Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 24 de Septiembre 2018

|

¿Y cómo es él?

Por: EL INFORMADOR


Luis Calderón Vega y Felipe Gómez Mont eran famosos por las fiestas que armaban en los tiempos en que fundaron el Partido Acción Nacional (PAN). Hoy, sus hijos despachan en la Presidencia y la Secretaría de Gobernación.

Antier domingo al mediodía, cuando en la sede nacional panista Felipe Calderón cerró la semana de homenajes a Juan Camilo Mouriño, Fernando Gómez Mont estaba sentado en una butaca perdida entre el auditorio. Veinte horas más tarde protestó el segundo cargo más importante del Gobierno federal.

Entró al Comité Ejecutivo Nacional del PAN en sustitución de Javier Corral y aspiraba a una diputación federal en 2009. Ahora es responsable de la conducción gubernamental de esa elección.

Los que lo han tenido enfrente lo ubican como un hombre de mano dura y mecha corta, inteligente, amante de las formas y el señorío del poder (que no eran parte del estilo Mouriño), que cumple los acuerdos, con un perfil más cercano a los temas de seguridad y justicia (Zedillo no lo hizo titular de la Procuraduría General de la República -PGR- nomás porque no tenía la edad constitucional), pero que sabe cómo operar políticamente desde el Estado.

En el PAN, pasa sin obstáculos: se le ve cerquísima de Diego Fernández de Cevallos, y con ello revive a este grupo de sabuesos del Derecho. Es uno de los abogados penalistas más respetados y caros del país, que ha defendido hasta los Salinas (el nuevo salario de Bucareli le ha de parecer propina comparado con lo que ganaba en su despacho privado). Es doctrinario y su apellido casi va en el logotipo blanquiazul.

En el Partido Revolucionario Institucional (PRI) lo han recibido bien. Le tienen respeto: buen rival, con palabra, que es lo que más se valora en política. Le reconocen experiencia.

Igual los moderados del Partido de la Revolución Democrática (PRD). No los lopezobradoristas, que lo identifican como uno de los que armó el caso legal del desafuero contra López Obrador.

El Presidente no se salió de su línea de cambios en el gabinete: su apuesta es por la lealtad y por sus amigos. El nuevo secretario es cuate de la pareja Calderón-Zavala desde la Escuela Libre de Derecho.

Pero el nombre fue una sorpresa. Se trajo a uno de afuera del círculo íntimo conocido. Eso le puede pegar al gabinete la sacudida que necesita. Sacar del pasmo en el que ya se habían instalado sus integrantes, con sus filias y fobias.

Y dicen que lo puso ahí porque no es presidenciable. Pero eso ya lo dirá el tiempo.

Saciamorbos

Cuando cayó el avión, el coordinador de asesores, lastimado porque acababa de recibir la noticia de que muy probablemente venía a bordo su jefe, espetaba en voz alta y desesperada al procurador: “¡Confírmalo! ¡Confírmalo!”. Por más que marcaba y marcaba, el procurador no obtuvo confirmación. No le contestaban “arriba”, como si no fuera lo que es. De hecho, las investigaciones las ha llevado el secretario de Comunicaciones.

CARLOS LORET DE MOLA A / Periodista.

Lee También

Comentarios