Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 23 de Septiembre 2018

|

Lo divertido del asunto

Por: EL INFORMADOR

Si no fuera tan lamentable, sería divertido: en la era del conocimiento, la electrónica al servicio de la información proporcionó a los impugnadores del proyecto privatizador de Petróleos Mexicanos (Pemex) lo que se podría llamar la cereza del pastel, ya que pudieron acceder a los mensajes enviados por internet del presidente de la Bolsa Mexicana de Valores acerca de los bonos petroleros, 10 días antes de que se presentara la reforma energética. Una nota merecedora de premio periodístico del reportero Antonio Guzmán, del programa radiofónico: "De una a tres" que conduce Jacobo Zabludowski, quien procuró entrevista con el funcionario que se negó a ser entrevistado.

Guzmán ubicó como destinatarios del correo a Alejandro Reynoso, funcionario de la Bolsa Mexicana de Valores y ex asesor de Carlos Salinas; Fernando Quiroz, de Banamex; Carlos Gómez y Gómez, presidente del Consejo de Administración del Grupo Financiero Santander Serfin, y Gonzalo Rojas, de Scotiabank Inverlat. "Todos ellos son los encargados de manejar las tareas de tesorería o de administración de los bancos".

Descubierto el interés por los famosos bonos, en el olvido quedan las palabras de Felipe Calderón del 8 de abril, en que manifestó que difícilmente beneficiarán a los ciudadanos, aunque habló vagamente de que los tenedores de los bonos tendrían rendimientos semejantes a los de la paraestatal y costarían 100 pesos, por lo que se evitará sean acaparados "por unos cuantos".

Enrique Galván Ochoa, columnista, especialista en finanzas, anticipó que el ahorro en estos bonos no tiene sentido económico, ya que cada uno daría, cuando mucho, un rendimiento de siete pesos al año. Esos bonos tienen significado para los grandes grupos financieros. La prueba es que se anunció antes a los especuladores.

En la iniciativa se establece claramente que los tenedores de estos bonos "no tendrán ningún derecho patrimonial ni sobre el petróleo ni sobre Pemex". En realidad, los instrumentos, tendrán un valor de ahorro y darán rendimientos muy parecidos a los de los Certificados de la Tesorería. Pero esos documentos representan comisiones a los bancos y a quienes los vendan.

Una rápida revisión a la iniciativa en la parte de bonos ciudadanos: se establece que será la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) la que mediante disposiciones de carácter general establezca montos, plazos y rendimientos de los mismos. El artículo 41 de la iniciativa dice: "Las contraprestaciones que se consiguen en los bonos ciudadanos, por ningún motivo y en ningún caso otorgarán o concederán a sus tenedores derechos corporativos ni sobre la propiedad, control o patrimonio de Pemex".

Si se deseara realmente que haya participación colectiva en la inversión de Pemex, la gran pregunta es: ¿Por qué no se invierten las Afores en la productividad de la paraestatal?, así los trabajadores participarían en las ganancias. Con posibilidades de soñar, también podemos simular.

MARTHA GONZÁLEZ ESCOBAR / Divulgadora científica. UdeG.

Correo electrónico: marthaggonzalez@yahoo.com.mx

Temas

Lee También

Comentarios