Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Noviembre 2019
|

Princesa de color

Por: EL INFORMADOR

Hasta ahora todas las princesas de los cuentos maravillosos que nos contaban de niños, eran de raza blanca, muy bellas y al final de la aventura que formaban las historias se convertían en mujeres felices. El amor haciendo magia.

Me ha sorprendido y gustado que la empresa Disney haya elegido para su próxima función a una protagonista de color (¿será influencia de la importancia de Obama?)

A lo que voy, es que en el Continente africano, antes de que lo explotaran y se lo repartieran los europeos, había cacicazgos o reinos como Abisinia, y ahí las princesas eran de color.

Famosa fue la bella reina de Saba, enamorada de Salomón antes de conocerlo por su sabiduría, acierto en el Gobierno y poder. La dama puso en marcha una gran comitiva que atravesó África de Este a Oeste.

Se vieron Salomón y la reina de Saba en Jerusalén y se enamoraron. Es interesante saber que el rey de Israel tenía varias esposas y numerosas concubinas, pero le gustó la reina de Saba y durante una temporada disfrutaron ampliamente de su amor.

Un amigo mío, periodista de muy buen humor, me dijo que en la historia del mundo hay tres mujeres que odia: Isabel la Católica, La Calderona y la reina de Saba.

La primera por la imperdonable faena que hizo a su sobrina Juana la Beltraneja.

La segunda por ser infiel a Felipe IV.

La tercera por haber seducido a Salomón.

Sería bueno hacer la historia minuciosa de estas tres damas.
Pasada esa temporada amorosa entre Salomón y la reina de Saba, se intercambiaron regalos preciosos de oro y piedras de gran valor. El mejor de todos los regalos lo llevaba la reina de Saba en sus entrañas: la semilla de Salomón, de la que nació el príncipe Menelik, rey de Etiopía. Dicen que es un personaje legendario, lo sitúan en el año mil antes de Cristo. Leyenda o historia, esta aventura resulta interesante.

La princesa morena de la empresa Disney se llama Tiana, no tendrá nada que ver con la reina de Saba, sólo el color de su piel y la belleza de toda ella.

Pronto la disfrutaremos. Me la imagino al estilo de Disney y sus sucesores: romántica, tal vez algo cursi y con trajes bonitos, y sobre todo con un príncipe guapo, bueno y enamorado.

GABRIEL PAZ / Escritora.
Correo electrónico: macachi809@hotmail.com

Lee También

Comentarios