Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 23 de Octubre 2018

|

Y, ahora, la implementación

Por: EL INFORMADOR

LOURDES BUENO

El martes pasado fue aprobada en el Congreso del Estado de Jalisco, la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, un esfuerzo conjunto de los partidos políticos que, esta vez sí, han trabajado hacia la solución de uno de los problemas que más lastiman la vida de la mujer: la violencia. Y, la importancia de esta Ley radica en que tiene como objetivo prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia hacia la mujer, en sus distintas formas, la agresión verbal, la psicológica o, simple y llanamente la violencia física, por lo que la Ley aprobada incluye el delito de feminicidio.

Para entender la proyección de esta Ley, hay que remitirse a las cifras que este problema presenta: sólo en 2006, 78% de las mujeres jaliscienses, es decir, casi ocho de cada 10, sufrió de algún tipo de violencia… padeciendo violencia física alrededor de 40% de las mujeres, cuatro de cada 10, siendo de su ámbito familiar y/o social la o las personas que realizan esta agresión. El resto, es decir, el otro 38% es agredida con violencia psicológica, golpes que no dejan huellas físicas, pero que resultan en heridas difíciles de sanar, en principio, por no ser visibles, por darles la familia y la víctima poca importancia, por ser más repetidas que la violencia física y porque la mujer interioriza un sentimiento de culpa que el entorno social le impone y del que le resulta difícil salir.

Los principales puntos de la ley son: violencia familiar, laboral, en la comunidad y, desde luego, la violencia institucional, una forma subrepticia que si bien es poco denunciada, no por ello sus efectos son menos devastadores; la violencia familiar como causal de divorcio y pérdida de la patria potestad y, en este punto, el beneficio será para la mujer, pero además para los menores que han sido testigos y, en muchas ocasiones, también víctimas de la violencia familiar; la creación del Centro de Refugio para las Víctimas en los 125 municipios, donde se dará a las mujeres asesoría médica, legal, psicológica, además del apoyo de bolsa de trabajo. Un punto de avanzada más, en esta Ley, es la redefinición del acoso sexual, además de que, respecto a la violación, se incluye la violación entre cónyuges y concubinos.

Sin duda, un ejemplar trabajo que desde la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se ha llevado a cabo, encabezado por la diputada Rojas Maldonado. Un apoyo a las mujeres que desde la legislación se ha dado, no sin antes haber enfrentado los problemas que significó la resistencia de los legisladores del Partido de Acción Nacional (PAN).

Ahora la pelota está en cancha del Ejecutivo estatal para que esta Ley sea publicada, pero especialmente para que sean destinados los recursos humanos y financieros necesarios para llevarla a su operación, porque si bien la Ley es un enorme logro, lo que sigue, desde la asignación presupuestal, hasta la modificación de los mecanismos existentes para su aplicación, es la parte central para que sus beneficios lleguen de verdad a las mujeres.

LOURDES BUENO / Investigadora de la UdeG.

Correo electrónico: lourdesbueno03@yahoo.com.mx

Lee También

Comentarios