este fin. El SIPRI indicó que entre 2006 y 2018, periodo que comprendió los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, el desembolso creció 184 por ciento. Por ejemplo, en 2007, primer año de Felipe Calderón como Mandatario (responsable de declararle la guerra al narco), se inyectaron 52 mil 235 millones de pesos. La mitad de lo invertido en 2018.q

GUÍA

Iniciativa 

  • En octubre pasado, el senador Miguel Ángel Mancera Espinosa presentó una iniciativa para castigar con mayor intensidad el tráfico de armas y precisar las conductas relacionadas con este delito. Por eso propuso adicionar un Capítulo II a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos para imponer una pena mínima de 15 años y hasta 30 años de prisión a quien participe en la introducción ilícita, al territorio nacional, de armas, municiones, cartuchos, explosivos y materiales de uso exclusivo del Ejército.
  • En la propuesta se establece estipular la misma sanción al servidor público que no impida el tráfico de armas, pese a que sus funciones lo mandaten.
  • Otro planteamiento es incluir el acopio, venta y uso de armas producto de este tráfico como agravantes en los delitos correspondientes.
  • En la exposición de motivos de la iniciativa, el senador advirtió que es fundamental penalizar todas las conductas relacionadas con el tráfico de armas, no solamente la introducción, sino la venta, el acopio y la posesión ilegal. “Es clave para atacar todos los nodos en las cadenas criminales”.

Comercialización por parte de la SEDENA 

450 mil 625 armas vendidas a Gobiernos estatales, dependencias, personas físicas y empresas

57,611 en 2009.  44,086 en 2015.
44,114 en 2010. 42,355 en 2016.
37,637 en 2011. 31,556 en 2017.
46,711 en 2012. 35,688 en 2018.
40,922 en 2013. 20,685 en 2019*.
49,260 en 2014.  

Decomisos de armas en el país

25,447 en 2009.  5,513 en 2015. 
28,128 en 2010.  3,547 en 2016.
32,499 en 2011.  5,141 en 2017.
20,825 en 2012.  5,267 en 2018.
9,474 en 2013. 5,092 en 2019*. 
6,552 en 2014.  * Enero-noviembre.

Entidades con más aseguramientos en la última década

32,933 en Tamaulipas.  9,065 en Guerrero. 
21,671 en Michoacán.  7,360 en Durango.
19,408 en Sinaloa. Fuente: Sedena.

Sigue: #DebateInformador y participa en Twitter en el debate del día @informador

¿Qué opina de la inversión en armas por parte del Gobierno para enfrentar al crimen organizado?

JL