Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Marzo 2019

|

¿Qué Gobierno queremos?

Por: EL INFORMADOR

En nuestro país, hoy más que nunca la autoridad se encuentra compartida entre tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. El Artículo 89 de la Constitución Política señala las facultades y obligaciones del Presidente, entre las que se encuentran la promulgación de las leyes expedidas por el Congreso de la Unión. En uso de esas facultades, el pasado 8 de abril, el Presidente Felipe Calderón envió al Congreso su propuesta de reforma energética, "Iniciativa para Fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex)", en la que resalta que "el petróleo es y seguirá siendo exclusivamente de los mexicanos, Pemex no se privatiza". No obstante, por experiencia histórica, los mexicanos tomamos con serias reservas esta reforma energética, que habrá que leerse entre líneas.

Tampoco depositamos nuestra confianza en que el Congreso hará su trabajo con imparcialidad y en beneficio del pueblo, quien supuestamente es el verdadero dueño de los veneros de oro negro. El hecho de que un partido cualquiera pueda secuestrar la tribuna de nuestro máximo órgano legislativo, nos hace dudar de la capacidad administrativa y equilibrio de juicio de nuestros poderes gobernantes. Este secuestro equivale a un golpe de Estado sin derramamiento de sangre. Impedir el libre desarrollo de las funciones del Congreso, por cualquier medio, es equiparable al delito de sedición que castiga el Código Penal.

El Gobierno que quisiéramos es aquél que no permita que se violen impunemente los derechos de los demás, los ciudadanos nos sentimos ofendidos doblemente: por la audacia irreflexiva de los golpistas y por la pasividad de los demás partidos políticos y autoridades de los otros dos poderes. El pueblo necesita que la autoridad asuma el papel para el cual fue electo. Queremos que nos resuelvan los problemas. No nos gusta que desciendan a nuestro nivel, ni que nos traten como a menores de edad en donde nos tiene colocados la Ley Federal del Trabajo. No lo queremos dicharachero, ni guasón o sangre liviana. El pueblo quiere que tomen su papel en serio, que lo saquen de la pobreza. Tampoco nos gusta una actitud posesiva del Gobierno, "su Gobierno". El titular del Poder Ejecutivo no es la autoridad, ni el Gobierno es suyo, la autoridad se la ha conferido temporalmente el pueblo y el Gobierno es el órgano mediante el cual se ejerce la autoridad.

Nos preguntamos ¿cómo conseguir el gobernante que queremos cuando el proceso de selección está viciado de origen, cuando los partidos políticos se sostienen con nuestros impuestos y se burlan de nosotros impidiendo que trabaje el Congreso; cuando los funcionarios del órgano electoral como primer acto en funciones se aumentan exorbitantemente sueldos y prestaciones?

Los que llegan al poder no son los mejores hombres, sino los más ambiciosos, los más sagaces, astutos, zorros. No somos capaces de escoger a los mejores hombres y acabamos dándole el poder a los mediocres. El reconocimiento de la autoridad está fincado en la razón, hay que educar al pueblo para hacerlo razonable y pueda escoger el Gobierno que queremos.

LUIS JORGE CÁRDENAS DÍAZ / Contador Público Certificado.
Correo electrónico: luisjcardenas2@hotmail.com

Temas

Lee También

Comentarios