Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 22 de Noviembre 2017

|

Vitrina de escándalos

El riesgo de la influenza quedó atrás. La epidemia actual es la de los escándalos políticos, salpicados por personajes del pasado que intentan darle vida a las aburridas campañas electorales.

Primero fue Carlos Ahumada Kurtz y su lavado de conciencia, repitiendo mucho de lo que ya sabíamos en cuanto a la clase política y presentando historias sobre la presunta deshonestidad de una serie de periodistas conocidos, hasta antes de la publicación, por su trayectoria intachable.

Es lo nuevo que arroja el título de “Derecho de réplica”, donde se precisan paso a paso las formas de corrupción entre las clases política y la empresarial. Corruptor y corrompido, son iguales, aunque las presiones de uno y otro se diferencian por las formas de ejercerlas.

Simultáneamente salió el nuevo libro de Roberto Madrazo Pintado, cuyo lanzamiento está previsto para la semana próxima, pero que en fase de calentamiento sirvió para que el ex candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) lanzara acusaciones de que los ex presidentes Ernesto Zedillo Ponce de León y Vicente Fox Quesada protegieron a los cárteles de la droga. El primero al cártel de Juárez y el segundo al de Sinaloa.

El escenario se encuentra listo para el lanzamiento de este libro de Madrazo Pintado —“El despojo”— que se suma al ya publicado de “La traición” hace un par de años.

Pero éramos muchos y parió la abuela, ya que el ex presidente Miguel de la Madrid Hurtado salió de su ostracismo, sin necesidad de publicar ningún libro, para lanzar graves acusaciones contra la familia Salinas de Gortari, incluido el ex presidente.

De la Madrid Hurtado, del que se conoció por la propia familia que se encontraba sumamente enfermo, recuperó las fuerzas y concedió una amplia entrevista radiofónica a Carmen Aristegui, donde sacó de su ronco pecho lo que por tantos años guardó.

Raúl Salinas de Gortari protegió a los narcos y Carlos, su hermano menor, fue un corrupto cuyo Gobierno terminó muy mal.
Como todo buen ex presidente de México, De la Madrid Hurtado mostró su arrepentimiento por haber promovido al que era su hijo putativo y joya de su gabinete, aunque el acto de contrición llegue más de 20 años tarde.

Apartado de la vida política, luego de servir en los gobiernos de su sucesor y de Ernesto Zedillo Ponce de León, se sabe que don Miguel se encuentra sumamente enfermo y que sufre de enfermedades varias que van desde enfisema, pasando por Parkinson, entre otras.
Sin embargo, de pronto recupera la lucidez y la memoria, para enfrentar los fantasmas del pasado y salpicar de lodo la política nacional, contribuyendo con ello a enrarecer el de por sí putrefacto aire político.

Madrazo Pintado fue punta lanza de las denuncias del encubrimiento de políticos al narcotráfico, aunque no aportó pruebas de ello.
El ex presidente De la Madrid Hurtado siguió la misma ruta, aunque se cuidó de señalar a su sucesor como protector del narcotráfico, sí lo hizo con su hermano Raúl del que explicó que manejaba una serie de negocios ilícitos que iban desde conseguir contratos de Gobierno y mantener comunicación con narcotraficantes.
De Carlos Salinas de Gortari, al que le ha llovido en su milpita la semana reciente, dijo que es posible que fincara su fortuna en la partida secreta —como asegurara Luis Téllez—.

Eso sí, como todo buen político que se precie de serlo, De la Madrid Hurtado se lavó las manos y señaló que estos actos de corrupción ocurrieron durante la administración de Carlos Salinas de Gortari, y no durante la suya, ya que fue hasta entonces que Raúl inició sus contactos con el narcotráfico.
Incluso, el ex presidente (1982-88) de México especula con la posibilidad de que la muerte de Enrique Salinas de Gortari hubiese sido provocada por los dineros del narcotráfico.

En cuanto se supo de los comentarios vertidos por el ex Ejecutivo federal, surgieron los comentarios de que la realidad es que De la Madrid Hurtado padece desde algún tiempo demencia senil, y en uno de sus pocos ratos de recuperación de memoria fue alentado para que difundiera sus conceptos, aprovechando la fiebre de porquería que inunda el ámbito nacional, sea por cuestiones de la influenza A H1N1 o por el reparto de lodo que realizan los propios políticos contra esta actividad.
Y es que hay que recordarles a los políticos lo que decía el genial comediante Germán (Castillo) Valdés “Tin Tan”: la ropa sucia la lava el chino.

* Solamente fue que se conocieran las declaraciones de Miguel de la Madrid Hurtado sobre la supuesta corrupción de Carlos Salinas de Gortari, para que los perredistas pidieran una inmediata investigación para deslindar responsabilidades.

La sesión de la Comisión Permanente fue el escenario perfecto para que el diputado Javier González Garza y el senador Tomás Torres consideraran el momento idóneo para realizar las investigaciones necesarias, sin importar si los delitos ya prescribieron.

* Los esfuerzos han sido estériles, la artillería soltada en su contra es pesada, pero Mauricio Hernández, el subsecretario de Salud distanciado de José Ángel Córdova Villalobos, se aferra al cargo.

Por más que se filtran sus presuntas fallas y que el secretario de Salud busca aliados para deshacerse de él, Mauricio continúa inamovible como segundo en el organigrama de la dependencia.

Son más de dos semanas en que Córdova Villalobos usa diversos espacios para anunciar el relevo del que fuese su hombre de confianza, sin que éste se concrete.

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN / Periodista.
Correo electrónico: ramonzurita44@hotmail.com

Lee También

Comentarios