Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 11 de Diciembre 2019
|

Mauricio Fernández, narco y mentiroso

Por: EL INFORMADOR

Dice la conseja popular: si tiene cola de pato, patas de pato, pico de pato y grazna como pato, podemos suponer que se trata de un pato.

Y ese parece ser el caso del alcalde de San Pedro Garza García, Nuevo León, cuyos pasos, poses y promesas dejan ver que mantiene presuntos vínculos con el narcotráfico, que habría cedido la plaza al cártel de los Beltrán Leyva, y que su promesa de limpieza de narcos y secuestradores al municipio más rico del país no es más que evidencia de que se trata de “un pato”.

¿Quién puede garantizar limpieza de criminales y narcos en tal o cual territorio del país? Sí, sólo los criminales y narcos.

Pero hay más. ¿Por qué razón la PGR declaró a Mauricio Fernández? Por eso, porque investigaciones oficiales lo vinculan con el narcotráfico, porque un seguimiento puntual de sus pasos, poses y promesas —y de los ajustes de cuentas de los cárteles que operan en Nuevo León— concluye que todos podemos suponer que Fernández mantiene presuntos vínculos con el narcotráfico.

Pero no obstante las evidencias en manos de autoridades federales, lo peor del caso sería que el propio Gobierno azul —y el presidente del PAN, César Nava— decidiera solapar a Mauricio Fernández y que, por razones políticas, pretendiera ocultar sus nexos con criminales. Pero además de supuestos lazos con los narcos, el alcalde de Garza García resultó todo un mentiroso. ¿Quién le informó —antes que la PGR lo conociera— que en la Ciudad de México había sido asesinado El Negro Saldaña?

Mentirosillo, Fernández dijo que le informó el gobernador de Nuevo León, luego que había sido un “pitazo”, más adelante que cuates de Estados Unidos, y sólo faltó que dijera que había sido revelación divina. Lo cierto es que sólo pudo informarle quien mató o mandó matar a Saldaña. ¿Y quien mató a El Negro? Los jefes de El Negro. ¿Y quiénes son? Los Beltrán Leyva, que controlan buena parte de Nuevo León.

Resulta que en días previos a la toma de posesión de Mauricio Fernández, la autoridad federal descubrió una misteriosa ola de crímenes de secuestradores y sicarios al servicio de los Beltrán Leyva. El último fue El Negro Saldaña. Los crímenes parecen la limpia anticipada que ese cártel habría prometido a Mauricio Fernández.

La hipótesis oficial es que los Beltrán Leyva —Arturo es El Jefe de Jefes— habrían vendido protección, limpieza y orden al alcalde de Garza García a cambio de entregar la plaza. Pero no contaban con la estupidez de El Loco, quien puede terminar en prisión. No es nueva la protección a cambio de plazas municipales. Volveremos al tema.

Lee También