Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 20 de Octubre 2018

|

Nuestros amigos los árboles

Por: EL INFORMADOR

POR GABRIEL PAZ



Todos los árboles del mundo son mis amigos y los tuyos también, lector amable. Cuando veo esas extensiones que fueron bosques, convertidas en espacios donde se amontonan ramas y trozos de lo que fueron árboles, siento como un fuerte y doloroso golpe en el pecho y me digo: "Nos han robado... nos han herido... nos van matando".
Esto me lleva a un árbol, maculis en especial, que fue plantado en una avenida cercana a donde yo vivía. Lo vi chiquito, protegido por una especie de jaula de madera que lo rodeaba, evitaba no sólo que algún paseante lo dañara sino que, además, protegía su futuro.
Siempre que iba por su cercanía lo buscaba y veía cómo iba creciendo, formaba parte de la fila de árboles de la avenida, con el tiempo se convirtió en un árbol frondoso cuyas ramas se unían a las de enfrente formando una especie de florido túnel.
Alto árbol, cuando cumplió 20 años ya era un bello ejemplar adulto. Los árboles con suerte viven casi una eternidad. Mas no todos los árboles la tienen.
Varias veces he pensado que, que si al mismo tiempo que mi árbol amigo hubieran sido plantados muchos otros árboles en esos terrenos que los taladores dejan pelados ahora habría varios hermosos bosques donde hoy hace la erosión su obra destructiva.
¡Cuántas veces nos hemos enterado de los hombres que están destruyendo los hermosos bosques de México y del mundo! Un árbol caído es un espectáculo triste y muchos mueren por el hacha del ambicioso que pretende hacerse rico con la madera. ¿No hay modo de detenerlos a todos o hay complicidad?
No cabe duda de que esos individuos que matan bosques en provecho propio, con la intención de enriquecerse hoy, no piensan en el futuro y les importa muy poco saber que todos los árboles que tiran no son únicamente de los mexicanos de hoy, sino de todos los que han de sucedernos.
Muy bien sería que alguna vez se pensara en serio en esos hombres del mañana. Si la situación no se remedia, nacerán en una patria sin bosques, sin aire puro y llena de charcos de agua contaminada que podrían ser cristalinas lagunas. A eso puede reducirse la herencia que la imprevisión y la ambición de la actualidad les dejará.
Debemos de crear y cuidar hermosos bosques. Hay quienes se dedican a ello, lo que pasa es que a esto le dan poca propaganda o tenemos prisa y no nos detenemos en recrearnos que a lo mejor esta situación puede tener remedio.
Los árboles no sólo purifican el aire y dan madera y sombra y frutos, además evitan la erosión de las tierras. La tierra fértil sin la protección de las raíces de los árboles que la aferran va deslizándose y tal vez las aguas de un río cercano se llena del polvillo rojizo que es todo un tesoro.
Amigos árboles, que la gente que puebla la Tierra aprenda y sienta en lo hondo de su ser que vosotros también sois pobladores del planeta y que os protejan, defiendan y multipliquen.

GABRIEL PAZ / Escritora.

Correo electrónico: macachi809@hotmail.com

Lee También

Comentarios