Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 15 de Diciembre 2017

|

Nueva etapa

La elección de dos consejeros del nuevo Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEyPC), realizada el pasado lunes por el pleno del Congreso del Estado, abre una nueva etapa en el organismo responsable de conducir el proceso electoral que servirá para que los ciudadanos voten por nuevas autoridades municipales y diputados locales.

El trayecto que ha seguido esta institución creada a raíz de las reformas constitucionales efectuadas por la actual legislatura (que produjo también el nuevo Código Electoral), ha sido complicado y a veces ha quedado la impresión de que los diputados locales complicaron demasiado los procedimientos, con el fin de satisfacer las exigencias de los partidos políticos. Los cambios legales que daban paso a la elección de nuevos consejeros tuvo un serio tropiezo ante las instancias jurídicas, que consideraron improcedente dar por terminado de manera anticipada el encargo para el que habían sido electos los consejeros en el año 2005.

Con un nuevo presidente y otro consejero que se ha integrado al IEyPC, se marcan los tiempos para cumplir con el calendario electoral, si bien es cierto que todavía no están superadas todas las pruebas jurídicas que ciudadanos y partidos pueden plantear a este nuevo andamiaje institucional.

A Jalisco le conviene que quienes estarán en el papel de árbitros de la contienda electoral que muy pronto iniciará y se desarrollará hasta julio del próximo año, demuestren sus capacidades, estén a salvo de sospecha y ofrezcan a la ciudadanía certidumbre jurídica, imparcialidad, transparencia y el resto de los atributos que deben tener para ganarse la confianza de todos los votantes, así como de los contendientes que buscan acceder a los puestos públicos en juego.

Si hay algún partido político que tiene reservas sobre la correcta conducción del proceso electoral, es tiempo de que presente sus argumentos, que los justifique en el marco jurídico que le da vigencia a la actuación de las instituciones, y que todos pongan de su parte para que los jaliscienses tengan, no un árbitro al gusto de los participantes, sino serio y profesional que asegure que todos los votos contarán, y se contarán bien.

Temas

Lee También

Comentarios