Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018

|

¡Qué tristeza!

Por: EL INFORMADOR


Hay cosas que mi capacidad no puede comprender. ¿Cómo es posible que unos desalmados delincuentes no tengan la mínima compasión con unos padres de familia devastados?, en primer lugar, por haber sufrido una de las cosas más terribles que le puedan suceder a cualquier persona: el secuestro de un miembro de la familia, y en especial de un hijo (a), y para el peor de los males, no tener noticia de su situación desde hace un año, dos meses y 18 días. Un calvario que no se merece nadie en esta vida. El grito desesperado de Nelson Vargas “no tienen madre”, dirigido a las autoridades, me estremeció profundamente.

A Nelson Vargas no le falta razón cuando en la angustia máxima de un padre, exclama tras las pistas entregadas desde hace tiempo, tanto a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) como a la Policía Federal Preventiva (PFP), sobre el secuestro de Silvia, y acerca de que nada hicieron: “¿Esos es no tener nada?”. Es decir: ni la SIEDO ni la PFP pudieron siquiera establecer una liga tan simple de párvulos entre Óscar (el chofer) y el hermano de éste, Raúl, a pesar de ser el líder de una de las bandas más peligrosas de secuestradores, llamada los “Rojos”. No pudieron o no quisieron, en lo que se constituiría, una vez más, como una muestra de la complicidad entre las policías y el crimen organizado.

¿Qué nos van a informar las autoridades el día de hoy, cuando se realice la evaluación de los famosos 100 días en el Consejo Nacional de Seguridad? Que han incautado cantidades enormes de cocaína, de dinero y detenido ciertos capos, cuando seguimos siendo el país número uno en secuestros en el mundo. Cuando no podemos salir a la calle sin sentir miedo y ponernos a rezar cada vez que nuestros hijos salen de noche.

¿Qué sientes de saber que un personaje llamado Noé Ramírez Mandujano, el poderoso titular de la SIEDO, no sólo se convirtió en el “hombre” del cártel de los hermanos Beltrán Leyva en la Procuraduría General de la República (PGR), sino que también es responsable de la desaparición de entre 10 y 15 millones de dólares que formaban parte de fortuna incautada al chino Zhenli que ascendía a 205 millones de dólares, y que el Presidente de la República sabía, desde el año pasado? Los Beltrán Leyva entregaban un millón 600 mil dólares mensuales a la SIEDO, como pago de protección, datos anticipados de los operativos, información sobre cateos y desaparición de evidencias. ¡Qué asco! De esa fortuna, al jefe Noé le tocaban 450 mil dólares mensuales. A Miguel Colorado —coordinador técnico— 300 mil dólares, y a Fernando Rivera —director adjunto— 300 mil dólares por cabeza. En ellos estaba la responsabilidad de combatir al narco. ¿Cómo la ves? Por igual, Ricardo Gutiérrez, el jefe de la Interpol-México y hombre clave en la
lucha contra el narco, así como Rodolfo de la Guardia, quien fungía como director de la Interpol desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

¡Qué tristeza!

CARLOS CORVERA / Analista político.
Correo electrónico: corveracmx@hotmail.com

Lee También

Comentarios