Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Octubre 2019
|

Urgentísimo

Por: EL INFORMADOR

ENTRE VERAS Y BROMAS              

La Presa de Arcediano fue cacareada, en su momento, como “La obra del sexenio”. A partir de la premisa de que “el destino ya nos alcanzó” y de que era, en consecuencia, impostergable la realización de una obra colosal, al efecto de resolver “para los próximos 25 años” las necesidades de la zona metropolitana en materia de suministro de agua, el proyecto en cuestión se hizo público, con la estridencia habitual en estos casos... a principios del sexenio anterior.

—II—

Lo de menos es el tiempo transcurrido desde que se dijo que el asunto urgía “para ayer”, hasta ahora que nuevamente se le pone fecha tentativa para su inicio formal: después del próximo temporal de lluvias, según el anuncio más reciente. Los ocho años de demora significan, simplemente, que el déficit que ya había en esa materia, por fuerza debió incrementarse. En otras palabras, que lo que en su momento fue calificado de “urgente”, ahora tendría que ser tildado de “urgentísimo”.

Ahora bien: a diferencia de otros proyectos gubernamentales, el de Arcediano va más allá de caprichos, frivolidades o meras ocurrencias de los gobernantes. En lo que el Teatro de la Ciudad o los Arcos del Milenio, por aludir a las “ideotas” más espectaculares de recientes caciques en turno, se quedan en el terreno de lo superfluo, la presa que pueda garantizar el abasto de agua para cuatro o cinco millones (más los que se acumulen esta semana) de habitantes de la mancha urbana, estaría, sin duda, en el terreno de lo estricto.

—III—

Así, independientemente de los inevitables conflictos jurídicos, solventados ya, con quienes se verían directamente afectados por la obra, e incluso de polémicas tangenciales —como la de preservar, por razones sentimentales, como reliquia histórica, el puente colgante que desde hace un siglo operaba en Huentitán—, lo dramático del caso es que todavía no se ha conseguido el aval de los especialistas en torno a lo plausible de la obra en varios aspectos: el económico, por el costo que tendría bombear el agua desde el fondo de la barranca, y el técnico; primero, porque de los estudios mostrados hasta ahora no se desprende que Arcediano sea el lugar más adecuado para la obra; y segundo, el más grave de todos: porque aún no hay ninguna garantía de que no se vaya a construir un aljibe en el lugar más inadecuado para ello: el sitio exacto en que hasta hoy hay una fosa séptica.

Comentarios