Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 12 de Diciembre 2019
|

Nombre secreto: Mariposas

Por: EL INFORMADOR

Muy al estilo de los años sesenta, transcurre la historia de las legendarias hermanas Mirabal, que pertenecientes a la clase media alta de la República Dominicana participaron en la fundación y apoyo del denominado “Movimiento 14 de junio”, de resistencia al régimen del dictador de la República Dominicana Rafael Leónidas Trujillo (1891-1961), quien asoló la Dominicana por más de tres décadas durante las cuales asesinó, torturó, masacró y despojó de sus bienes a numerosas familias, entretanto esquilmaba a su país, calculándose a su muerte que poseía una fortuna cercana a los 600 millones de dólares.

Luego de la eliminación del “Movimiento 14 de junio” (1959) y el asesinato de las hermanas Mirabal en noviembre de 1960, sumados al atentado contra Rómulo Bentancourt, presidente de Venezuela, y la represión contra las autoridades de la Iglesia Católica, el régimen comenzó a decaer rápidamente por las sanciones económicas al mismo, hasta que Trujillo fue asesinado en 1961 por un grupo de cercanos colaboradores de su régimen. Con ese suceso termina para la República Dominicana una siniestra etapa dictatorial.

La fecha del asesinato de las Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), el 25 de noviembre, fue el símbolo elegido por la ONU para conmemorar el Día de la no Violencia contra las Mujeres.

Cabe señalar que su asesinato fue muy violento, pues los esbirros del régimen trujillista las asaltaron en un recodo de la carretera cuando venían de visitar a sus maridos en la prisión en que habían sido encarcelados por Trujillo, y así Patria, casada y madre de tres pequeños niños; Minerva, abogada famosa por su inteligencia, casada con Manuel Tavares, líder del movimiento y madre de dos niños, y María Teresa, casada y con un hijo, fueron golpeadas con garrotes hasta morir; posteriormente sus cadáveres y el de un vecino que hacía de chofer fueron metidos de nuevo en el vehículo que las conducía y el jeep fue precipitado al barranco.

Y la acción heroica de estas mujeres me recuerda la investigación que dio a conocer, con motivo del aniversario de la Revolución Mexicana, Peggy Bonilla (Jornada 21/11/09), escritora que investigó la vida de tres olvidadas mujeres revolucionarias que, sin embargo, fueron ensalzadas en canciones, corridos e historias contadas de generación en generación, como la de Valentina de Jesús Ramírez Avitia, coronela que participó en más de 20 batallas, su hoja de servicio está en el Museo del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana; originaria de Baja California, murió a los 113 años. Su vida está editada en un video. Otras dos mujeres que merecen ser rescatadas del olvido, luchadoras por la libertad, son María Talavera Brousse, zacatecana, sepultada en el panteón de Ensenada, y María Ortega Valdés, fusilada por los porfiristas, ella era sonorense.

La historia de las mujeres que merecieron la no violencia es muy larga, porque han estado presentes en cada episodio de los esfuerzos de la raza humana por superarse y alcanzar una vida plena en libertad; los hijos, esposos y compañeros de esas mujeres se motivaron con su presencia y encontraron el sentido de sus vidas en una lucha al servicio de los demás.

MARTHA GONZÁLEZ ESCOBAR / Divulgadora científica. UdeG.
Correo electrónico: marthaggonzalez@yahoo.com.mx

Lee También