Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 18 de Noviembre 2018

|

¿Qué es el pH? Reacción del suelo

Por: EL INFORMADOR


Un factor que se da en todos los seres vivos; en los vegetales tiene una grande importancia económica, porque es de influencia decisiva en el. ciclo biológico de la planta así como en la economía misma del cultivo y, en la rentabilidad de la inversión.
Pocos conocimientos de este factor tienen en su mayoría productores y agricultores; falta de difusión, por no tener servicios de extensión agrícola.

Reacción del suelo

Sí, pero debemos entender que ésta se da a partir de los elementos originales; o sea, materiales geológicos originales, y su posterior y constante transformación, en la que intervienen organismos de interacción o, intercambio. Con la presencia de la constante ecológica se forman las partículas que, a la postre en su aglomeración, aportan las características clasificadas de grava, arena, limo, arcillas que llegan a ser microscópicas y, que se miden en micras y resultan en coloides. Todos estos materiales traen en sí mismos cargas de iones y cationes y un espacio electro magnético que en química-física se entiende como conductividad eléctrica; en todo ello está siempre presente la humedad en mínimos rangos.

La dinámica del movimiento de los microorganismos pobladores del suelo puede ser lenta o veloz, dependiendo de las cantidades de reserva que existan en el subsuelo. Para efectos de un laboreo de óptima calidad, la reacción la podemos constatar hasta los 80 centímetros de profundidad inclusive.

Conceptos de economía agrícola

Lo primero que debemos hacer al echar a andar los planes de producción de cultivos, es tener la información del nivel de pH del suelo que vamos a laborar; los muestreos para llegar a la información veraz deben ser representativos: muestrear de tres a cinco hoyos por cada 10 hectáreas, suelo del mismo color, se obtiene tierra de 0 a 30 centímetros, de 30 a 60 centímetros y, en tratándose de huertos es conveniente llegarle a los 80 centímetros como hemos dejado expuesto líneas arriba. Un método de muestreo muy aceptado en los laboratorios de suelos, es que se hagan los agujeros en zigzag de a 50 metros uno de otro, cuidando que los puntos de muestreo estén cuando menos cuatro metros hacia adentro del terreno  o, separados de lienzos, cercas, caminos y arroyos o ríos.

El conocimiento de la reacción del suelo previo a la siembra o plantación es básico para la estimación de la corrida de inversión, específicamente en los programas de fertilización para la nutrición del organismo vegetal.

Determinaciones electromagnéticas

Quizás pues, el valor individual más importante que se puede utilizar para caracterizar a un suelo, es su pH o actividad del ión. El pH afecta en forma directa o indirecta, cada proceso y reacción relacionada con el suelo, su población biológica y sus componentes químicos y físicos. Más aún, es una de las pruebas más fáciles y rápidas que puede aplicarse a un suelo con un amplio grado de precisión. Mientras que los valores del pH son aparentemente muy simples en su determinación práctica (escala 0-14), la teoría de la actividad del ión hidrógeno en suspensiones acuosas o en soluciones y las reacciones que tienen lugar entre las fases sólida, líquida y gaseosa del suelo, son extremadamente complejas y todavía muy poco comprendidas en muchos aspectos. A diferencia de las soluciones verdaderas en las cuales todas las substancias presentes son moleculares o submoleculares respecto a su tamaño –excepto cuando existe asociación entre moléculas de soluto, moléculas de solvente o una combinación- las suspensiones de
suelo contienen un sistema diversificado que varía desde granos fácilmente sedimentables de arena, piedra o limo o partículas coloidales polimoleculares de sedimentación lenta, hasta partículas moleculares y iónicas en solución verdadera, así como muy diversos grados de asociación, disociación, intercambio, sustitución, reacciones de oxidación o reducción, sustituciones isomórficas, y diversos tipos de ligamiento que pueden ocurrir en mayor o menor grado entre las partículas. Más aún como parte de un ambiente biológico, los suelos, las soluciones de suelos y las suspensiones de suelos están sujetas a cambios continuos con el tiempo en algunos o todos los mecanismos acabados de mencionar. Por ejemplo, el pH de un determinado suelo varía considerablemente durante el ciclo de crecimiento de un cultivo, ya que la concentración de sales en la solución del suelo depende del contenido de humedad del mismo y del grado de oxidación de la materia orgánica, así como del grado de asimilación de iones por las plantas y la
intensidad de lixiviación. Sin embargo, los principales cambios en el pH son debidos a variaciones del contendido de bióxido de carbono en el aire, es por ello que invitamos a nuestros colegas en trabajos de cultivo, así como a los amigos productores y agricultores, a estar pendientes en las lecturas de pH de su suelo bajo cultivo para implementar si así fuere necesario, un programa de aplicaciones de enmendadores; entre estos están: la dolomita neutra, la dolomita cálcica, los materiales comportados, el azufre agrícola, los polisulfuros y de gran importancia los abonos verdes; es decir, incorporar plántulas en crecimiento con una altura de no más de 20 cm., y, todavía mejor si el vegetal que se incorpora es una leguminosa.

Factores que afectan el pH

La afectación puede ser en la forma siguiente:

1.- La doble capa eléctrica (decationes) que envuelve las partículas que muestran intercambio de bases, hace que la concentración del ión hidrógeno en el exterior de la doble capa, sea menor que la de la superficie de las partículas. Esta reducción en la concentración del ión hidrógeno, es mayor a medida que la solución que rodea a las partículas es más diluida. Por lo tanto el pH de la solución depende de las concentraciones iónicas presentes en la misma.

2.- Si el suelo contiene cualesquiera substancias capaces de cambiar su estado de oxidación o de reducción, tales cambios de estado alteran el pH del suelo.

3.- El pH de un suelo depende de la concentración de bióxido de carbono en la atmósfera del suelo y dicho efecto es de mayor importancia en un pH alto, que en un pH bajo. Según Roussell en su “Condiciones en el crecimiento de una planta”. En consecuencia el pH de un suelo no es un valor único sino que depende de las condiciones bajo las cuales se mide.

Los valores del pH del suelo se determinan comúnmente por medio de dos métodos: uno colorimétrico (método Morgan) y el otro electrométrico. Aunque exísten otros métodos sencillos para el trabajo de campo como son las cintas de color y los acidímetros, vernaculamente llamados “phimetros”. El primero se utiliza más extensamente en estudios de campo y el otro, para determinaciones en el laboratorio. Así pues, en forma muy simplificada el método colorimétrico involucra el uso de soluciones indicadoras coloreadas, cuyo color es una función del pH de la solución o suspensión en la cual se están aplicando. Se pueden utilizar el azul de bromotileno o bien el verde bromocresol. En el método electrométrico, el pH de la suspensión que se está determinando, es una función de la diferencia de potencial que se observa entre dos electrodos, comúnmente con un electrodo de calomel como referencia y un electrodo de vidrio, para la medición, que se introducen en la suspensión y que están conectados a un potenciómetro con tubo a
l vacío. El potenciómetro en manos de un operador experto es más rápido, más simple y más preciso; sin embargo, en pruebas rutinarias de campo el método colorimétrico es absolutamente satisfactorio para muchos propósitos. La literatura actual (2008) relativa al tema del pH y tópicos relacionados es muy extensa.
    
El diagnóstico de campo

Nos conviene a los técnicos aplicar diversos criterios en el contexto de diagnóstico. Con frecuencia, a lo largo de un ciclo vegetativo en cultivos de surco encontramos síntomas aparentes en deficiencias de nutrición; es conveniente que previo a la decisión de corregir una deficiencia por medio de aplicaciones de fertilizantes al suelo o, aplicaciones foliares con aspersiones, hagamos un muestreo de la reacción del suelo, pues no hay que olvidar que el organismo vegetal “trabaja” o es activo tanto en el día con la fotosíntesis, como por la noche por la quimiosíntesis. Así pues la actividad metabólica bien puede alterar la función fisiológica y en tal virtud una removida de suelo o bien si se justifica, una aplicación del enmendador correspondiente nos llevará a la solución acertada del problema.

ROBERTO SIERRA B. / Ingeniero agrónomo, asesor y consultor.
Correo electrónico: ing.sierra@yahoo.com

Lee También

Comentarios