Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 13 de Diciembre 2019
|

México tiene prisa

Por: EL INFORMADOR

Familia en equipo, igual a éxito

Jalisco tiene muchos orgullos para presumir con generosidad y fundamento, de que Jalisco es México. En Jalisco nacen los emblemas más reconocidos de nuestro país en el mundo, entre los que están por supuesto, nuestra música a través del mariachi, la bebida espirituosa y emblemática como el tequila, y por supuesto el único deporte internacional netamente nuestro que es la charrería.

Precisamente uno de esos orgullos se encuentra en el mejor equipo de escaramuza que ha dado México, integrado por una familia que agradece el esfuerzo a través del trabajo ordenado y con disciplina, pero principalmente reconociendo que desde los colaboradores más humildes de las caballerizas, y hasta el entrenador tienen que pasar por un sistema minucioso de trabajo de responsabilidad, eso es lo que ha derivado a que ese equipo, Las Alteñitas, la escaramuza formada a través de la familia Zermeño Barba e integrantes, sean las únicas cuatro veces campeonas a nivel nacional y nuevamente orgullo de Jalisco.

Yo los invito a que tomemos ejemplos de casos de éxito como Las Alteñitas, que veamos cómo con vergüenza, trabajo esforzado y entender de repente que alguien pueda aportar algo valioso, y sumar en beneficio al equipo, da por resultado el éxito.

Y lo digo porque me consta, que desde los abuelos fueron forjadores de una disciplina, carácter y herencia que hoy preserva la mexicanidad transformada en deporte y arte, en donde se conjuga un binomio con la bestia más noble que es el caballo, con la esencia femenina de Jalisco, y hoy nos dan por ejemplo, cuatro campeonatos nacionales.

Con mucha emoción y lágrimas me tocó ver con qué humildad esas señoritas, y varias señoras, por cierto todas son o una tía, o todas primas hermanas o hermanas entre sí, dirigidas por un primo hermano, los que en este equipo han logrado poner en alto el nombre de la familia Zermeño Barba, plenamente identificada con la charrería y la salvaguarda de los valores muy nuestros.

Les decía cómo me tocó ver que una de ellas, con los ojos llorosos daba las gracias, desde la señora que plancha los vestidos o el caballerango que prepara con cuidado a los caballos, y hasta sus padres, o madres, o tíos, o abuelos, o hermanos, o amigos, que siempre fueron solidarios subsidiarios, para acompañarlos en toda clase de aventuras a cambio de trabajar por generar éxito.

Me siento muy orgulloso de ser amigo y familiar de esta ejemplar familia, y me da gusto poder compartir con ustedes que los éxitos se pueden lograr a través del trabajo colectivo, la planeación, disciplina, evaluación y corrección oportuna.
Hago votos por ese México que tiene prisa de que los tiempos mejores lleguen de una vez por todas; felicito y agradezco a los Zermeño Barba por compartirnos esta cultura del trabajo en equipo, y sobre todo que sigan los éxitos, muchas felicidades y que Dios los bendiga.

RAÚL ALEJANDRO PADILLA OROZCO  / Consultor y empresario.
Correo electrónico: rapo@rapo.com.mx

Lee También