Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018

|

¿No que no, presumida, no que no?

Por: EL INFORMADOR

Ayer... y hoy

¡Se los dije, y se los dije, pero no me hicieron caso!

Dada la situación y la crisis económica actual y sin tener razones para estar optimista; me veo en la necesidad de iniciar esta colaboración con el título arriba señalado, ahora que nuestro maltrecho peso sufre una nueva devaluación, algo que ya se los había advertido hace 10 años en un artículo que hoy repito, y si no lo cree amable lector, siga leyendo.

De 25 años para acá el peso mexicano se ha devaluado en 83 mil 750%; inició su caída traumática con Miguel Alemán Valdés (nos costó cara su eterna sonrisa) y siguió en picada con los presidentes calvos, Echeverría, López Portillo y el no menos pelón Carlos Salinas de Gortari, sin olvidar, claro está, la de Miguel de la Madrid Hurtado, agravándose en una forma escandalosa en el periodo de Zedillo con las devaluaciones iniciadas el día 20 de diciembre de 1994 que nos sumieron en la catástrofe económica como nunca se había visto en México, pues más que crisis, ha sido un caos económico que se ha  traducido en una verdadera bancarrota; endrogados hasta la coronilla, pero como las focas, “con el agua hasta el cuello, pero todavía aplaudiendo”, con el cierre masivo de empresas y comercios, lo que originó más de 10 millones de desempleados y 40 millones de mexicanos en extrema pobreza con otros dos millones de compatriotas que no les pueden pagar a los usureros bancos, a pesar del programa para ayudar a los de las c
arteras vencidas, porque dígase lo que se diga, lo cierto es que sólo para el que no quiera ver, la situación va de mal en peor.

Pero como dicen que por desgracia un mal nunca viene solo, siguen los conflictos, los problemas y los rumores, a tal grado que el mercado bursátil y cambiario parece una verdadera montaña rusa, ya que es suficiente que alguien en Wall Street abra la boca para que se inicie un sube y baja en la Bolsa de Valores, en las tasas de interés y en la cotización del peso frente al dólar, y ante esa situación que dura años enteros y la desazón que se vive, motivada por la inseguridad, el caos, la falta de dirección política y la crisis que nos agobia, el pueblo tiene ansia de conocer la verdad, de saber realmente qué es lo que está pasando en México, pues mientras las autoridades nos dicen que todo va bien, que las reservas del país son suficientes para enfrentar cualquier emergencia, que las exportaciones han aumentado en forma notable, que tenemos un superávit en la balanza comercial, en la realidad el pueblo padece hambre, tiene miedo, pues tanta lucha, tanto esfuerzo, y tantas privaciones en más de 20 años para ven
ir a acabar en que a Juanito lo bolsearon, que nos volvieron a saquear y que ahora no tenemos ni para las tortillas de mañana.

ADOLFO MARTÍNEZ LÓPEZ / Escritor.

Comentarios