Sábado, 18 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE

|

Regalo de Navidad

Por: EL INFORMADOR

Nuestro  país  está viviendo  tiempos  difíciles,  el  desorden  y  la  inseguridad  se  han  apoderado  de nuestra  Patria  a  tal  grado  que  ya  las   cifras  oficiales  de  personas   ejecutadas,  torturadas,  asesinadas  o secuestradas  sobrepasan  las  30 mil 500  en  lo  que  va  de  este   año,  lo  que  ha  originado  que  algunas  de  nuestras   ciudades  como  Juárez,  Chihuahua  sean  ya  consideradas   como  “Las  ciudades   más  peligrosas   e  inseguras   del  mundo”,  pues  los  muertos   que  van  son  más   que  los  que  murieron  en  la  guerra  de   Irak.

Pero  en  este   ambiente  de  miedo   y  zozobra  está  cercano  un  periodo  de   paz  y  tranquilidad,  de  concordia   y  amistad:  La  Navidad   y  Año  Nuevo,  por   eso  para  que  se   olviden  de  muertos   y   heridos  y  como   un  regalo  de   Navidad   en  este   artículo  les   ofrezco  unas   pequeñas  historias  de  niños  (no  para  niños)  las   cuales  no  me  fueron  contadas,  no  las  leí  sino  que  las  vi  y  las  viví  y  en  cierta  manera  fui  protagonista  de  ellas.

Uno  de  mis  nietos   en  ese  tiempo  de  seis años  llega,  en  compañía  de   su  hermana   a visitarme  y  de   inmediato  me  cuenta:  abuelo  ¿te  acuerdas  que  para  la  Navidad  pasada  nos  regalaste  dos  conejitos?  Si  ya  me  acuerdo;  pues  que  crees,  que  la  conejita  de   Sofía  (así  se  llama  la  hermana)  ya  es  abuela  ¡cómo!   A ver cuéntame;  la  conejita  que  es  de  mi  hermana  ya  creció  y  una  vez  que  la  vimos  ya  tenia  conejos  y  esos   también  crecieron  y  una  coneja  de  esos  ya  tiene  unos  conejitos  chiquitos  así  es  que  por  eso  la  coneja  de   Sofía   ya  es  abuela.  ¿Tú  crees  que  los  conejos  quisieron  darnos  ese  regalo d e  Navidad?  Seguro  sí  les  dije   y  colorín  colorado  esta  historia... seguirá  cuando  tengamos   más  conejos.

En  mi  vida   profesional  como  maestro  trabajé  15  años   continuos  con  niños  de  primer  año  de  primaria,  les  enseñé  a  leer  y  a  escribir;   cierto  día,  en  el  recreo  vi  que  dos  de   ellos  estaban  discutiendo,  puse  atención  pues  el  niño  (Julio)   procedía  de  una  zona  muy  pobre  y  por   su  educación  al  crecer   seguro  sería  el  maldito  de   su  barrio  y  acalorado  le  dijo  a  Lupita  la  niña,  ¡te  digo  que  soy  niño  y  la  niña  le  replica  que  eres  niña!  No,  te  digo  que   soy  niño  y  para   que  veas  te  voy  a  enseñar  “mis  credenciales”   y  hace   el  intento d e  bajarse  los  pantalones;  al  ver  eso  la  niña  corre  y  le  dice  a  la  maestra:  Maestra,  Julio  me   quiere  enseñar  sus  credenciales,  dice   que  lo  hace  para   que  vea  que  es  niño.

Y  así   con  estas   pequeñas  historias   que  son  reales  quiero  desearles  a  mis  amables  lectores   una  Feliz  Navidad   y  Un  Prospero  Año  Nuevo  2011.
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones