Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Diciembre 2018

|

Temas para reflexionar

Por: EL INFORMADOR

FLAVIO ROMERO DE VELASCO

Trigo sin paja

Cuba, de ser colonia española, pasó a ser a fines del siglo XIX un protectorado yanqui: la Enmienda Platt (1901-1934) daba a Washington el derecho a intervenir en Cuba y a establecer una base naval en Guantánamo. La influencia de los Estados Unidos dominó su vida política hasta 1959 en que triunfó su revolución... Desde entonces, todos los presidentes de los Estados Unidos, desde Eisenhower hasta Bush padre, han entonado la misma melodía: “Fidel Castro caerá de un momento a otro”. La enemistad de Washington ha sido uno de los pilares del poder castrista, uniendo al pueblo de la isla en torno a la defensa de la patria, orillándolo a soportar privaciones.
Nuestra Revolución igualmente fue acosada por Washington entre 1910 y 1934, y encontró su propio camino con la expropiación petrolera y el acuerdo tácito entre los presidentes Cárdenas y Rossevelt... La amenaza mayor para Cuba es el desplante imperial de Bush en su ocaso, promoviendo todo lo que pueda frustrar la evolución cubana: envalentona al exilio de Miami para animarlo como fuerza de choque y sustitución del actual régimen; incita a las Fuerzas Armadas de Cuba a la traición y le niega al régimen cubano lo que le da a otros regímenes comunistas como China y Vietnam: inversiones, diálogo, diplomacia, respeto. Tacha a Cuba de ser un campo de concentración, olvidando que una de las peores prisiones del mundo es la base norteamericana de Guantánamo. Y no le ofrece más a Cuba que una velada amenaza: volver a ser una colonia de los Estados Unidos. A la soberbia desatada de Bush, Iberoamérica debe responder con las armas de la razón, la cautela, la diplomacia, la negociación y el respeto hacia el pueblo cubano.

En los espacios de la inteligencia, también abundan los imbéciles.

Las leyes políticas podrán amparar a los criminales de la historia oficial; pero no los pueden amparar contra los fueros de la memoria.

Estremecen el ánimo multitud de personas en todas las ciudades, desde empleados o mendicantes, entregados resignadamente con humildad al oficio de vivir.

La belleza sin gracia es un anzuelo sin carnada.

En una manifestación en Alemania Occidental se portaba un letrero que decía: “Dinero de sangre”, refiriéndose al que prestan y cobran las agencias financieras de los Estados Unidos: El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Liberal es una palabra que a pesar de la insidia con que han querido ensuciarla, sigue siendo una palabra clave, pariente sanguínea de la libertad, y de las mejores cosas que le han pasado a la Humanidad desde el nacimiento del individuo, la democracia, el reconocimiento del otro, los derechos humanos, la lenta disolución de las fronteras y la coexistencia en la diversidad. No hay palabra que represente mejor la idea de civilización y que esté más reñida con todas las manifestaciones de la barbarie que han llenado de sangre, injusticia, censura, crímenes y explotación la historia humana. Pocos intelectuales modernos han luchado con denuedo para mantenerla viva y operante, frente a todos los fundamentalismos oscurantistas que de los cuatro puntos cardinales han pretendido inútilmente aherrojarla.

FLAVIO ROMERO DE VELASCO / Licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras.
Correo electrónico: r_develasco22@hotmail.com

Lee También

Comentarios