Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
|

Pergeño

Por: EL INFORMADOR

Macrobús, tren suburbano y tren ligero

Diego Monraz Villaseñor no quita el dedo del renglón ni le baja a su tono beligerante. Arremete contra los defensores del “pulpo camionero”, les reclama que se asuman como protectores de transportistas que “durante 70 años” no supieron o no quisieron brindar un servicio eficiente; les exige que salgan a debatir pero de frente, cara a cara.

El director del Sistema del Tren Eléctrico Urbano, responsable del proyecto de movilidad del Gobierno del Estado, no escatima críticas para políticos de su propio partido, Acción Nacional, por haber subido “al ring de los guamazos”, durante las campañas electorales, el tema de la viabilidad del Macrobús como alternativa al transporte colectivo en la ciudad.

¿Su discurso, sus formas de expresión, de hablar sobre los críticos, estorban para llegar a acuerdos?, le pregunto.
Reconozco que las personalidades de los políticos a veces no nos ayudan, pero las negociaciones en términos políticos afortunadamente no me toca hacerlas a mí, sino a la Secretaría General de Gobierno…

¿En algún momento ha habido algo que usted haya desarreglado por sus expresiones para que luego otro haya tenido que intervenir para arreglarlo?
…Pues ojalá y sí, pero yo creo que los políticos debemos ser de piel menos delicada, y más conscientes de que aquí no venimos a molestarnos por la cara que nos hizo otro, o por el tono en el que nos abordaron.

Diego Monraz no identifica a los actores que más han confrontado la apuesta gubernamental del Macrobús para la zona metropolitana, pero diagnostica el aquí y ahora, a 40 días del relevo en los ayuntamientos locales.

“Estamos en el momento de las pasiones desbordadas, en el momento de los protagonismos partidistas y políticos de algunos personajes, pero la ciudadanía lo que espera son re-sul-ta-dos; si somos conscientes de la gravedad del momento en que estamos, asuntos de permisos y trámites, en las actuales administraciones o en las que vienen, no deben impedir que nos pongamos de acuerdo: o cambiamos de actitud, o la ciudadanía nos cambia a nosotros”.

Provocador, ironiza: “Hay políticos a los que nadie les ha dicho que ya ganaron una elección y que deben cambiar de actitud. El Macrobús no tiene ningún problema jurídico, esto es un asunto de un trasfondo turbiamente político, pero la gente está cansada de este tipo de espectáculos bochornosos”.

Para Monraz no hay otro horizonte posible: dentro de tres años, la zona metropolitana tendrá cuatro líneas de Macrobús, un tren eléctrico de Tlaquepaque a Tlajomulco y un tramo adicional de tren ligero “en algún punto” de la gran ciudad. Tal vez ocurrirá, como dijo el Maquío Clouthier: “Con, sin, o a pesar de los políticos”.

Comentarios